La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Opinión
EL PERISCOPIO

Para luego

Quizá tengamos una cierta incapacidad política para tomar decisiones, pero los españoles la compensamos suficientemente con nuestras facultades para aplazar todos los problemas

Manuel Alcántara.

Manuel Alcántara.

Actualizada 22/07/2016 a las 14:44
Etiquetas
Quizá tengamos una cierta incapacidad política para tomar decisiones, pero los españoles la compensamos suficientemente con nuestras facultades para aplazar todos los problemas. Eso de dejar las cosas de un día para otro estaría muy bien si el tiempo no fuese circular y no volvieran a presentarse. "Siempre mañana y nunca mañanamos", dijo Lope de Vega, que ha sido el español que mejor supo repetirse, ya que lo hacía todas las madrugadas, cuando de su "atrevida indignidad" se espantaba. Es el gran chantaje del perdón: modificar el tiempo irreparable. A nada le debe más el catolicismo, precursor de Freud en varios siglos. Las personas más creyentes hacían planes pecaminosos para el día siguiente y para confesarlo ante el tenebroso kiosco el día después, cuando estuvieran atritos o contritos pero satisfechos y dispuestos a reanudar la ronda. El único fenómeno nuevo es la negociación secreta entre los partidos políticos, porque la conoce todo el mundo. Rivera se opone a que Rajoy, que cada vez se opone a menos cosas, facilite a los nacionalistas más caminos para cargarse a la nación y Ciudadanos votará 'no' si Convergència se suma al pacto de investidura. ¿Qué podemos hacer los que sin ser patriotas de carné nos habíamos acostumbrado a tener patria? "Contigo y con tu castigo", pero que no nos la cambian tanto de sitio, para que podamos reconocerla.

La locura no es solo un extravío individual debido a veces a un exceso de introspección. Las colectividades también puede perder la chaveta. El dinero, el que en las coplas se le conoce con "el maldito parné" es muy influyente. La purga de Turquía afecta ya a 60.000 disidentes. No sabemos si hubo alguna vez tantas vírgenes, pero no es posible que haya tantos opositores, entre ellos un centenar de generales. ¡Vaya tropa con galones! El mundo no se entiende, pero no podemos apearnos en marcha. Hay que esperar y dejarlo para luego.
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra