x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
QUÉDATE EN CASA

Una receta y un truco: Calabacines luna rellenos

Aquí están rellenos de carne picada con tomate pero las opciones son miles.

Aquí están rellenos de carne picada con tomate pero las opciones son miles.

Actualizada 05/05/2020 a las 09:00
A+ A-

Ingredientes:
4 calabacines luna
300 g de carne picada
salsa de tomate
1 diente de ajo
1 cebolla
queso rallado
aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta

Elaboración:
Paso 1: Cortamos la parte del arriba del calabacín como si fuera una tapa. Vaciamos el contenido con la ayuda de una cuchara, con mucho cuidado de no cortar los bordes. Reservamos la carne que vamos sacando.
Paso 2: Cortamos el ajo y la cebolla muy, muy finitos y los rehogamos en una sartén con aceite de oliva. Añadimos después la pulpa del calabacín que hemos vaciado cortada muy pequeña y que se haga también.
Paso 3: Añadimos también la carne picada y que se haga bien todo junto.
Paso 4: Echamos a la sartén la salsa de tomate y mezclamos con la ayuda de una cuchara de madera. Que se impregnen los sabores.
Paso 5: Rellenamos los calabacines, los coronamos con el queso rallado y los metemos al horno, a gratinar. Cuando el queso esté tostado estarán listos, no necesitan más tiempo porque todo están hecho. ¡Y se puede comer todo, la cáscara también!

Perfectos para una ración individual


Propiedades. A diferencia de los calabacines alargados, estos calabacines redondos, también llamados calabacines luna, son mucho más cómodos para rellenar porque suelen tener un tamaño perfecto para una ración y dentro queda hueco suficiente para una buena cantidad de relleno. Las propiedades son las mismas que los calabacines que conocemos, los más comunes y que son tan sanos. Un calabacín pequeño, de unos 180 g, aporta casi el 60% de la vitamina C que se necesita al día, en torno al 20% de la B6, el 15% de la B1 y del ácido fólico y el 8% de la vitamina A. También el 4% del calcio y el hierro. Vitaminas y minerales se concentran sobre todo en la piel, que conviene conservar siempre que la frescura del calabacín lo permita. Se aconsejan en dietas de adelgazamiento por su pobreza en sodio y calorías (solo 20 en 100 g), mientras que su suavidad los hace idóneos para estómagos delicados y en casos de estreñimiento.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra