x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
San Fermín 2017

El torero Ginés Marín: "Para ser valiente hay que tener mucho miedo"

El diestro, de 20 años, llega deseoso de disfrutar y de hacer disfrutar a la afición y piensa en correr el encierro

Imagen de Ginés Marín

Imagen de Ginés Marín.

12/07/2017 a las 06:00
  • JOANA PERNAUT. PAMPLONA
A+ A-

Le han advertido de que el ruido en la plaza de toros de Pamplona abruma. Él confía, en su debut de este miércoles en la Feria del Toro de San Fermín, en transformarlo en una lluvia de "olés”, teniendo como espectadores a sus padres y a su novia. Su día, tras haber dormido en la capital navarra, comenzará viendo el encierro. Nunca, en su vida, se había perdido uno. Salvo este 2017. Un año en el que el diestro Ginés Marín, nacido en Cádiz pero residente en Badajoz, podría correr por primera vez.

Debuta este 2017 con a Cayetano. Él ha dicho que tardó en venir porque le preocupaba cómo le afectaría el entorno. ¿Cómo lo vive usted?

La verdad que es un entorno singular. Está claro que es mi primera corrida en Pamplona, pero todos los años las sigo. He visto muchas.

Y ha compartido que le ilusiona estar aquí.

Es una plaza especial, de categoría. Un triunfo en Pamplona abre muchas puertas. Quiero disfrutar de esta afición y que ella lo haga de mi toreo.

Ha dicho: “Ojalá hubiera más plazas como la de Pamplona”. ¿En qué sentido?

Por la afición. La plaza se llena todos los días y eso pasa poco. Es un ejemplo a seguir. Ojalá se diera en un futuro cercano.

¿Le ha preguntado a alguien por Pamplona?

No he preguntado demasiado. No hace falta, porque ya te cuentan. Te hablan del ruido, de cómo impresiona, y de la música. También, de que la afición, aunque no lo parezca, está atenta.

Su padrino, El Juli, ¿le ha dado algún mensaje?

No, pero coincidí con Bolívar. Él me habló del ruido.

¿Y se ha preparado de alguna manera para él?

Bueno, uno lo tiene que llevar en la cabeza, pero hay que ir a expresarse.

“MI MADRE SE SIENTE MÁS TRANQUILA EN LA PLAZA”

Sigue los encierros.

Toda la vida me he levantado para verlos, menos este año. Sólo veré el del día de la corrida y, si todo va bien, al día siguiente correré.

¿Le dejarán?

Más de uno me ha dicho que no lo haga.

Entre otros ¿su madre?

Imagínate. Está con muchos nervios. Ella estará en la plaza el día de la corrida.

¿Se atreve a verlo torear?

Cada vez que puede, viene. Dice que se siente más tranquila.

¿Y su novia?

También va a venir.

¿Qué tramo del encierro va a correr?

No lo sé. No lo conozco, me dejaré aconsejar.

Encierro, corrida ¿y habrá tiempo para darse una vuelta?

Las juergas, los toreros, poco. Quiero disfrutar de la afición.

 

“ME CRIÉ EN UN CUARTEL JUGANDO A TOROS”

Tiene 20 años y desde los 17 muchos hablan de usted. El éxito lo controla con…

Humildad y naturalidad.

Su figura del toreo es José Tomás. ¿Qué le preguntaría?

Nada. Me gustaría disfrutar de su toreo.

Su padre, picador y guardia civil, quiso ser torero pero nunca actuó en público. ¿Se cierra con usted ese anhelo?

Sí, vive su sueño conmigo.

¿Le pesa?

Um… Me da alegría. Lo llevo con naturalidad.

Llevar a su padre en la cuadrilla le ayuda a llevar el mejor el miedo.

Sí.

Se crió en un cuartel. ¿Qué imagen le viene?

Jugando al toro con los vecinos.

En su entorno más cercano no gustó que quisiera dedicarse a los toros.

Les daba miedo por lo difícil que es esta profesión. A mi madre es a la que más le costó. Es lógico. Sufre.

¿Qué le repite?

“Ten cuidado”.

¿A quién le gustaría tener de espectador en la plaza?

Estarán los que tienen que estar. Estoy feliz.

“El toreo necesita nuevos valores”. ¿A qué se refiere?

Los valores los tiene el torero y en las nuevas generaciones se están perdiendo. Son la educación, el respeto y la torería.

El toreo le ha enseñado a olvidarse del pasado y a vivir el presente. ¿Es el principal aprendizaje?

Hay muchos, pero sí, me ha enseñado a no vivir en el pasado, a saber que la virtud de la vida es el presente. Además, si no hubiera sido torero, no tendría tanto respeto a los mayores, ni tanta humildad y prudencia.

 

“SOLO, EN LA HABITACIÓN DEL HOTEL, LOS MIEDOS TE COMEN”

El miedo le sabe a…

Es indescriptible. Se vive en el interior. Es necesario vivirlo para ser torero.

¿Qué hace con él?

La virtud del torero está ahí, en combatirlo. Para ser valiente, hay que tener mucho miedo.

¿Cuál es su miedo más profundo?

El fracaso.

¿Cómo vive la soledad en la habitación del hotel, antes de salir a torear?

La hay. Cuando comemos, y todos van a la siesta, afloran todos los miedos. Te comen. Le doy muchas vueltas a la cabeza. Piensas en el fracaso, en que no te coja el toro, en que no pase nada.

DE MENÚS Y PELIS

En su dieta no falta…

Las pechugas de pollo.

¿Su película favorita?

‘El francotirador’.

¿Es runner?

No, hago footing.

¿Guarda las crónicas de los medios de comunicación?

Mi padre lo hace, tiene una colección bonita. Yo soy un desastre.

Ha dicho que no piensa en comprarse una finca, que su finca son sus amigos.

Está claro.

¿Se despide con un brindis?

Brindo por vivir el presente, más en San Fermín, porque nunca sabes qué va a pasar.

 

 

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra