x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Vivir
Gastronomía

La problemática vecindad de la cerveza y la catedral luterana de Riga

La capital letona acoge, envuelta en polémioca, el Día Mundial de la Cerveza

alt

Una cerveza.

DN
Actualizada 01/08/2019 a las 10:09
Etiquetas
  • EFE. Riga (Letonia)
A+ A-

La celebración en Riga del Día Mundial de la Cerveza ha causado una reacción de protesta de un destacado vecino, la Catedral luterana, cuyas objeciones al evento han conseguido la suspensión del acto previsto en las calles de la capital letona para este viernes.

El mercado especial de ese día iba a reunir a representantes de unas 50 cerveceras procedentes de diversos lugares de este país báltico, así como comerciantes de quesos, pan, comida callejera y productos artesanales, según Andrejs Slkors, de la organización letona del ramo Alus Braliba (Hermandad Cervecera).

Slkors declaró que estaba sorprendido y decepcionado por que se prohíba un evento que no es diferente de otros mercados y ferias organizados en el mismo lugar, la Plaza de la Catedral, con bebidas alcohólicas a la venta y recordó que el habría atraído a miles de personas, turistas incluidos.

Elija Godins, pastor de la Catedral, dijo que un evento "que publicita beber cerveza" no es adecuado para la histórica plaza en el centro de la ciudad vieja de Riga.

Sin embargo Godins, que es también responsable de el edificio de la Catedral, de 800 años de antigüedad, admitió que no existe una doctrina específica luterana detrás de sus objeciones: basó su rechazo en que la zona ha tenido un papel destacado en la historia reciente del país y que merece cierta dignidad.

En la plaza de la Catedral fue donde se levantaron barricadas junto a la sede de la Radio Letona y el vecino Parlamento (Saeima) durante la represión soviética del movimiento de independencia letón, a principios de 1991, recordó Godins.

Ugis Vidauskis, principal portavoz del Ayuntamiento de Riga, dijo que esta es la primera vez en la reciente historia de la capital que un evento en la plaza se suspende por las objeciones planteadas por una institución vecina.

Según las ordenanzas municipales, cuando un evento se convoca cerca de "lugares culturales protegidos", como la Catedral de Riga y otros edificios y zonas de la ciudad vieja, se tienen que respetar las objeciones planteadas por ciudadanos como Godins, como responsable que es de una iglesia histórica.

En una declaración oficial, el Ayuntamiento dijo que los organizadores del mercado de la cerveza habían rechazado ofertas para instalarlo en otro sitio diferente de la ciudad vieja.

Jana Jeruma-Grinberga, pastora de la iglesia anglicana de San Salvador, que también está en la ciudad vieja de Riga, se mostró sorprendida por las objeciones de Godins al evento del Día Mundial de la Cerveza.

"Martín Lutero bebía cerveza y su mujer la elaboraba", declaró la pastora, nacida en el Reino Unido y que ha servido tanto a la congregación luterana como a la anglicana.

También dijo que la plaza de la Catedral está rodeada de bares y restaurantes que sirven alcohol todos los días.

"Encuentro raras las objeciones del pastor Godins, creo que necesitamos una política municipal clara acerca de los eventos que permitimos en la ciudad vieja de Riga cuando la gran afluencia puede afectar al acceso a los lugares de culto cuando hay servicios regulares", dijo Jeruma-Grinberga.

La pastora agregó que sus feligreses a veces tienen dificultades para acceder a su iglesia cuando se celebran festivales o eventos dominicales en la zona.

Letonia tiene unas 450.000 personas que se consideran luteranas y la suya es la religión dominante del país, seguida de la católica, con unas 377.000 personas; según la Constitución letona, existe separación entre la Iglesia y el Estado.

La Catedral de Riga, cuya primera piedra como templo católico fue puesta en 1211, es la iglesia medieval más antigua de los países bálticos y un icono que figura en postales y anuncios turísticos de la capital.

El edificio fue dañado en varias ocasiones por guerras, incendios y protestas, incluida la destrucción de la mayor parte de sus altares interiores y objetos decorativos por parte de una sublevación luterana en 1524, cuando la Reforma llegó al territorio de la actual Letonia.

Durante la época soviética, la iglesia fue utilizada como sala de conciertos por la existencia en su interior de un órgano muy apreciado mundialmente.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra