Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"La Unión Europea y la maldición de la inmediatez"

Avatar del Elisa Barrenechea Elisa Barrenechea20/10/2022
La Unión Europea no está en condiciones de alardear de sus éxitos obviando las acuciantes amenazas que la rodean. Si bien es sencillo esbozar una lista de retos a la solidaridad y unidad de los 27, me gustaría destacar dos: la crisis de las democracias modernas y la fragmentación de la Europa unida. Estamos viviendo un auge de los extremismos, un momento en que muchos de los derechos y libertades que españoles y europeos dábamos por sentados son cuestionados en distintos discursos políticos y acciones civiles. Ya hemos comprobado de mala gana que ello se puede materializar en conflictos a gran escala. Frente a esta situación, la Unión Europea se muestra incapaz de actuar de forma contundente planteando un frente común e indivisible.
¿Acaso no le interesa? ¿Acaso hemos de dar por pérdida una acción rápida y efectiva por parte del actor que nos ha brindado más de medio siglo de paz duradera? De hecho, la respuesta europea ante la crisis del covid-19 y ante el estallido de la guerra del Kremlin de Moscú (que no Rusia) contra Ucrania, han demostrado más bien lo contrario.
La inacción que observamos se puede resumir en inmediatez y conformismo. Esta no solo afecta a los representantes de los 27, sino a todos nosotros, a la sociedad europea en su conjunto. Sin embargo, la Unión Europea puede actuar dentro del margen que nosotros creamos aceptable otorgarle. Ejemplo de esto dio Josep Borrell el pasado martes 11 de octubre en una conferencia en Madrid donde hizo autocrítica al señalar que la Unión Europea se ha apoyado sin límite en la energía de Rusia y en el comercio con China, países abiertamente antidemocráticos de los que no nos ha importado depender.
Así, esta inmediatez y conformismo pugnan en una batalla contra la necesidad de adaptarnos al escenario europeo actual. Y deben perder. Es momento de desprendernos de ese miedo a invertir en defensa, en armamento, y, en definitiva, en seguridad. Vivimos en un mundo de gigantes y, por mucho que determinadas personas crean que la paz se puede mantener con palabras bonitas y cánticos agradables, se ha demostrado que esto solo son ensoñaciones de los más optimistas. Y es que da mucho más miedo un misil que una palabra, cuestión que Putin comprende mucho mejor que otras personas de nuestro entorno.
Ha llegado la hora de soltar el farol. En la campaña para su elección, Biden afirmó que Putin no se atrevería a atacar durante su mandato por miedo a las consecuencias. Se atrevió y no pareció que le dieran mucho miedo las consecuencias. No hace mucho, cuando Putin puso sobre la mesa el uso de las armas nucleares, el mismo Josep Borrell le advirtió de la respuesta de la UE: la “aniquilación” del ejército ruso con armas convencionales. ¿Tenemos capacidad para ello? ¿Tenemos la unidad y solidaridad europea suficiente para llevar a cabo esta empresa? Podemos tenerla, deberíamos tenerla. Sin embargo, para conseguirlo, debemos asumir como ciudadanos su coste, un coste que no es nada comparado con el que está pagando el pueblo ucraniano y sus seres queridos en el extranjero.
La advertencia más eficaz es la que no tenemos que repetir porque estamos dispuestos a hacer realidad. No profiramos amenazas sin tener los recursos o las agallas para materializarlas. La Unión Europea puede estar preparada para ello, pero solo si nosotros, desde la comodidad de nuestros hogares, también queremos.
Elisa Barrenechea Delegada de Formación de Equipo Europa Navarra
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora