x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
OPINIÓN

Mercados financieros: un 2018 para olvidar

Imagen de Juan Pablo Montes.

Juan Pablo Montes.

DN
08/01/2019 a las 06:00
  • Juan Pablo Montes
A+ A-

Dejamos atrás un 2018 que, en materia de inversión, no ha podido ser más decepcionante. Un comienzo prometedor y un mes de enero francamente bueno -en el que nuestro Ibex llegó a marcar los 10.600 puntos- hacían presagiar que íbamos a tener un buen año para los activos de riesgo y, en general, para la inversión. Sin embargo no fue así. Un cuarto trimestre demoledor dio al traste con las escasas ganancias que acumulaban ya muy pocos activos. Para hacernos una idea del mal balance anual recordemos que desde 1902 no sucedía un hecho igual, es decir, no había ocurrido que prácticamente ningún índice (renta variable, renta fija, divisas, materias primas, etc.) cerrase con ganancias. Apenas hubo alguna excepción, como fue el balance positivo de la bolsa India o Mexicana o el buen comportamiento del dólar contra otras divisas, pero fueron eso, casos aislados. En renta variable los índices americanos se dejaron una media del 12% de rentabilidad, siendo el Dax alemán, con un descuento del 17%, el índice europeo más castigado. Por otra parte, en el amplio universo de la renta fija también hubo recortes con una caída media del 4,8%. Así las cosas, terminamos un año con el 94% de los fondos de inversión arrojando pérdidas y con el ánimo inversor muy dañado.

Es comprensible entender el malestar de miles de partícipes, sobre todo de perfil defensivo, que han visto cómo su fondo “conservador” o “mixto-prudente” ha tenido retornos negativos del 2%, el 6% ó el 12%. Incluso los fondos monetarios -los más defensivos- no han podido salvarse de la quema arrojando leves pérdidas su práctica totalidad. De esta manera, debemos reconocer que la mayoría de las gestoras y bancos de inversión no han sabido prever los acontecimientos y, salvo muy honrosas excepciones, podríamos calificar la gestión durante el pasado año como mediocre, por no decir, francamente mala. En fondos de renta variable caídas superiores al 20%, 30% o incluso al 40%, en gestoras de reconocido prestigio, han alarmado a unos fieles partícipes que no estaban acostumbrados, en absoluto, a semejantes varapalos.

A la hora de analizar el porqué de lo ocurrido son muchas las causas que podemos citar para justificar tan triste escenario. Podemos hablar de los recortes de la bolsa americana y su “esperado” crack después de diez años de subidas ininterrumpidas o del daño que para la economía americana pueden suponer las constantes subidas de tipos de interés por parte de la Fed. También las dudas sobre del desenlace final del Brexit o la guerra comercial con China declarada, por el impredecible presidente Trump, son acontecimientos que siembran inquietud y alarma. Sin olvidar las consecuencias que pueda acarrear la retirada de estímulos monetarios por parte del Banco Central Europeo. Sin embargo, con ser importantes estos asuntos, a mi juicio, lo que más daño ha hecho a los mercados de todo el mundo es el temor a que EEUU entre en recesión y contagie al resto de las economías del planeta. En este sentido, es curioso comprobar cómo los mercados sufren por un escenario que ni los organismos oficiales, ni los bancos de inversión, ni los indicadores adelantados de la economía advierten. De hecho, las previsiones para el 2019 hablan de un crecimiento mundial para el año del 3,6, ligeramente inferior al 3,8 del año recién terminado. Es decir, podemos hablar de desaceleración pero no de recesión. La prueba más palpable de lo lejos que está EEUU de entrar en recesión a corto plazo fue la publicación recientemente de los datos de empleo creándose, sólo en el mes de diciembre, 312.000 nuevos empleos, superando así las previsiones más optimistas que hablaban de 182.000 puestos nuevos.

De esta manera y si estamos en lo cierto, todos los mercados, tanto de renta fija como de renta variable y materias primas, deberían rebotar con fuerza durante este 2019 ya que, presumiblemente, han descontado un escenario que, a corto plazo, no se produzca. Igualmente, los mercados deberían celebrar una posible salida ordenada del Reino Unido y la más que probable distensión en el pulso arancelario que mantienen EEUU y China. Además, contamos con otro potente argumento para prever un buen año y es el excesivo pesimismo y derrotismo por parte de los inversores. Actualmente el ánimo inversor está por los suelos y recomendar invertir en activos de riesgo -sobre todo renta variable- es predicar en el desierto. De nada sirven los buenos fundamentales de las compañías o los precios de ganga al que cotizan. Seguramente aquellos que no se atreven a comprar ahora una acción a 5€ serán los mismos que, en el futuro, lo hagan a 10€ ó 15€. En este sentido, no está de más recordar la famosa frase que decía Warren Buffett, una de las personas más ricas del mundo y considerado como el mejor inversor de la historia: “Me muestro avaricioso cuando todo el mundo tiene miedo y tengo miedo cuando el resto son avariciosos”. Tomemos nota.

Juan Pablo Montes es director Renta 4 Banco

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra