Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Verano

Protegerse del sol en horas centrales para evitar golpes de calor

El gremio de enfermeras advierte de que las temperaturas elevadas pueden provocar agotamiento, al reducirse los fluidos corporales y las sales minerales por la sudoración excesiva, o un golpe de calor

tomar el sol
Persona tomando el solCEDIDA
  • efe
Publicado el 01/07/2021 a las 17:57
Evitar el sol en horas centrales para evitar golpes de calor en las horas centrales del día son algunas de las recomendaciones de la Organización Colegial de Enfermería en la campaña puesta en marcha para aprender a reconocer los síntomas del agotamiento y del golpe de calor, y saber actuar ante ellos.
En un comunicado difundido este jueves, el gremio de enfermeras advierte de que las temperaturas elevadas pueden provocar agotamiento, al reducirse los fluidos corporales y las sales minerales por la sudoración excesiva, o un golpe de calor, provocado por una exposición prologada al sol o por realizar actividades físicas en ambientes calurosos o con poca ventilación.
El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, ha advertido de que hay que "evitar permanecer dentro de un vehículo estacionado y cerrado al sol, así como utilizar aparatos que produzcan calor, como el horno, la tostadora o el secador, que aumentanla temperatura ambiental".
Las enfermeras también recomiendan evitar exponerse al sol en las horas centrales del día -de las 12 a las 17 horas-, reducir la actividad física y el deporte en el exterior durante dicha franja.
Igualmente, recalcan la importancia de beber agua frecuentemente incluso sin sed, a no ser que exista una restricción hídrica por patologías u otros motivos, hasta llegar al litro y medio o a los dos litros al día entre agua, zumos y bebidas isotónicas.
Evitar el consumo de cafeína, alcohol o refrescos azucarados, es otra de sus sugerencias, ya que favorecen la pérdida de líquido corporal.Alertan de que hay que tener especial vigilancia con las personas mayores, sobre todo si viven solas o son dependientes, con las personas enfermas o medicadas, con quienes tienen sus facultades mentales disminuidas o con las que tengan sobrepeso.
Las enfermeras insisten en avisar a los servicios de urgencias lo antes posible en caso de notar sequedad, piel roja, pulso rápido, dolor intenso de cabeza, mareos, confusión, debilidad muscular o calambres, náuseas, vómitos o pérdida de conciencia.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones