Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

NOTICIA PATROCINADA
Información comercial

El bocadillo, la clase obrera de la gastronomía

Es hora de hacer un alegato en favor de este manjar de una versatilidad infinita

Foto de dos personas preparando bocadillos
Dos personas preparando bocadillos
  • DN
Actualizada 26/10/2018 a las 14:03

El bocadillo es el gran olvidado de la gastronomía universal. En un mundo en el que afloran las estrellas Michelin, se cocina con nitrógeno líquido y la presentación cuenta tanto como el sabor, el bocadillo es como un albañil con su mono sucio de trabajo en la alfombra de los Oscar. El bocata carece del glamur de otros platos pero es, indudablemente, una de las estrellas de la gastronomía. La clase obrera de la cocina a la que todos hemos recurrido alguna vez. Es hora de hacer un alegato en favor de este manjar de una versatilidad infinita.



Un bocadillo es una pieza de pan cortada por la mitad a la que se le introduce cualquier alimento en medio. Y de esta afirmación se extraen todas las virtudes que ofrecen los bocatas. En primer lugar es fácil de preparar. Solo hay que cortar el pan y colocar en su interior lo que vayamos a comer. Más sencillo, imposible. Es también muy rápido de preparar. En un minuto está listo. La comodidad es otra de las virtudes del bocadillo ya que se puede preparar en cualquier sitio. Lo ideal es cortar el pan con un cuchillo pero, en el peor de los casos, también se puede abrir con las manos; para prepararlo solo se necesitan los ingredientes. Es una comida muy variada. El pan acepta todo tipo de ingredientes: dulces o salados, carne, pescado, vegetales, salsas... realmente los límites de los bocadillos están en la imaginación. Y encima es una comida muy barata. Se pueden hacer bocadillos desde un euro. Dependerá de qué quieras el bocadillo y cuánto dinero estés dispuesto a gastar. De nuevo las opciones son infinitas. El bocadillo más caro del mundo, el Quintessential Grilled Cheese cuesta 180 euros y sus ingredientes son pan especil francés Pullman, creado con champán Don Perignon y copos comestibles de oro de 24 quilates, queso caciocavallo -uno de los más raros del mundo-, mantequilla de trufa blanca, y un toque de crema de bogavante sudafricano. Nada que ver con el típico bocata de chorizo.



La calidad de un buen bocadillo reside en la materia prima. Un buen pan es fundamental. Con idéntico contenido, la experiencia de comer un bocata es totalmente diferente si elegimos una baguete, pan de cereales, pan de cristal o la clásica viena. Y desde luego, no es igual el pan de una tienda 24 horas de alimentación, que el que vende una panadería gourmet. La calidad del pan que se hace en España es algo que ha ido cayendo en picado en los últimos lustros. El mantra "ya no se hace pan como el de antes" se ha convertido, casi, en una realidad. Sí se hace, pero en muy pocos sitios -y eso suele notarse en el precio-. De igual modo, la calidad de los ingredientes será determinante en la elaboración de un bocadillo. Hay mucha diferencia entre el jamón hembra de cualquier supermercado y un jamón ibérico de bellota 5J. Ni que decir tiene que el precio tampoco será el mismo.



El bocadillo nunca pasa de moda. El rey de las meriendas -¿quién no ha comido alguna vez un bocata de chorizo o de chocolate?- es el mejor recurso para matar el hambre. Larga vida al bocadillo y al papel de plata que lo envuelve.


Fuente: https://www.thecooksters.com/bocadillos/
 

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE