Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Noticia patrocinada Gastronomía

Rompemos los mitos del congelado que nos impiden aprovechar todo su potencial

Verleal desmiente los mitos que aseguran que es mejor consumir verdura sin congelar

En muchas ocasiones los productos congelados mantienen mejor sus propiedades nutricionales que los mismos alimentos sin congelar.
En muchas ocasiones los productos congelados mantienen mejor sus propiedades nutricionales que los mismos alimentos sin congelar.
Actualizado el 19/10/2021 a las 06:00
La facilidad y rapidez de elaboración, la posibilidad de disponer de los alimentos sanos y nutritivos durante todo el año o el hecho de poder emplear la cantidad de ingredientes justos de cada receta, hacen de los alimentos congelados una magnífica solución, adaptada a los ritmos de vida actuales, para comer sano y evitar el desperdicio de alimentos.
¿Quién dijo que los congelados son menos sanos que los frescos y que tienen menos nutrientes? Durante años se han extendido falsos mitos sobre los alimentos congelados que hoy desde Verleal queremos derribar, para que conozcas todos los beneficios que los congelados pueden ofrecerte en tu dieta habitual. ¿Te apetece descubrirlos junto a nosotros?
1. Con el congelado, los alimentos pierden sus propiedades.
FALSO. Es más, en muchas ocasiones los productos congelados van a mantener mejor sus propiedades nutricionales que los mismos alimentos sin congelar. Esto se debe a que los alimentos que se comercializan ya congelados se congelan justo en el momento óptimo de la cosecha, por lo que se preservan todos los nutrientes naturales a -18 °C. En el caso de los alimentos frescos, estos pasan, en el mejor de los casos, varias horas desde que se cosechan hasta que llegan a nuestra mesa. Un tiempo durante el cuál los procesos biológicos naturales de degradación de los alimentos siguen su curso, con la consiguiente pérdida de nutrientes.
2. Los alimentos congelados contienen colorantes, conservantes y otros aditivos.
FALSO. Los alimentos congelados emplean únicamente el frío como técnica de conservación. El frío paraliza los procesos metabólicos de los microorganismos presentes naturalmente en los alimentos y responsables de su degradación. Al ralentizar estos procesos vitales, podemos mantener los alimentos aptos para el consumo durante más tiempo, sin la necesidad de emplear conservantes, colorantes u otro tipo de químicos artificiales como aditivos. En el caso de Verleal, por ejemplo, las verduras son sólo verduras, nada más y nada menos.
3. Para cocinar con congelados se requiere más tiempo.
FALSO. Si que es cierto que si queremos descongelar ciertos alimentos, como carnes o pescados, es mejor dejar que estos se descongelen poco a poco y a temperatura controlada, dentro del frigorífico. Sin embargo, en el caso de otros alimentos como las verduras, las legumbres o las hortalizas congeladas, estas pueden cocinarse directamente sin necesidad de descongelar. Las verduras de Verleal, por ejemplo, se congelan ya lavadas peladas, cortadas y preparadas (escaldadas, prefritas o asadas, según el caso), por lo que el ahorro de tiempo en el cocinado de las recetas es una de sus grandes ventajas 
4. Es mejor comprar los alimentos y congelarlos en casa.
FALSO. De hecho, desde el punto de vista de la preservación de los nutrientes, no tiene ningún sentido comprar alimentos no congelados cuyo destino directo va a ser el congelador de casa. Y es que durante el tiempo que pasa desde la recolección de los alimentos hasta que estos llegan al cajón de nuestro congelador, la pérdida de nutrientes es constante.
Así, lo más inteligente es llenar nuestro congelador con productos comprados ya congelados, ya que los procesos industriales de congelación son mucho más rápidos y paralizan la degradación de los alimentos de manera mucho más efectiva. Así, los alimentos congelados conservan mejor su aporte nutricional, su sabor y su textura, que si los compramos frescos para congelar en casa.
5. Los alimentos congelados son menos sostenibles
FALSO. Los alimentos congelados suponen el principal aliado en la lucha contra el desperdicio alimentario. En este sentido, adquirir alimentos congelados como el caso de las verduras, nos ayuda a que estas no se pongan malas y tengamos que terminar tirándolas a la basura. Con las verduras congeladas podremos utilizar únicamente la cantidad de alimento que necesitemos en cada momento, volviendo a guardar en nuestro congelador la parte que no necesitemos para emplearla más adelante. De esta manera no sólo contribuirás a reducir el desperdicio alimentario, sino que además ahorrarás dinero. 
Desmitificados estos falsos mitos sobre los alimentos congelados, ya no hay excusas para comer sano y rico en cualquier momento, de forma rápida y sencilla. Y si aún albergamos alguna duda de la calidad de los alimentos congelados, estas sabrosas chips de alcachofas crujientes Verleal. o esta deliciosa receta de crujiente de judías verdes y brócoli seguro que nos acaban de convencer. 

ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones