Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTREVISTA
Carlos Sagüés Saldive Presidente de la Asociación Navarra de talleres de reparación de vehículos (ANTRV)

“Hay que encontrar al nuevo Miguel Induráin para meter ruido en positivo”

Como representante de los talleres y los concesionarios de Navarra, Carlos Sagüés Saldive cree que la Comunidad foral necesita un embajador para ponerla en boca del resto de España y compensar su pequeña población

Carlos Sagüés Saldive dirige desde su despacho en Orkoien la red de concesionarios en toda Navarra de marcas tan variadas como Volkswagen, Audi, Skoda, KIA o Opel
Carlos Sagüés Saldive dirige desde su despacho en Orkoien la red de concesionarios en toda Navarra de marcas tan variadas como Volkswagen, Audi, Skoda, KIA o OpelJ.A.Goñi
  • C.L.
Publicado el 12/07/2021 a las 09:14
Como presidente de la Asociación Navarra de Talleres de Reparación de Vehículos (ANTRV), Carlos Sagüés Saldive (Pamplona, 1964) es la cara visible de estos negocios y de los concesionarios de automóviles, sectores que suman más de 700 empresas y dan trabajo a más de 3.000 personas en la Comunidad foral. La ANTRV representa oficialmente a medio millar de estas empresas, una cifra que casi se ha duplicado desde que Sagüés se puso al frente de la asociación: “El secreto ha sido ofrecer asesoramiento jurídico, laboral, prevención, medio ambiente... Compensan la cuota con creces y solo tiene un coste extra si se llega a juicio”. Tanto talleres como concesionarios encaran la segunda mitad del año con la esperanza de volver a la normalidad.
Ahora que se permiten las comidas populares y los encierros con mascarilla, ¿tiene planes para celebrarlo en Belascoáin?
Por su puesto. Las fiestas allí son las segundas mejores del mundo después de los Sanfermines. Le voy a proponer al alcalde a ver si organizamos un encierro (se ríe).
¿No es un poco contradictorio que se permitan esas celebraciones y al mismo tiempo no haya fiestas?
Sí, contradictorio es, pero en algún momento habrá que ir aflojando. Belascoáin es un pueblo pequeñito y solo tenemos comida popular y baile. Si se deja la comida, ya son fiestas. Pero es que al final en los pueblos la gente se va a juntar.
¿Cree que se tendrá cuidado en esas comidas?
Van a ser precavidos, estoy seguro de ello.
¿Se ha contagiado usted o alguien de su familia?
Por suerte, no ha habido personas afectadas en mi círculo más próximo. Mi madre se jubiló el año pasado con 70 años. Lo peor ha sido la segunda dosis de la vacuna.
¿Qué le pusieron?
Me pincharon Moderna el 8 de abril y el 10 de mayo, que me dio dolor de cabeza.
¿Cómo llevó el confinamiento?
Cuando estuvimos encerrados, redescubrí a mis hijos de 20 y 23 años, con los que he compartido mucho más tiempo junto con mi mujer. El toque de queda también hizo que cenáramos juntos a diario. Ahora que ha terminado, lo echo de menos.
¿Y con su madre?
Sí que la tuve que ver más esporádicamente. Yo iba al pueblo, a Belascoáin, y nos veíamos a través de la ventana en casa de mi hermana. Tampoco he estado mucho con mis sobrinos.
¿Se acuerda del primer día en el que se pudo salir a la calle?
Al final nos acostumbramos a estar encerrados. Tengo la suerte de vivir en un unifamiliar con jardín y entiendo que la experiencia no puede ser la misma en un piso pequeño, pero me volví bastante casero.
¿Y en el plano profesional?
Pues antes iba cada dos por tres a Madrid y este es el primer mes que tengo que ir allí desde que empezó la pandemia.
¿Qué pasó en el negocio?
El 14 de marzo de 2020 me encontré con toda la empresa cerrada y una incertidumbre absoluta. En ese momento no había ni préstamos ICO ni protección especial de los ERTE. Durante dos meses y medio no vendimos ningún coche. Después, gracias a los ICO y los ERTE, cerramos el año con unos resultados bastante dignos para lo que se preveía.
¿Cómo están yendo las cosas en 2021?
Ha sido mucho peor que en 2020, muy duro. Ya teníamos todo el personal en activo y pocos ingresos. Estamos aguantando a ver si se nota esa recuperación de la que tanto hablan los medios de comunicación.
¿Harto de la mascarilla?
Me he acostumbrado a usarla. He estado con el menor número de personas posible y he visto muy poco a mi madre, así que la mascarilla ha sido el menor de los problemas. Lo sorprendente es que ahora que no es obligatorio llevarla por la calle, mucha gente la sigue empleando.
Como padre de dos hijos de 20 y 23 años, ¿qué le parecen los macrobrotes de Mallorca y Salou?
A mis hijos le he recalcado constantemente que tuvieran cuidado pensando en ellos mismos, en su padre y madre y en su abuela. Lo que ha pasado en Mallorca y Salou es un escándalo. Pero es muy difícil que entre la juventud no haya muchos que se dejen llevar por la diversión. Es como ponerle puertas al campo.
¿Les ha dicho algo a sus hijos de cara a los Sanfermines?
Más me duele a mí perderme dos Sanfermines con 57 años, que me quedan menos que a ellos. Mi hijo por lo menos tiene 37 por delante más que yo.
¿Está de acuerdo con la vuelta del público a la grada en el Sadar?
Es perfecto. No hay cosa más bonita que ver el campo lleno de padres e hijos. Es un espectáculo muy bonito verles salir después de los partidos, cada vez hay también más chicas y madres.
¿Ha bajado mucho al Sadar?
Cuando era pequeño, iba con mi padre los domingos. Recuerdo que los partidos empezaban a las cuatro de la tarde y había que ponerse en marcha con el último bocado. ¡Y ahora se quejan de los horarios!
¿Se definiría como osasunista?
Mi hijo, sí. Yo he sido algún año socio, pero tampoco soy un forofo. Lo importante es que nos identificamos con los valores que defiende el equipo y la imagen que traslada de Navarra.
¿Y qué imagen es esa?
Unidad, tanto del norte, el centro y el sur. Vamos a seguir patrocinándoles y espero que tenga el mayor de los éxitos.
¿Desde cuándo patrocinan a Osasuna?
Nuestro concesionario Sagamóvil es uno de los principales patrocinadores del equipo desde los tiempos de Izco.
¿Cómo ve a Sabalza?
Lo está haciendo muy bien a nivel deportivo y a nivel económico.
¿Es importante que Navarra tenga proyección?
Ya lo creo. Necesitamos encontrar otro Miguel Induráin pronto. Somos poco más del 1% de la población de España y necesitamos meter ruido en positivo.
¿Tiene en mente algún candidato?
Podría serlo Asier Martínez o Carlota Ciganda. Tenemos que juntarnos todos los navarros y encontrar al próximo Induráin, que nos ha dado un sello conocido en todo el mundo. Yo he presumido como un pavo real en Madrid.

“La salida de Emilio Sáenz de VW Navarra me produce una gran tristeza”

¿Le cogió por sorpresa la salida de Emilio Sáenz de Volkswagen Navarra?
Totalmente. Una decisión tan drástica me produce una gran tristeza. Desconozco qué ha pasado, pero Emilio ha sido un enorme directivo que lo ha hecho muy bien. Siempre ha defendido a la fábrica y a la plantilla. Me da miedo que haya algo político detrás en relación con el coche eléctrico.
¿Por qué lo dice?
Me extraña que en el comunicado de su salida no se le haya reconocido su labor y se limite a una pocas líneas sin hacerle ni la más mínima deferencia. Ha sido algo drástico, sobre todo cuando se encara el lanzamiento del tercer modelo.
Hablando de coches nuevos, ¿se nota ya alguna recuperación en las matriculaciones?
Por el momento, no. Esperamos que la deflación del impuesto de matriculación por emisiones sea un acicate para relanzar las matriculaciones. Así los coches que emitan hasta 144 gramos de CO2 por kilómetro van a estar exentos en vez del límite de 120 gramos que había hasta ahora.
¿Qué repercusión tiene en el precio del coche?
Un 4,5% entre los que no superen ese umbral, que son entre el 60% y el 70% de las ventas.
¿Cómo les ha ido a los concesionarios de coches en esta primera mitad del año?
El tráfico nos ha caído en torno a un 20%. De cada 100 personas que nos visitan, compran en torno al 33%. Eso significa que el cliente viene al concesionario más informado de casa y, en mayor medida, con la decisión de compra ya tomada. Las ventas a particulares siguen bajando y entre las empresas van mejor.
¿Esperan que la deflactación del límite de CO2 anime el mercado de particulares?
Hay una demanda embalsada que, gracias a esa medida, va a reaccionar, estoy convencido.
¿Y los talleres?
Las restricciones de movilidad han condicionado el trabajo. Ahora que se han levantado en junio, ya lo estamos notando y en julio vamos a volver a la normalidad. Al menos eso esperamos.
¿Tuvieron que tomar alguna medida excepcional?
Hemos tirado de vacaciones y ahora todas las plantillas ya están calentando para salir a jugar.
Los sindicatos les acusan de bloquear la negociación del convenio. ¿Cómo lo ven ustedes?
Hemos hecho ocho propuestas distintas. El sector afronta muchas incertidumbres que entendemos que no tiene que pagarlas el trabajador. Los empresarios sabemos que los empleados no pueden estar tres años con los salarios bloqueados. Queremos un convenio ya.
¿Por qué se ha alargado entonces la negociación?
Hay que tener en cuenta la situación del sector. La electrificación viene acompañada de menos mantenimiento y los sistemas de asistencia a la conducción, cada vez más eficaces, han reducido las reparaciones. Eso hace que sobre personal de talleres. La digitalización también reducirá la necesidad de comerciales por las compras directas. En estas circunstancias, solo podemos actualizar el IPC porque entendemos que los trabajadores no tienen que perder poder adquisitivo. Lo que no podemos hacer es encarecer la mano de obra en plena incertidumbre. El convenio tiene que ser justo para las dos partes.
¿Les ha afectado la huelga?
Tuvo un seguimiento inferior al 1% entre las empresas, que llegó al 2% si lo medimos por número de trabajadores en los días punta.
Los sindicatos que secundan la huelga se han quejado de que no se les ha dejado entrar a informar a los trabajadores en la huelga.
Los piquetes informativos durante una huelga no pueden entrar en los centros de trabajo, según nos informó la Inspección de Trabajo. Solo lo pueden hacer los miembros del comité de huelga.
¿Y se permitió la entrada a esas personas?
Se les dejó entrar, entraron y no tuvieron ningún problema. Sí que hubo problemas cuando quisieron entrar como un piquete.
¿En qué situación están los concesionarios del grupo Stellantis tras el anuncio de que se cancelan los contratos en dos años?
La integración en Stellantis ya nos llevó a perder dinero con la venta de cada coche nuevo por el cambio en las condiciones comerciales. Ahora pretenden cancelar los contratos para 2023 para reorganizar la red comercial de todas sus marcas: Opel, Peugeot, Citroen, Fiat, Lancia, Alfa Romeo y Jeep. Solo quedará abierto menos de uno de cada cuatro concesionarios.
¿Cuántas personas en Navarra pueden perder su trabajo?
Lo sabremos a finales de julio. Si aplicamos la misma proporción que la anunciada, más de doscientas personas acabarán en la calle. De ahí que hablaba de incertidumbre en la negociación del convenio.
¿Cómo les afectan las ventas por internet?
Todas las marcas están dando pasos hacia ello. Lo malo es que rompe la relación personal que se creaba entre vendedor y cliente y nos convierte en meros entregacoches. Por el lado positivo, las páginas web especializadas en venta de usado nos han permitido aumentar la ventas porque atraen clientes de toda España. Ya suponen entre el 15% y el 20% de las ventas y van a más.
¿Va a quedar espacio para los concesionarios tradicionales?
La clave es mantener una buen reputación en internet, sobre todo en los foros especializados. Si un concesionario da una buena experiencia al cliente, siempre van a tener un público que quiera mantener el contacto personal.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones