Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
Opinión

Automoción: el tiempo apremia

El autor señala que la revolución que se avecina en el sector de automoción es un cambio que va a afectar a todos y no solo a la planta de Landaben

Luis Sarriés Sanz

Luis Sarriés Sanz

DN
Actualizada 12/12/2018 a las 18:21
Etiquetas
  • Luis Sarriés
A+ A-

Las poco meditadas declaraciones de Pedro Sánchez, afirmando que para 2040 ya no habrá coches de gasolina o diésel, han provocado una oleada de críticas, no sólo en el sector de automoción y de distribución de carburantes, sino también entre los políticos, los sindicatos y la prensa. Y esto, a pesar de que algunos países como Francia, Alemania o Inglaterra hablan de que en esa fecha habremos entrado plenamente en la nueva era de la electromovilidad.

Sin embargo, el presidente ha logrado un efecto positivo: que la sociedad comience a tomar conciencia de la nueva revolución que se está produciendo en el sector de automoción. La Electromovilidad (sustitución de los motores de explosión por los eléctricos), la conducción autónoma (los “robotaxis” serán pronto realidad) y la necesidad de poner freno a la contaminación de los coches son los tres ámbitos donde se está gestando la nueva revolución. Por tanto, no se trata sólo de un problema de las plantas de montaje que paulatinamente tienen que adaptarse a la producción de otros modelos. Es problema de los proveedores. Es problema de las infraestructuras de las “gasolineras” que ahora sólo distribuyen combustible fósil. Es problema incluso de las comunidades de garajes. Hasta los mismos usuarios comienzan a preguntarse si su nuevo coche no tendrá que sea eléctrico o habrá que esperar hasta que bajen un poco los precios.

Ahora bien, qué planes tienen el gobierno central y los regionales ante estos cambios. ¿Qué cantidades van a invertir en esta transformación? No olvidemos que esta revolución nos va a afectar a todos y, además, en período relativamente corto, porque diez años en automoción es un plazo breve.

Para darnos cuenta de las dimensiones de este problema basta centrarnos en lo que está ocurriendo en la VW, cuya planta de Landaben nos resulta tan familiar y necesaria en nuestra economía.

VW va a invertir en los próximos cinco años, hasta finales de 2023 cuarenta y cuatro mil millones de euros en electromobilidad, en la conducción autónoma y nuevos servicios de movilidad. Zwickau es la ciudad alemana de Sajonia que la firma ha elegido para crear la primera planta dedicada solamente al coche eléctrico y en la que se van a producir en los próximos años 330.000 unidades. Será la fábrica de mayor productividad del grupo. Otras plantas como la de Emden y Hannover (40.000 trabajadores) combinarán la fabricación de coches eléctricos con la de motores de combustión. A finales de 2019 saldrán las primeras unidades de coches eléctricos. En 2021 se producirán seis modelos. Para 2025 VW prevé vender más de un millón de coches eléctricos al año. Al mismo tiempo las inversiones en la digitalización de las fábricas va a ser un tema preferente.

Para financiar las enormes inversiones que requieren estos cambios, VW ha lanzado un programa definido como; “Transform. Together” por el que pretende involucrar a sus trabajadores en este importante proyecto de E-Movilidad, haciendo que las diferentes plantas de todo el mundo sean más eficientes, elevando la productividad para el año 2025 en un 30%. Las previsiones de ahorro de este programa se elevan a dos mil seiscientos millones de euros.

Esta revolución tiene su parte crítica Hay que ir transformando progresivamente las plantas hacia los nuevos modelos. En el caso de Zwickau y de diferentes modelos que ahora se ensamblan en Emden (el conocido Passat entre otros) o Hannover se trasladan a la planta de Kvasiny en Chequia. Otras producciones se llevarán a plantas del este de europa. Los trabajadores que quedan en Alemania tendrán un reciclaje. Los problemas no serán tan graves en las plantas de montaje. Pero la digitalización de las mismas va a demandar nuevos perfiles profesionales que hay que formar.

Evidentemente existe una enorme preocupación entre los miles de trabajadores que van a quedar afectados por estas profundas transformaciones. Sin embargo, la VW les ha garantizado que, al menos, en los diez próximos años no habrá ningún despido. Por otro lado, las nuevas tecnologías permitirán la creación de nuevos puestos de trabajo de alta cualificación. Precisamente, la producción de coches eléctricos se va a concentrar en Alemania que cuenta con trabajadores especialmente capacitados para esta nueva era del automóvil

Por tanto, la revolución debe ir también a nuevos planteamientos en el sistema educativo, tanto a nivel profesional, como a nivel de universidades, si queremos tener preparada una mano de obra que atraiga nuevas inversiones del sector.

Lamentablemente los problemas políticos, la corrupción, el separatismo, la invasión de los políticos en el terreno de la justicia, la imposición de un idioma o qué hacemos con las cenizas de un dictador desconocido para las nuevas generaciones son los problemas laterales, alejados de los problemas de cada día, los que ocupan nuestra atención y se llevan buena parte de nuestros impuestos.

El lema de la VW “Transform. Together” debería ser el objetivo que deberíamos tener si queremos la unidad y la prosperidad de todos nuestros ciudadanos.

 

Luis Sarriés Sanz es catedrático de Sociología

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra