Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Bomba climática en el mar Báltico"

"Los gasoductos, aunque no estuvieran operativos, contienen gas natural, compuesto principalmente de metano, gas de efecto invernadero muy potente"

Avatar del Mahmoud M. Rabbani Mahmoud M. Rabbani04/10/2022
Los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2, que conectan Rusia con Alemania a través del mar Báltico y están destinados a suministrar gas natural ruso (hasta 95% en metano) a Europa, fueron objeto de cuatro explosiones submarinas el lunes 26 de septiembre. Estas condujeron a grandes fugas de metano frente a la isla danesa de Bornholm, ubicada entre el sur de Suecia y Polonia, con espectacular burbujeo en la superficie del agua, con un diámetro que va desde 200 metros hasta 1 kilómetro. Se ha prohibido el tránsito en la zona por el peligro de incendios explosivos ya que el metano es inflamable. Esto no ha afectado al precio y al suministro actual de gas a Europa, ya que ambos gasoductos estaban fuera de servicio; después de esto difícilmente se podrán volver a poner en marcha. Todo indica que estas explosiones no fueron accidentales, sino un sabotaje llevado a cabo por un potente Estado. Dado el contexto geopolítico, los expertos se preguntaban el martes sobre una posible participación de Rusia, algunos evocando un nuevo episodio de la “guerra híbrida” liderada por Moscú para desestabilizar Europa. Rusia lo niega y responsabiliza a EEUU.
La preocupación es grande, y es que los gasoductos, aunque no estuvieran operativos, contienen por razones técnicas gas natural, compuesto principalmente de metano, un gas de efecto invernadero muy potente. Su potencial de calentamiento es mucho mayor que el del dióxido de carbono (CO2), 82 veces más en un horizonte de veinte años, 29 veces más en cien años. El metano ha sido responsable de un tercio del calentamiento global desde la era preindustrial, y sus emisiones han aumentado considerablemente en los últimos años.
Según varios científicos, las tuberías contienen entre 300 y 500 millones de metros cúbicos de gas natural, o entre 200.000 y 300.000 toneladas de metano. Esta cantidad tiene el mismo poder de calentamiento, durante un período de veinte años, que el de 17 a 25 millones de toneladas de CO2. Si todo el gas se escapara, las emisiones serían equivalentes a un tercio o incluso a la mitad de las emisiones anuales de Dinamarca, o del 4 al 7% de las emisiones francesas, o aproximadamente 7% de las emisiones de España en 2020. Plantean temores de un “desastre climático y ambiental”, dijo Stefano Grassi, Jefe de Gabinete del Comisario Europeo de Energía, el martes 27 de septiembre.
El científico Thomas Lauvaux es el primer autor de un estudio publicado en febrero en la revista Science, que reveló que las fugas masivas de metano son muchas y en su mayoría causadas por la explotación de petróleo y gas. El equipo había detectado 1.800 focos principales en 2019 y 2020 en todo el mundo, emitiendo un total de 12 mil millones de metros cúbicos de metano por año. Cada uno de estos “superemisores”, como se les llaman, liberó un promedio de 7 millones de metros cúbicos de gas. “La fuga en los gasoductos Nord Stream es de 50 a 75 veces mayor. Estamos ante un “gigatransmisor”. Podemos hablar de una “bomba climática””, dice Thomas Lauvaux.
Las emisiones globales en el mundo de metano se estiman en alrededor de 600 millones de toneladas por año, el 60% de las cuales están relacionadas con las actividades humanas. La lucha contra el metano es la que “más impacto tiene a corto plazo” contra el cambio climático, recuerdan los científicos. Las emisiones de metano también se deben a residuos del sector agroalimentario y orgánicos urbanos/aguas residuales, que se aconseja aprovechar para producir biometano en biodigestores anaerobios. Hay que acometer una acción más rápida en los focos de combustibles fósiles. Sabemos de dónde vienen las fugas importantes, sabemos cómo evitarlas o cómo repararlas rápidamente. Pero hasta ahora ha faltado voluntad política para que se abandonen las malas prácticas. La mayoría de las fugas no son accidentes, sino son causadas durante las operaciones de producción y mantenimiento.
En noviembre de 2021, en la Conferencia Mundial sobre el Clima (COP26) en Glasgow (Escocia) más de cien estados, incluidos España, Estados Unidos, Arabia Saudita, Canadá e Irak, se comprometieron a reducir las emisiones globales de metano en al menos un 30% para el 2030 en comparación con los niveles de 2020. Este es el primer compromiso internacional en esta área. Los países signatarios cubren casi la mitad de las emisiones mundiales de metano y el 70% del producto interno bruto mundial. Si se respeta, este pacto evitaría 0,2 ° C de calentamiento para 2050.
Mahmoud M. Rabbani Doctor en Ciencias Químicas
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora