Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Opinión

Días y noches

Ampliar Miles de personas se han reunido este domingo a medianoche en la plaza Consistorial de Pamplona y sus alrededores para despedir los Sanfermines de 2019 con el tradicional 'Pobre de mí'.
Imagen de un 'Pobre de Mí' anterior
  • Jose Miguel Iriberri
Publicado el 14/07/2022 a las 06:00
Fin de fiesta. El día 14 tiene algo del 6 (la traca del cierre), un poco del 7 (la función de la Octava) y toda la marea festiva del resto de los días, desde las dianas a los fuegos. Efectivamente, el 14 tiene de todo. Lo que no tiene es futuro. Se acabó. Cae el telón a las 24.00 horas y la ciudad se apresura a recuperar el escenario del 5 de julio pasado, que a efectos sanfermineros está infinitamente más lejos ya que el lejano 6 de julio del 23. Hoy toca meterse a la cama bien cansados y llorados tras el festejo del Poble de mí, cuya alegría estalla como el chupinazo, pese a la letra del cántico y la lágrima seca del cantor. Ya falta menos.
Los Sanfermines de la recuperación no dan más de sí. Instituciones y vecinos repasamos las jornadas, sacando conclusiones para la también ritual comparación con otros años, en un imposible termómetro de sentimientos. Los Sanfermines se retratan cada día en la calle, a todas horas, porque son un ir y venir continuo, de sol a sol, por el mapa de la fiesta. Los días y las noches van dejando un álbum de postales.
Durísimos los retratos de la violencia desatada por los reventadores apostados en la calle Curia. ¿Cómo era aquello de “mira caras y verás leches”? Pues eso. Dice el alcalde Enrique Maya que van a por la Procesión. También. De momento, y al grito de “UPN kanpora”, marcan un objetivo. Al alcalde le dieron brutalmente en la cara del policía municipal herido. A saber lo que hubiera podido pasar a los ediles de Navarra Suma y también a los de PSN, de no mediar la valiente y profesional actitud de los municipales. No es nuevo en la Curia. Van a por esos ediles para que al menos se lleven los golpes de la amenaza, a ver si dejan de presentarse a las elecciones. Y sobre todo, de ganarlas por el libre voto de ciudadanos libres. Enrique Maya, no se olvide, ha colocado recientemente una bandera de Navarra en la Plaza de los Fueros (de Navarra) y ha puesto a una plaza el nombre de la Constitución del 78, la de la Transición, el estado de derecho, la concordia y el encuentro cívico, inadmisible para los objetores de la democracia.
En este día 14 sin futuro festivo, hay que agarrarse a las postales de Unzué en un Chupinazo inolvidable; las de la multitudinaria Procesión, con expresiones de fe religiosa o cultural o las dos a la vez; los retratos de la riada de niños en los Gigantes, que siguen siendo gigantescos todavía en la era digital; el espectáculo increíble de los toros y los mozos en la calle. Lo de siempre, oiga. Lo de cada día, este año magistralmente presentado en nuestro DN a todo color. Sanfermines. Suerte la suya, ciudadano Maya, que le ha tocado de alcalde.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE