Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Opinión

Y cien más

Ampliar Imágenes de la cuarta corrida de la Feria del Toro con reses de La Palmosilla para los diestros Rafaelillo, Escribano y Leo Valadez
Imágenes de la cuarta corrida de la Feria del Toro con reses de La Palmosilla para los diestros Rafaelillo, Escribano y Leo ValadezJESÚS CASO
  • Jose Miguel Iriberri
Publicado el 12/07/2022 a las 06:00
A estas alturas de la conmemoración, nadie de por aquí tendrá la menor duda de que la Plaza de Toros de Pamplona ha cumplido cien años, contando de uno en uno desde 1922. Las dudas pueden asomar por el burladero sobre si cumplirá cien años más, hasta plantarse tan ricamente en 2122. O doscientos más, para dibujar un curvilíneo año 2222. ¿Seguro? Como tantas veces, también aquí la duda ofende. Peor aún, duele. Porque hablar de la plaza es hablar de las corridas y de los encierros. Y si a la fiesta le tocas el toro, y no digamos el santo, se queda en lo que vemos ahora mismo alrededor.
A ver si me entienden, no la vayamos a armar. Es solo por pegar la hebra. Yo no voy a los toros, pero apuesto decididamente por la conmemoración de 2122. Y me preparo para ella a base de caldico, quietud y unos baños en El Minetas, ahora que hemos recuperado el topónimo con la restauración del Baluarte de Parma. Aúpa el toro, sí, pero los ruedos van perdiendo arena por ahí fuera. Siempre nos quedará Pamplona, dirán ganaderos, toreros y aficionados, ante el panorama del mundo taurino. Pamplona, la afición de Pamplona. La que asegura unos llenos pertinaces, eso sí, nueve días de julio y ni uno más,
Pero qué días, señoras y señores abonados, detractores de la tauromaquia, animalistas y público en general. Lo del coso de 1922, camino de 2122, es pura “marca Pamplona”. Solo aquí se llenan tendidos, andanadas, gradas y globos aerostáticos si los hubiera, tres veces al día, tres. A las 08.00, con el encierro; al mediodía, con tauromaquia alternativa y por la tarde, con las corridas de toros. Mariano Pascal ha sacado la cuenta en SF22 y le salen 400.000 entradas vendidas al final de cada feria, sumando las visitas al Gas y al Apartado.
Cuatrocientas mil. Un seguro de vida para la feria. Y otro más para la plaza, que ya estaba asegurada en la Guía de Arquitectura de Pamplona. El edificio de Urcola, con la ampliación de Moneo, se codea con las mejores arquitecturas de la ciudad, todas ellas protegidas contra posibles regidores cenizos y antojadizos. Bueno, ustedes verán. He leído que, más que de un lugar, se huye de un tiempo. Yo no huyo; voy de camino hacia la plaza de 2122. Allí nos veremos. Ya iremos hablando.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE