Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Almería

Condenada por dejar morir de hambre a su perro, que comía de los restos de otro fallecido

La sentencia impone a la acusada una pena de prisión de tres meses, al tiempo que la inhabilita durante un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con los animales y su tenencia

Fallece un ciclista atropellado por un vehículo en Roquetas de Mar (Almería)
El Ayuntamiento de Roquetas de Mar, en Almería.
AYTO ROQUETAS
  • Europa Press. Almería
Actualizada 30/09/2018 a las 10:41

El Juzgado de lo Penal número 1 de Almería ha condenado a S.C.S.O. por un delito de maltrato animal por mantener en pésimas condiciones de salubridad y alimentación a un perro de raza Yorkshire Terrier que se habría estado alimentando de los restos de otro perro ya fallecido que se encontraba en el mismo piso.

La sentencia, dictada en firme tras la conformidad de las partes, impone a la acusada una pena de prisión de tres meses, al tiempo que la inhabilita durante un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con los animales y su tenencia, si bien le suspende la pena privativa de libertad por un periodo de dos años con la condición de que no delinca durante ese periodo.

El fallo, dictado tras la modificación del escrito provisional del fiscal, aplica la mínima por un delito recogido en el artículo 337 de Código Penal, que castiga con penas tres meses y un día a un año de prisión al que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal y le causara lesiones, entre otros aspectos.

En este caso, la sentencia da por probado que durante un tiempo indeterminado antes del 8 de marzo de 2013, la acusada mantenía sin prestar las condiciones mínimas de alimentación y salubridad en su domicilio de Roquetas de Mar a un perro, que se encontraba en condiciones "deplorables".

Fruto de su actuación, el animal padecía deshidratación severa, caquexia, mal estado general, distenia y ataxia, de tal forma que falleció a las 48 horas después de que una empresa de recogida de animales se hiciera cargo de él. En la misma vivienda se encontró además un perro muerto que había servido al anterior para alimentarse.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE