Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El continente europeo contiene el aliento mientras resurge la amenaza nuclear

La guerra de Putin está alterando todos los equilibrios geopolíticos globales y sus consecuencias finales están lejos de poder descifrarse en este momento

Avatar del Editorial DNEditorial DN18/09/2022
Seis meses después de la invasión de Ucrania por el ejército de Putin la balanza militar parece inclinarse ligeramente a favor de las fuerzas de Zelenski tras el éxito de la contraofensiva recuperando el terreno perdido en Jarkov en el noreste del país. El éxito estratégico, sin embargo, no permite albergar esperanzas de un fin del conflicto a corto plazo porque Moscú se prepara para reforzar su desfondado ejército incorporando a sus filas mercenarios e incluso presidiarios. La capacidad de resistencia demostrada por el pueblo ucraniano, el vigoroso liderazgo del presidente Zelenski y la intensa ayuda bélica internacional han hecho posible que la agresión ignominiosa y unilateral rusa no haya culminado en la ocupación de un país soberano. Ese ya es un éxito moral y material que hace concebir esperanzas de que al final triunfará la democracia por encima del autoritarismo belicoso. La demencial iniciativa de Vladímir Putin de invadir Ucrania el 22 de febrero ha sumido durante estos seis meses a Europa en tiempos oscuros que recuerdan los grandes conflictos del siglo XX. El continente contiene el aliento mientras resurge la amenaza nuclear, se perpetran crímenes de guerra contra la población civil y la crisis económica y energética anuncia ya el fin de la era de la abundancia y un futuro de penuria y escasez. Europa se prepara para entrar en una economía de guerra como ya indican las medidas de ahorro energético y freno al consumo; o intervenciones políticas en la economía de mercado condicionando a las grandes empresas para que destinen parte de sus beneficios al sostenimiento de la economía doméstica y empresarial. La guerra está alterando todos los equilibrios geopolíticos globales y sus consecuencias finales están lejos de poder descifrarse. Pero es evidente que en estos meses la unidad de los Veintisiete para defender la democracia y la soberanía de Ucrania se ha reforzado intensamente. El contrapunto es la amenazadora formación de un polo de unión estratégica entre Moscú y Pekín que ensombrecen la paz internacional.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE