Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Temblandico está servidora con eso de los megavatios

Artículo de opinión de Lucía Baquedano

Avatar del Lucía BaquedanoLucía Baquedano16/08/2021
Temblandico  está servidora con eso de los megavatios. Como lo oyó en la radio y en horas nocturnas, no pudo apuntarlo. Se ha perdido con eso de los horarios y no sabe si tenía que haber puesto la lavadora a las once de la noche, desconectar el ordenador a las seis de la tarde y planchar a las tres de la mañana. Así que ahora le invade el temor de estar en completa ruina, ya que dicen que en estos días tenemos la electricidad más cara de la historia.
Me consuelo pensando en esos padres que deben cumplir la promesa hecha a su hijo de comprarle coche al terminar el master o el grado, o lo que sea, ya que a estas alturas una ya no sabe qué estudia la gente, con lo fácil que era decir que fulanita está en tercero de económicas y menganito en cuarto de farmacia. Pero imaginen ahora que el chico a quien hay que regalar coche resulta ser tan responsable con el medio ambiente que lo quiere eléctrico porque según los gobernantes no contamina. Mas pensando en los megavatios, los padres se preguntan cuánto costará alimentar el vehículo de su retoño y empiezan a asustarse.
Por si fuera poco, a los más pesimistas nos ha dado por pensar de dónde saldrá la electricidad para que puedan echar a andar tantos millones de coches cuando el nuevo sistema sea obligatorio. Por mi parte me pierdo cuando tengo que hacer cálculos con cifras de tantos ceros. Pero como sé de personas a las que las cuentas les salen sin esforzarse demasiado, me gustaría que lo calcularan: cuánta y de dónde saldrá toda esa electricidad. Es que tengo la esperanza de que no la obtengan de centrales nucleares, ya que sería peor el remedio que la enfermedad. Creo que el coche, pese a bicis y patinetes va a seguir existiendo, ¿qué sería de tantos trabajadores de las empresas que los fabrican si estas cerraran? Por otra parte, y como no hay talleres dentro de las ciudades, las distancias, aunque sólo sea para ir al trabajo se han alargado, y para llegar a él en lugares de tan largo invierno como el nuestro, se precisa algo más que el coche de Sanfernando.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones