Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

A mi manera

Los grifos de Sodena y del Gobierno

Hagan algo con las mascarillas. Póngalas a la venta o regálenlas cuanto antes porque aún sería más escandaloso que se les caducaran en algún almacén

Ampliar Un hombre sujeta una mascarilla durante la pandemia
Un hombre sujeta una mascarilla durante la pandemiaJosé Carlos Cordovilla
Publicado el 04/09/2022 a las 06:00
Explicar lo inexplicable es una de las cosas que más enfado produce. Y cansancio. Fíjense si no en la manera de desembrollar la accidentada historia de las mascarillas de Sodena en la que se ha enmarañado el Gobierno de Navarra. Una empresa pública compra miles de mascarillas y una buena parte terminan amontonadas en un almacén. El escándalo es de 1,25 millones de euros a la basura mientras 1,7 millones de tapabocas ven cómo transcurre el tiempo haciendo acopio de polvo. Pero ni la presidenta Chivite ni su delfín Remírez se arredran. Tratan de explicar lo inexplicable y bucear en los fundamentos de la situación para encontrar una salida.
Chivite enfatiza la capacidad de su gobierno para detectar la anomalía. Como si el mínimo exigible fuera un punto que anotarse. Y su vicepresidente se pierde en circunloquios del lenguaje para desvincular al Gobierno de la operación de Sodena. Pueden marear la perdiz con las palabras en cada ocasión en la que un periodista pregunta por el asunto y tratar de meternos en la selva de sus confusas explicaciones. El hecho cierto es que cuando la pandemia apremiaba y devoraba pacientes el gobierno o su brazo económico de Sodena fue incapaz de dar salida a una partida enorme de mascarillas. Hay detrás de esta inacción un fracaso económico que se mide en euros. Con todo sería el menor de los descalabros porque hay otro que afecta a la salud de miles de contagiados de Covid a quienes se pudo haber atendido con algo tan sencillo como esas mascarillas que duermen el sueño de los justos descuidadas en algún desván. Todavía hoy siguen sumando polvo y quemando su potencial eficacia porque de día en día están más cerca de caducar. Ya digo. Explicar lo inexplicable es una de las cosas que más conflictos produce. No se extrañen. Hagan algo. Para eso están ahí. Dejen de hablar tanto, de dedicar tanto tiempo a refugiarse en el lenguaje y póngalas a la venta o regálenlas cuanto antes porque aún sería más escandaloso que se les pudrieran en algún almacén. Resulta terrible solo pensar que hay lugares en el mundo con gente enferma que necesita pero no tiene acceso a las mascarillas.
Dice el vicepresidente que en su día no pudieron entregar ese material para que lo utilizara el Servicio Navarro de Salud- Osasunbidea. Que Sodena y Salud conforman dos circuitos autónomos y distintos, sin comunicación. En casa tenemos también dos circuitos. Uno para el agua fría y otro para la caliente. Pero asumimos la precaución de que los dos puedan funcionar autonóma o simultáneamente. Sabemos que ambos forman parte de un grifo que se abre bajo la presión de la misma mano. Como en Sodena y el Gobierno por mucho que Remírez quiera dar la sensación de que existen dos circuitos y dos manos sin punto de conexión.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE