Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OPINIÓN

Metamorfosis

Avatar del undefined José Maria Romera14/03/2020
En pocos días todo se nos está alterando a pasos acelerados. Horarios, hábitos de vida, rutinas de higiene, usos laborales, costumbres de ocio, rituales religiosos, calendarios futboleros, fiestas locales, planes familiares y relaciones sociales han sufrido un vuelco que hace unas semanas nos habría antojado imposible. A la docilidad de nuestros comportamientos individuales ante la peste se ha añadido una ejemplar disposición a actuar pensando en el bien colectivo.
El miedo tiene mala prensa. Contra la opinión extendida de que siempre conduce a la neurosis se ha visto que, convenientemente empujado hacia la prudencia, el miedo puede ser un sabio consejero. Nadie sabe cómo saldremos de esta, pero de lo que sí podemos estar seguros es de que lo haremos mejorados en civismo.
En un ambiente psicológico propicio a la discordia feroz o al altruismo incondicional, sin término medio, la mayoría ha optado por la opción virtuosa sin hacer grandes esfuerzos. Quienes no han abandonado sus tics son algunos políticos y analistas aferrados al discurso de la división partidista. Incapacitados para desentrañar las señales del universo sin encajarlas en la plantilla de las habituales trincheras, hacen de las medidas sanitarias un argumento contra el adversario y buscan la forma de atribuir el incremento de afectados a los errores del gobierno o de la oposición.
Según quién le tome el pulso, el virus es de derechas o de izquierdas, constitucionalista o cómplice del independentismo. Se trata de un estilo de pensamiento rocoso, granítico, indestructible. Es capaz de sobrevolar penalidades y catástrofes sin que nada haga mella en su arraigada lógica frentista. A veces alguno de estos pensadores monográficos muestra indicios de sensibilidad y aparenta sumarse a la transformación ciudadana, pero es un espejismo. Como el escorpión de la fábula, no tarda en asestar la picadura porque actuar así está en su naturaleza. Una lástima. Una oportunidad perdida para colocarse en el lado decente de la historia mientras los demás aprovechamos el retiro oyendo sus lecciones de madurez.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora