Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OPINIÓN

"Los partidos populistas tienen serias dificultades para reemplazar a sus líderes"

Avatar del undefinedDiario de Navarra13/06/2021
Podemos inicia hoy una nueva en la que, salvo sorpresa mayúscula, la navarra Ione Belarra sustituirá a Pablo Iglesias como secretaria general de la formación morada. La ministra de Asuntos Sociales, a falta del pronunciamiento de las bases, fue la elegida por Pablo Iglesias para afrontar un camino lleno de interrogantes sobre el futuro de una formación que llegó a la política con la intención de “asaltar” los cielos del poder y que ahora corre el riesgo de pasar a la irrelevancia. A la cuarta Asamblea Ciudadana de Podemos no acudirá Iglesias, el fundador y gran promotor de la marca, lo que ya de por sí supone un cambio trascendental. Los partidos populistas, con potentes líderes mediáticos, tienen serias dificultades para reemplazar a sus élites, y más en este caso en que la envergadura de Iglesias, para lo bueno y para lo malo, está fuera de dudas. Belarra está a una distancia política de Iglesias perfectamente descriptible aunque su presencia en el Gobierno, tras la salida de Iglesias de la vicepresidencia, le haya dado una insólita visibilidad. De hecho, ya ha manifestado la intención de construir un Podemos más coral y feminizado, que apueste por reforzar las alianzas en los territorios y el crecimiento de la militancia, en contacto con los movimientos sociales y con el objetivo último de hacer de Yolanda Díaz la próxima inquilina de la Moncloa. Es significativo que Belarra vaya seguida de cinco mujeres en su lista y, pese a que todo indica que no habrá continuismo en las formas -empezando porque ya son parte de unas instituciones contra las que han cargado con dureza-, sí en las ideas. Yolanda Díaz también fue señalada por Iglesias como candidata a la presidencia del Gobierno. Con la particularidad de que Díaz no pertenece a Podemos -es miembro del PCE- aunque sí a la coalición. Además, Díaz ha tenido serios problemas con Podemos. Así las cosas, no parece que pueda ser fácil conciliar el previsto liderazgo de Belarra con los altos designios reservados a Díaz, en un marco de extraña bicefalia en el que la vicepresidenta no forma parte de las estructuras del principal partido que la respalda. La duda es si Podemos será capaz de sobrevivir a la marcha de la política de su fundador.
volver arriba

Activar Notificaciones