Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sanfermines 2022

Y volvió el txistu

El Alarde de Txistularis celebrado este domingo en el Paseo de Sarasate mezcló historia y mitos de Navarra a través de un recorrido por ocho ríos

Ampliar Aspecto que presentaba el paseo de Sarasate en el alarde de txistularis
Aspecto que presentaba el paseo de Sarasate en el alarde de txistularisjesús caso
  • Asier Aldea Esnaola
Publicado el 11/07/2022 a las 06:00
El sol pegaba este domingo con fuerza en el Paseo de Sarasate. La gente comenzaba a llegar antes de las doce para ocupar los asientos del lado izquierdo, cobijados por la sombra. Algunos, recién acomodados en la silla, ya sacudían el abanico de un lado a otro insistentemente. Otros aprovechaban la poca sombra que quedaba y se sentaban en los bancos, lo más cerca posible de la copa de los árboles. Uno de ellos era Iker Garai, de 60 años y llegado desde Amorebieta (Vizcaya), donde reside. “Casi todos los años venimos. Es una de las cosas bonitas que hay en San Fermín. Siempre estamos hablando de que si la gente está tirada o no sé qué y hay cien mil cosas que se pueden ver que merecen la pena”, decía Garai. Y es que, al igual que él, decenas de personas acudieron al Paseo de Sarasate a escuchar la música del txistu. Por primera vez después de la pandemia el Alarde de Txistularis volvió a sonar en San Fermín.
ESPECTÁCULO INCLUIDO
Si algo lleva caracterizando al Alarde en las últimas décadas, ha sido su apuesta por buscar otros alicientes más allá de la música. En este caso los txistus han contado con la colaboración de actores que dieron corporalidad a las expresiones sonoras, desde una hada azul que animaba al público a participar hasta personajes como Íñigo Arista o remeros. Junto a la voz del narrador, se apostó por un evento bilingüe, en el que los personajes se movían al ritmo de la música. Durante el Alarde aparecieron referencias históricas y mitológicas de la cultura navarra cuyo hilo conductor de toda la secuencia fueron ocho ríos de Navarra, en este orden: Arga, Irati, Ebro, Urederra, Bidasoa, Ega, Esca y Araquil. El público disfrutó con cada nueva pieza musical y tras finalizar la última la gran mayoría se levantó para aplaudir.
Más allá de la importancia de este tipo de evento, para los txistularis se trata de una de las fechas marcadas con rojo en el calendario debido a que es el momento del año en el que al fin pueden reunirse. “El Alarde de Txistularis de San Fermín es un encuentro de los txistularis que solemos tocar en diferentes eventos durante todo el año. Es el concierto en el que nos juntamos todas, y poder reunirte con aquellos que igual no ves durante todo el año siempre es una gozada”, explicaba Aitor Urquiza, director musical del concierto. Una de las características de este acontecimiento es que las canciones se tratan de nuevas composiciones, por lo que, en palabras del propio Urquiza, “para muchos es un reto de meses de estudio y ensayos”. Con esta apuesta, se espera que el txistu continúe su recorrido en el mundo de la música. “Estás haciendo que el instrumento no muera, sino que siga vivo”, añadía Urquiza.
Además de los txistularis, el público pudo deleitarse con los sonidos de la trompeta, trompa, trombón y piano, entre otros. Toda esta combinación dio como resultado una única obra coordinada que amenizó durante 75 minutos aproximadamente parte del mediodía.
APUESTA POR LOS JÓVENES
Otro de los aspectos a tener en cuenta es la incorporación de jóvenes a este espectáculo. ”Está claro que es la cantera. Hay que recordar que el 21 de junio se hizo en la plaza del Ayuntamiento el alarde de la gente joven y había 160 niños encima del escenario. Que vayan llegando, por así decirlo, a otras divisiones es importantísimo”, comentaba Patxi Rodríguez, presidente de la Asociación de Txistularis de Pamplona. La preparación para el evento se gestó desde septiembre del año pasado debido, entre otras cosas, al proceso de creación de las canciones y del estudio y acoplamiento que requieren.
El Alarde de los Txistularis se trata de una de las actividades con mayor recorrido a lo largo de la tradición sanferminera y con el que se pretende reivindicar el papel de este instrumento. “De alguna manera ponemos en el lugar que se merece el txistu, que no es, como aparece muchas veces, un instrumento de calle, populachero. Estos conciertos lo demuestran”, aseguraba Rodríguez.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE