Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OPINIÓN

Coronavirus: ¿y ahora qué?

Algo deberíamos haber aprendido de los países asiáticos, que fueron más rápidos, efectivos e innovadores en su respuesta a esta crisis

Avatar del undefined Teresa Ferrer30/03/2020
L A verdad es que hasta ahora no he podido reflexionar serenamente sobre el tema que nos ocupa a todos al cien por cien y especialmente a los sanitarios, a los que ha tocado dar el do de pecho y demostrar su gran valía profesional y también humana. Ya comenté la importancia del enfoque multisectorial para nuestra salud, según la OMS, llamado “una salud”. Esa interacción entre seres humanos, animales y ecosistema que es tan importante, siendo naturaleza un reservorio de enfermedades como hemos visto, aunque quede mucho por investigar y comprender, y no sepamos aun la especie responsable. Otra cosa es que en algunos países la escasa seguridad alimentaria, costumbres, creencias u otros motivos hagan que el salto a humanos sea más probable. En algunas publicaciones ya se habla de que hemos llegado a la punta del iceberg y que el deterioro del hábitat y la globalización pueden hacer más frecuentes estas pandemias. Seguro que algo hay. Ahora más que nunca debemos ser conscientes, desgraciadamente, de que los determinantes ambientales son responsables de enfermedad y de la necesidad de políticas efectivas y profesionales cualificados uniendo sus fuerzas. Lo que decía: una salud, un planeta, un futuro. ¿Quién lo duda ahora?. Pero deteniéndome un poco más en esta crisis sanitaria y su rápida extensión por Europa y USA, me gusta especialmente el análisis de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, en la vanguardia de la investigación en salud pública desde hace siglos, que avisa de la importancia de que los países sean capaces de afrontar estos brotes de enfermedad, ya que en estas crisis la incompetencia y los retrasos pueden resultar vitales. Mencionan que casi ningún país disponía de tests suficientes, como recomendó la OMS, para poder identificar desde el principio los casos y seguir sus contactos. Tampoco se disponía de equipos de protección individual suficientes para el personal sanitario, ni de capacidad hospitalaria suficiente para los pacientes. Algo deberíamos haber aprendido de los países asiáticos, que fueron más rápidos, efectivos e innovadores en su respuesta a esta crisis que la vieja Europa, eso sí, seguramente por su pasada experiencia con otros brotes respiratorios que aquí no teníamos. Han demostrado, de todos modos, su solidaridad compartiendo sus lecciones aprendidas sobre el “bicho”, permítanme esta licencia, sus expertos, mascarillas y otro equipamiento para ayudar a los países más afectados ahora, sea o no suficiente. Lo que resulta primordial es controlar la situación y esperemos que sea pronto, pero si algo hay que revisar es nuestra capacidad de respuesta y aprender de ello, como así reconocía el propio director general de Salud. Los modelos sanitarios vigentes en Europa, excepto en algún caso como Alemania donde hay mejores resultados con medidas similares por su mayor capacidad de identificar los casos con kits rápidos, se han demostrado ineficaces ya que se basan, en su mayoría, en la asistencia y capacidad de tratamiento que no ha sido suficiente. Avisan de que lo que entendemos por salud global ya no será ni podrá ser nunca lo mismo después de esta pandemia que ha sacado nuestras vergüenzas y creencias de que la vieja Europa, con la mayoría de organizaciones de salud prestigiosas alojadas en ella, tenía expertos, recursos y poder suficientes para esto y más. Se ha demostrado la necesidad de una respuesta rápida para garantizar nuestra seguridad, que ponga en valor la unión, coordinación y conexión entre países para interpretar el concepto de salud global. Se ha visto que ahora todos tenemos el mismo problema. Por algo será. Estas crisis sacan lo mejor de cada uno y ahora es tiempo de arrimar el hombro, dentro de nuestras posibilidades, pero tiempo habrá de analizar y aprender de los errores, muchos conceptos y creencias cambiarán seguro. Totalmente de acuerdo.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora