Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OPINIÓN

"Bajar los impuestos para reducir el coste de la luz"

La posibilidad de que el Gobierno decida una bajada del IVA del 21% al 10%, en la línea de muchos países de la Unión Europea, sería una buena medida para la ciudadanía

Avatar del undefinedDiario de Navarra21/06/2021
Un día después de que la vicepresidenta Teresa Ribera asegurara que el Gobierno no descarta aprobar “medidas fiscales provisionales” para reducir el coste de la electricidad hasta que se aborde en profundidad la reforma de la fiscalidad energética, el titular de Consumo, Alberto Garzón, avanzó la posibilidad de una reducción inminente del IVA, del 21% al 10%, para minorar el recibo de los consumidores, que no sólo se ha disparado sino que seguirá al alza por la subida del precio del gas, según indican los mercados de futuros. Garzón se ha contradicho a sí mismo con esta propuesta ya que hace apenas un mes consideró que la bajada de impuestos no era el camino para abaratar la oferta ya que “cuando hay un oligopolio”, dijo, una bajada de los impuestos redundará de forma directa en los beneficios de “las grandes empresas eléctricas”. La realidad es que el IVA español del 21% sobre la electricidad es de los más elevados de Europa (Portugal, por ejemplo, lo ha bajado del 21% al 6%), por lo que, como han solicitado la OCU y otras asociaciones de consumidores, tiene todo el sentido reducir la tarifa siquiera provisionalmente hasta que se haya conseguido una fiscalidad adecuada y definitiva y un sistema de pago que reduzca la volatilidad actual. Porque la nueva tarifa eléctrica por franjas horarias endosa a las familias la responsabilidad de cambiar sus hábitos si quieren rebajar mínimamente el precio de la luz. Estos pequeños ahorros que se puedan producir en la factura difícilmente incentivarán un cambio drástico en las rutinas horarias. La solución para el desorbitado encarecimiento de la electricidad no puede recaer en los ciudadanos, sino en la Administración, mediante una reforma del sistema eléctrico, con racionalidad y sin parches. La conexión con la red eléctrica a un precio razonable es básico para proteger a toda la ciudadanía y a nuestras empresas, pero especialmente a los colectivos sociales vulnerables, que son los que más sufren el alto coste de la luz. Acordar una bajada drástica de los impuestos sería un buen comienzo.
volver arriba

Activar Notificaciones