Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Respuesta unitaria al corte de gas ruso

El nuevo desafío de Vladimir Putin llama a la cumbre de ministros de Energía europeos del viernes a una contestación rotunda y anticipatoria

Avatar del Editorial DNEditorial DN06/09/2022
La decisión de Putin de cortar el suministro de gas a Europa alegando una avería en la planta Nord Stream I, que conecta Rusia y Alemania, tiene todas las trazas de ser una represalia tras el tope al precio del petróleo ruso con el que el G7 pretende acotar las fuentes de financiación del Kremlin en plena guerra contra Ucrania. Una sospecha alimentada por la advertencia de Siemens, proveedor de las turbinas de Nord Stream, de que la fuga argumentada por Moscú carece de la entidad suficiente para justificar el veto al suministro. El precio del gas reaccionaba ya ayer disparado al alza, y agrava la crisis de cara al otoño. Putin truncó las opciones de distensión diplomática y vulneró la legalidad internacional invadiendo la soberanía ucraniana, y difícilmente va a tener miramientos con las reglas que rigen y han de regir las relaciones entre países y los contratos que operan en mercados tan sensibles como el energético. Era y es de esperar, por tanto, que Putin reaccione utilizando las armas no bélicas que tiene en su mano para tratar de hacer prevalecer su renovada vocación imperialista en la contienda ucraniana y contra quienes se oponen a su autoritarismo en la escena internacional; singularmente, sus vecinos de la Unión Europea. El presidente ruso puede permitírselo porque su coacción actúa de manera más inmediata que la que pueden ejercer aquellos sometidos a las normas y protocolos de las sociedades democráticas y que siguen dependiendo del flujo gasista ruso. Distinto es cuánto y hasta dónde podrá prolongar el Kremlin su chantaje energético ante el estrangulamiento de sus finanzas y recursos. La Unión Europea está exhibiendo una respuesta unitaria frente a los desafíos de Putin, que no evita la impresión de que sus medidas se activan más desde la trinchera defensiva y reactiva que con eficacia anticipatoria. Y anticipación es lo que exige la creciente apuesta de Rusia por la guerra del gas para atenazar a la Unión en los meses más fríos, interpelando a los ministros de Energía comunitarios a una reacción compartida y contundente en su cumbre de este viernes.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE