Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

asociación navarra de pequeña empresa de hostelería (anapeh)

“Los hosteleros ahora no son capaces de pensar cómo será Pamplona el 6 de julio”

Beatriz Huarte lleva semanas volcada en salvar a cientos de negocios familiares, bares de barrio y de pueblo. “Hemos sido testigos de lo triste que es tener las calles vacías”, comenta

Beatriz Huarte, secretaria general de Anapeh, en la plaza del Castillo.
Beatriz Huarte, secretaria general de Anapeh, en la plaza del Castillo.
Actualizada 14/05/2020 a las 17:04

Los hosteleros preparan su propia desescalada. Ahora están volcados en la fase 1 y no son capaces de ver más allá. Según cómo responda el consumidor podrán plantearse si del 6 al 14 de julio van a reponer sus almacenes y recuperar empleados en ERTE. Aunque no haya programa oficial, toda iniciativa popular será bienvenida, explica Beatriz Huarte, que lleva 23 años como secretaria general de la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería. Representa a más de 700 bares y restaurantes y 400 alojamientos rurales. Empresas familiares que se juegan mucho en esta crisis.

Esta primavera no hay concurso de montaditos, ni semana del espárrago, ni del rosado, ni campeonato de mus. ¿Se van a reprogramar estos eventos en verano?

Ahora mismo los hosteleros viven el día a día. Su prioridad es recuperar la apertura de negocios y esperar a ver cómo se comporta el consumidor. Después ya podremos pensar en reprogramar eventos para dinamizar las calles o si merece la pena celebrar los Sanfermines en septiembre, cosa que veo difícil.

A pesar del distanciamiento social, ¿los bares van a seguir siendo el pegamento social?

Estos días se está bien que hay ganas de salir a la calle y hacer vida. Pero hay muchas familias que atraviesan una situación de duelo, que han vivido situaciones muy duras y que no tienen ánimo de hacer vida social. Hay miedos. Poco a poco. Vienen meses de buena climatología para disfrutar de la calle. Conforme se vayan liberando restricciones y horarios la hostelería va a estar ahí.

¿Van a cambiar los hábitos?

Los hosteleros estamos trabajando para ofrecer seguridad y tranquilidad para el cliente. El consumidor cada vez es más responsable y tiene más interiorizadas las normas. Los estamos viendo estas semanas en los comercios y ahora en las terrazas.

¿Qué va a pasar en Pamplona del 6 al 14 de julio?

Hay bastante incertidumbre. Los hosteleros están viviendo unos días muy duros, pendientes de cumplir todas las normas y adaptar locales. Hasta que no empiecen a recuperar rutinas no van a tener capacidad de pensar más allá. Las iniciativas que surjan para esas fechas, bienvenidas sean. Aunque no haya nada oficial, si la gente sale a la calle e intenta disfrutar va a ser muy bueno para la hostelería.

En las redes sociales se leen comentarios de gente que se alegra de que los bares estén cerrados.

Tenemos el sambenito de ser los causantes del ruido y la suciedad, que muchas veces responde más a ciertos comportamientos sociales de algunas personas. Estos días hemos sido testigos de lo triste que es tener las calles vacías. Cargar contra la hostelería es un tanto egoísta, es no ser consciente de lo que supone trabajar en este sector, que es sustento de muchas familias. El ocio y el uso de espacios autorizados no tiene por qué interferir en los derechos de vecinos y viandantes. Debemos buscar el equilibrio entre disfrutar y no molestar.

Otros protagonistas de la fiesta abogan por reflexionar sobre el futuro de los Sanfermines.

Hasta julio de 2021 tenemos margen para reflexionar sobre las fiestas que nos gustaría tener. Poner en valor el contenido y la cultura de la propia fiesta, que es única. Más allá del botellón y la borrachera hay muchas maneras de disfrutar. Ojalá que a partir del año que viene tengamos unas fiestas más limpias y más sanas, libres de agresiones e intoxicaciones etílicas. Hay mucha gente que viene a disfrutar de actos concurridos, como el encierro, los gigantes o los fuegos artificiales. Esa es una línea de trabajo en la que debe colaborar el sector público y privado.

El sector lleva años luchando contra la venta de alimentos y bebidas en locales que en Sanfermines solicitan una licencia exprés.

Es una competencia desleal. Los bares están sometidos a una estricta normativa e inspecciones, pero estas tiendas no. La suciedad que se genera en la calle viene provocada por el botellón. La hostelería dio entrada al vaso reutilizable, pero el plástico ha seguido existiendo.

A los hosteleros ¿les gustan más los Sanfermines de día o de noche?

Depende de la tipología de cada local. La noche en Sanfermines ha ido a menos, pero es una tendencia que se produce todo el año. Hay un auge de las quedadas, de cuadrillas que quedan para el vermú, luego comida y sobremesa. Luego unos aguantan más y otros menos. La hostelería ha ido adaptándose a estos nuevos hábitos.

¿Qué hace usted en Sanfermines?

Me toca estar detrás de la barra, en el negocio de la familia. Dejo el despacho para preparar bocadillos. No me puedo librar. Así que no tengo mucho margen para el disfrute.

Este año quizá si pueda descansar después de tanto ajetreo.

Somos un equipo de once personas y hemos estado trabajando intensamente en favor de nuestros asociados en la tramitación de ERTES, prestaciones, créditos ICO, moratorias y aplazamientos… Participamos en una compra agrupada de EPIS de la mano de CEN y del Gobierno de Navarra. Hemos puesto en marcha formación en higiene y uso de EPIS, imprescindible para poder reabrir los negocios. Y también de interlocución con la Administración, pendiente de todas las normas y su interpretación. En esta crisis se está viendo la importancia del asociacionismo.

¿Partidas de mus con mascarillas y guantes?

 

 

Hay más de 400 alojamientos rurales asociados a Anapeh. ¿Cómo afrontan el verano?

Las casas rurales están ya preparadas y tienen reservas para el verano. Han sufrido meses de cancelaciones y también de aplazamientos que pronto van a poder recuperar. El turismo rural es un destino muy seguro, nada masificado. El contacto con la naturaleza inspira tranquilidad. Hay que aprovechar el mercado nacional, Madrid, Cataluña, Valencia, País Vasco… incluso si se abren las restricciones también el mercado europeo más próximo. Hay oportunidades si ponemos nuestro empeño.

También hay mucho bar de barrio y de pueblo.

Es un perfil muy ligado a la economía familiar y con un cliente muy local. Y muchos están en riesgo y en una situación delicada. Hay riesgo elevado de que no lleguen a levantar la persiana. Algunos asociados están madurando esta decisión. En uno o dos meses podremos hacer un balance.

Anapeh está ligada a muchos eventos en colaboración con los productos de la tierra.

Nuestra asociación siempre ha trabajado codo con codo con los productores locales, con todas las denominaciones de origen, con Reino Gourmet... Ahora más que nunca debemos unirnos y darnos apoyo mutuo. De esta tenemos que salir juntos. Debemos animar a consumir los productos de aquí.

Anapeh es uno de los organizadores del Campeonato Navarro de Mus. La 35 edición iba a arrancar en marzo y ha sido suspendida. ¿Jugar a cartas en el bar va a ser una actividad segura?

Esperemos que sí, aunque haya que jugar con mascarilla, guantes y desinfectando las cartas y el tapete con solución hidroalcohólica.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE