Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gasoducto y cohesión de Europa

"La actitud de Francia de poner o no obstáculos a que España sea el puerto de entrada del gas para la UE pondrá a prueba las declaraciones de unidad y solidaridad frente al desafío de Putin"

Avatar del Editorial DNEditorial DN16/08/2022
La presión de Alemania para que se reactive el viejo proyecto de un gasoducto desde España y Portugal hacia Europa puede ser decisiva para que el Midcat, una conexión a través del Pirineo oriental que Francia ha boicoteado sistemáticamente, sea una realidad a corto plazo. Las urgencias del canciller Olaf Scholz, con su país estrangulado por la dependencia del gas que Putin está utilizando como arma de guerra, han obligado a la UE y a su principal potencia a replantearse toda la estrategia energética seguida en los últimos años. La invasión de Ucrania ha cambiado el futuro. El Gobierno español ha reaccionado de forma proactiva a la demanda de Scholz por los beneficios que esta infraestructura podrá suponer para nuestro país y el desbloqueo de un proyecto largamente perseguido. Pero, con la experiencia que proporcionan las sistemáticas prácticas obstruccionistas de Francia, ha puesto sobre la mesa unas condiciones innegociables: mantener el control sobre el flujo del gas y una financiación del conjunto de Europa. El nuevo gasoducto abastecería a los países europeos dependientes hasta ahora del gas ruso con el procedente de Argelia y ofrecería la posibilidad de transportar a Europa Central gas procedente del ‘fracking’ extraído en Estados Unidos. Además, con él las seis grandes plantas regasificadoras de las que dispone España podrían trabajar a pleno rendimiento abaratando costes y desatar a la UE del nudo de la dependencia rusa que está disparando los precios a niveles insostenibles y golpeando el nervio de la economía continental. Para acelerar el proyecto es esencial la cooperación francesa, ya que buena parte de la obra correspondiente a España se puede finalizar en el plazo de ocho meses, según la vicepresidenta Teresa Ribera, que rectifica ahora su postura su visión sobre esta obra. La actitud del Gobierno de Macron de poner o no obstáculos a que España sea el puerto de entrada del gas para la UE pondrá a prueba las declaraciones de unidad y solidaridad frente al desafío de Putin que tanto se pregonan estos meses.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE