Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
Envido

Y la política cesó al pladur

Marcos Sánchez.
Marcos Sánchez.
DN
Actualizada 21/02/2021 a las 06:00

Como a estas alturas ya está prácticamente todo vivido en relación con las resacas electorales, cabe admitir que el último tan-ta-ta-chán de Pablo Casado y su Partido Popular nos ha pillado a la mayoría con el pie cambiado. “No debemos seguir en un edificio cuya reforma se está investigando en los tribunales”. La respuesta de los populares a sus malos resultados en los comicios catalanes, rebasados ampliamente por Vox, ha sido anunciar que se mudan. Dejarán su histórica sede nacional en la calle Génova, número 13, Madrid, cuyas obras de reforma se pagaron con la caja B presuntamente. Casado, autocrítica ninguna, anunció el cambio inmobiliario mirando a cámara fijamente durante el comité ejecutivo físico-telemático de su partido. El fragmento parecía un meme. No lo era.

Hasta ahora lo más habitual resultaba que, escrutados los votos e interpretados (úsese maquillados como sinónimo si se prefiere) por los estrategas de las formaciones (úsese maquilladores como sinónimo si se prefiere), compareciese el líder o candidato de turno a proclamar un triunfo. Cualquiera. Real o imaginado.

-Otro partido ha logrado el doble de votos que ustedes.
-Da igual, nosotros pactaremos para poder gobernar con los terceros, los quintos, los sextos, los séptimos y hasta los décimos si hace falta.
-Les ha votado mucha menos gente que hace cuatro años.
-Normal, porque esta vez llovía y hacía frío.

Lo siguiente menos habitual es la asunción del fracaso. Decir la sangre que nos brota de la nariz se debe al golpe de bruces contra el suelo que las urnas nos han obsequiado. Un ejercicio de honestidad al que se recurre cuando la realidad es insoslayable y que a veces deriva en la despedida de quien ha sido la cara más visible en el naufragio. Pero poquísimas veces. Ni siquiera se establece como costumbre dentro de un mismo partido y un margen corto de tiempo. La muestra es Ciudadanos, donde Albert Rivera dimitió por el hundimiento de 2019 e Inés Arrimadas, tras el reciente en Cataluña, ahí continúa.

Lo de ahora del PP no figuraba en guiones previos. Cesar a un edificio como culpable de los males. Mandar al pladur, los ventanales, las puertas, los conductos de la calefacción y etcétera a la puñetera calle. Quizás se salve el mobiliario por aquello del ahorro. Y las cápsulas de café. El éxodo popular desde unas paredes y un techo hacia otro emplazamiento, alterar lo material para limpiar la reputación, recuerda a quien desde lo alto del acantilado arroja la pistola al mar. Pero ahí está Casado, soltando humo más que realmente lastre.

El asunto, sin embargo, facilita un debate más amplio, el de la utilidad efectiva de las sedes de los partidos políticos de cara a la sociedad. Por ejemplo, en algún cajón de UPN reposa un plan que se barajó hace un tiempo sobre sustituir su sede actual en una cuarta planta de la Plaza Príncipe de Viana por un local a ras de acera para acercarse más al ciudadano. Otras siglas navarras ya tienen ubicadas sus dependencias en bajos, como Bildu, Podemos o Ciudadanos, y otras se mantienen en altura, como el PSN, Geroa Bai e Izquierda Unida. Ahora bien: en una época en la que las entidades financieras e incluso los centros de salud apenas atienden presencialmente, cuando Internet constituye el recurso para casi todo, ¿la sede de un partido sirve para algo más que cuestiones internas? Y, sobre todo, ¿en verdad considera la política que la creciente distancia que le separa de la gente depende de si un ascensor o unas escaleras representan una barrera para el acceso?

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE