Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
Editorial

Mayor previsión y control frente al virus

La remisión de las cuestiones a debate desde hace semanas al Consejo Interterritorial de Sanidad de mañana continúa situando a las administraciones por detrás de la evolución de la pandemia

  • Diario de Navarra
Actualizada 19/01/2021 a las 06:00

La última polémica entre el Gobierno y varias Comunidades en torno a la covid se sustancia en el debate sobre el horario del toque de queda. La mayor parte de las autonomías planteará en el Consejo Interterritorial de mañana la necesidad de otro marco que ampare su modificación. En este caso, el Gobierno de Navarra no tiene una posición cerrada sobre este asunto. Las medidas que se van adoptando y las que no se adoptan ante la tercera ola epidémica, la lenta vacunación de los primeros grupos y el desconocimiento de quiénes integrarán la segunda fase de la campaña, el incremento territorialmente dispar de las restricciones y la reclamación latente de que se inicie su ‘desescalada’ generan confusión en la opinión pública y no poco desorden en la gestión de la crisis. Justamente, lo contrario de lo que exige la gravedad de la situación presente. La remisión de las cuestiones a debate desde hace semanas a la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad de mañana continúa situando a las administraciones por detrás de la evolución de la pandemia. Siempre bajo el supuesto ministerial de que en unos días se alcanzará el pico de la tercera ola, sin necesidad de aplicar más medidas que las contempladas expresamente en el decreto del estado de alarma. Las conductas que vulneran las restricciones no son ajenas a las omisiones y dilaciones de gobierno, cuando están dando lugar incluso a actos vandálicos y de confrontación con las fuerzas de seguridad. Por su parte, los casos de picaresca que se han sucedido con la vacunación de cargos públicos y profesionales que no debían acceder a su administración en esta fase de la campaña son en parte consecuencia del grado de imprevisión, discrecionalidad y falta de control que se percibe en la gestión de la crisis. Algo que el Ministerio de Sanidad y los correspondientes departamentos autonómicos deben solventar de cara a la segunda fase de la vacunación, perfilando de antemano y sin equívocos los grupos que deban recibir las vacunas contratadas por la UE, con un mismo criterio para el conjunto de España sin excepciones territoriales. El virus sigue dejando datos de contagios al alza en el conjunto del país, y trabajar para su control va a exigir un esfuerzo eficaz y coordinado.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE