Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OPINIÓN

La indecencia del PSN-PSOE

Avatar del undefined Chon Latienda08/03/2020
Lo sucedido en el Ayuntamiento de Huarte ha dejado al descubierto el trilerismo político del que es capaz el PSOE, así que procede recordar el detalle de todo lo acontecido hasta la fecha. Las elecciones de mayo de 2019 arrojaron en Huarte los siguientes resultados: Bildu, 5 concejales; Geroa Bai, 1 concejal; GHI, 4 concejales; Navarra Suma, 2 concejales; y PSN, 1 concejal. Lista más votada: Bildu. Y el 15 de junio de 2019 era el día de constitución de los ayuntamientos. Sorprendentemente, la alcaldía recayó sobre la única representante del
PSN, ya que los representantes de GHI y Navarra Suma optaron por votarla para que la alcaldía no la ostentara Bildu. Casi dos meses después, el 9 de agosto, y en plena gestación del Gobierno de Navarra, la alcaldesa socialista de Huarte dimitió de su cargo para ser nombrada directora general de Interior. Un paréntesis: Si no hubiera sido elegida alcaldesa de Huarte, ¿la hubieran nombrado para ese cargo? A saber. Sigo. Huarte se queda sin alcaldesa y sin representante del PSN. ¿Siguiente paso? Debía tomar posesión un nuevo concejal del PSN que cubriera la vacante de la alcaldesa dimitida y elegirse nuevo alcalde. Martes 27 de agosto. Huarte celebra un pleno para elegir nuevo alcalde. El PSN, desde que el 9 de agosto dimitiera la alcaldesa, no tuvo tiempo de cubrir su baja. “Las fechas son complicadas, hay mucha gente de vacaciones”, dijo Ramón Alzórriz, uno de los mamporreros del PSN. Y aquí vino la primera jugada de trilerismo político por parte del PSN, destinada a abonarle el terreno a Bildu en ese ayuntamiento y empezar a pagar la abstención que ya se barruntaba para la investidura de Chivite. En ese pleno, y sin concejal socialista, la correlación de fuerzas quedaba en un empate a seis concejales: Bildu+Geroa Bai y GIH+Navarra Suma, por lo que fue elegido alcalde el representante de Bildu por el procedimiento de la lista más votada. Alzórriz volvió a salir a la palestra para decir que “antes de final de año (2019)”, se iba a cubrir la vacante socialista. Mentira. Acabó el año y el ayuntamiento de Huarte siguió sin representante socialista.
Y llegó enero de 2020. Y el día 31 llegaba al Ayuntamiento de Huarte una notificación desde el Juzgado de Aoiz que decía que todas las personas que integraron la lista del PSN habían dimitido, incluido el presidente del partido, Fabricio de Potestad, que cerraba la lista como si fuera un lazo. De nuevo Alzórriz volvía a hacer otra promesa: “En el transcurso de febrero habrá un concejal o concejala del Partido Socialista en Huarte”. Otra mentira. Ha pasado febrero y Huarte sigue sin tener concejal socialista, eso sí, el último día del mes (29/2) anunciaron que una persona tomará próximamente posesión, una persona que “favorecerá y responderá a las necesidades de las y los vecinos de Huarte”… con nueve meses de retraso. El candidato anunciado podía haber tomado posesión en el pleno celebrado dos días antes (27/2), pleno en el que se aprobaron los presupuestos presentados por Bildu, y pleno en el que el nuevo concejal del PSN hubiera tenido que posicionarse, así que mejor dejar pasar ese trago para que siga sin notarse el pacto que el PSN tiene con Bildu. Que ni se nota.
Resumiendo. Con lo poco que le costó al PSN encontrar a alguien que quisiera ser directora de Transportes del Gobierno de Navarra (mujer de senador socialista), que quisiera ser auxiliar de gabinete de Educación (cuñada de consejero socialista), que quisiera presidir la Mancomunidad de Residuos Sólidos Urbanos de la Ribera Alta (hermana de ese prohombre del PSOE que va acumulando cargos, Santos Cerdán), o que quisiera trabajar en Nasuvinsa (mujer del vicepresidente socialista del Gobierno de Navarra), en siete meses, el PSN no ha encontrado a ningún familiar que quisiera ser concejal de Huarte. Y a falta de familiares voluntarios, ni siquiera tuvieron la opción de pedírselo al exconcejal de Huarte y escolta de Ábalos, Koldo García Izaguirre, ya que el ministro se les adelantó nombrándole miembro del Consejo de Administración de Renfe Mercancías. Y también se quedaron sin la opción de la propia mujer del escolta de Ábalos, que concurrió, junto con su marido, en las listas del PSN a ese ayuntamiento, y que seguramente se quedó con la pena de no haber sido elegida, pero también se adelantó Ábalos nombrándola “ayudante de secretaria” en el Ministerio de Transportes. Y todo este rosario de nombramientos el PSOE los despacha con un “cualquier ciudadano tiene derecho a acceder a una posición pública”. Y añado: salvo si eres vigilante de seguridad del aeropuerto Adolfo Suárez y has sido testigo del encuentro entre Ábalos y la torturadora venezolana y declaras ante notario lo que allí pasó, porque en ese caso, vas al paro directamente. Esto es PSOE. Banda ancha.

Chon Latienda, comentarista política
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora