Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
Televisión

Las nuevas razones

Mikel Labastida.
Mikel Labastida.
Actualizada 29/05/2018 a las 06:00

A 'Por 13 razones' no le hacía falta ninguna una segunda temporada. Si ya de por sí la primera se hacía larga continuar narrando las trágicas circunstancias por las que la protagonista, Hannah, decidía quitarse la vida resultaba completamente innecesario. La únicas (13) razones para seguir estirando la serie eran meramente económicas. Netflix se encontró el curso pasado con un éxito enorme que no esperaba, que le permitió captar a un público adolescente y acaparar el interés de críticos y curiosos, asombrados por todo lo que se movía alrededor de este título. Y no quiso dejarlo escapar. A pesar de que al finalizar la primera tanda de episodios quedaba claro todo lo que le había pasado a la joven, así como la posición que habían adoptado sus compañeros y se resolvían la mayoría de conflictos entre los personajes (para bien y para mal) los guionistas se pusieron manos a la obra para escribir más entregas.


La cuestión era saber de qué iba a tratar esta continuación. Si narraría una historia nueva o se ahondaría aún más en lo ocurrido alrededor de Hannah. Finalmente se optó por la segunda opción. Se volvió a colocar a la chica en el centro de la historia, como si fuera un espíritu ambulante que sigue persiguiendo a sus compañeros (pobre Clay), esta vez a propósito del juicio que los padres de la protagonista emprenden contra el instituto. Y como esto era poco se añadieron nuevos conflictos a los estudiantes, eje central de esta historia. Una nueva tanda de desgracias se ciernen sobre ellos. Y es ahí donde el asunto comienza a ponerse incómodo y a oler mal, porque da la sensación de que lejos de sensibilizar o de crear debate se recurre a los excesos y al morbo simplemente para crear polémica y escandalizar. Sea como sea el relato no se sostiene, queda exagerado y carece de interés.


Para evitarse malos tragos la serie incluye ahora un epílogo advirtiendo de que lo que cuentan es todo ficción. No parece fácil que se vayan a librar de dedos acusadores. Ayer mismo un padre les acusaba de ser culpables de la muerte de su hijo, algo que no tiene ninguna razón de ser. Conviene siempre y en todos los sentidos no perder el norte.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE