Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Crimen de Lardero

“Intentó llevarse a mi hija del parque cuando jugaba con otras niñas”

Una madre avisó dos semanas antes a la Policía Local por otro intento de secuestro

Ampliar La madre cuenta cómo Almeida intentó raptar a su hija
La madre cuenta cómo Almeida intentó raptar a su hijaFernando Díaz
  • J.Ruiz/D. Marín. Logroño
Publicado el 30/10/2021 a las 08:40
La entrada a las aulas del colegio Villa Patro de Lardero fue este viernes la más silenciosa que se recuerda. Los más pequeños trataban de jugar, se gritaban y llamaban a voces, pero sus padres les reconvenían. Durante la mañana, muchos miraron dos y tres veces al interior del centro para confirmar que sus hijos estaban dentro, en un lugar seguro. Muchos les besaron y abrazaron con más fuerza que otros días.
Las caras de los mayores no engañaban. Gafas de sol oscuras y mascarillas ocultaban, parcialmente, los efectos de la trágica noche del jueves. Carolina Marín era una de ellas. Llegó más tarde, cuando el crimen ya se había cometido, pero no tuvo dudas sobre quién estaba detrás de los hechos.
Hace dos semanas, asegura, Francisco Javier Almeida López de Castro intentó llevarse a su hija. “Estaba frecuentemente por el parque. Se dejaba ver, sobre todo, por la zona del pasaje (un paso que conecta el Parque Entre Ríos con la calle Río Linares frente al número 5, donde mató a Álex)”, explicaba Marín recordando lo que le sucedió a su hija. “Estaba jugando con otras niñas en la zona más cercana al pasaje y en un momento dado el balón se les escapó. La niña fue hacia el balón y este hombre apareció diciéndole que le acompañara, que le quería enseñar una cosa. Afortunadamente, la niña es desconfiada y vino, junto a otra de las amigas, al lugar en el que estábamos”.
Aquel día, “horrorizada”, llamó a la Policía Local, que acudió al lugar de los hechos. “Estuvieron buscándole con la descripción que dieron las dos niñas, pero se escondió y no fue posible encontrarle”. 
Su hija no fue la única a la que el asesino de la agente inmobiliaria en 1998 trató, presuntamente, de llevar a su casa mediante engaños similares al de Álex. Otra madre, muy afectada por lo sucedido, como el resto de las familias de la zona, explicaba ayer por la mañana que “estando en la zona del pasaje se le acercó [a su hija y a sus amigas] y les dijo que si querían que les enseñara unos pajaritos que tenía en casa”.
SILENCIO Y TRISTEZA EN EL BARRIO
El barrio Entre Ríos de Lardero fue invadido ayer por el silencio y la tristeza, a lo que ayudó el desapacible día en lo meteorológico. Numerosos periodistas se acercaron al número 5 de la calle Río Linares, el inmueble donde el jueves apareció muerto Álex.
Coincidiendo con la salida de los estudiantes del colegio, muchas familias se acercaron al parque para colocar flores en la zona de juegos en memoria de Álex. Si los ánimos en la noche del jueves, tras el suceso, eran tensos, llenos de rabia e impotencia, ayer imperaba la desolación.
Padres y niños depositaron claveles blancos y peluches en memoria del niño también en el portal de la calle Río Linares. Héctor, vecino de la zona, decía: “Esto es una tragedia, algo que piensas que nunca va a pasar, no te puedes fiar de nadie”. Junto a él, Nadia aseguraba que “debería haber un control de la gente que ha hecho algo en el pasado, por lo menos que no vivan cerca de un colegio”. 
Mayte, también presente en el parque, juzgaba lo ocurrido: “Es horrible aprovecharse de la inocencia de un niño para hacer algo así”.Andrés comentaba que era una vergüenza que se supiera de la existencia del asesino en la zona y no se hubiera hecho nada. “Siempre se sentaba en un banco de esta plaza, lo conocíamos todos y lo intentábamos evitar, aunque no sabíamos sus antecedentes, que pase esto es increíble. Aquí hay varios niños que nos han dicho a los padres que les ha perseguido”.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones