Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Hiberus

“Vamos a contratar entre 40 y 50 personas en Navarra y tenemos dificultades para encontrar perfiles tecnológicos”

Hiberus Tecnología ampliará su delegación navarra con una gran oficina en Mutilva que inaugurará en septiembre. La compañía prevé duplicar ya este año su plantilla en la región incorporando a entre 40 y 50 personas

Sergio López es el CEO de la tecnológica Hiberus, con un ambicioso plan de expansión en Navarra.
Sergio López es el CEO de la tecnológica Hiberus, con un ambicioso plan de expansión en Navarra.Cedida
Actualizado el 09/07/2021 a las 08:22
A sus 40 años, el zaragozano Sergio López Navarro, está al frente de Hiberus Tecnología, referente en el sector TIC y la compañía que más ha crecido orgánicamente en España en los últimos años entre las que suman más de 400 trabajadores. Con sede en Aragón y delegaciones por todo el territorio, entre ellas la de Pamplona, se encuentra en pleno proceso de expansión. Su máximo responsable aboga por aprovechar los Fondos Next Generation EU en ámbitos de formación. “La clave es formar profesionales tecnológicos; es lo que asegura que vengan multinacionales y se puedan crear nuevas empresas”, remarca.
La pandemia ha acelerado la transformación digital y eso arrastra a todo el sector TIC. ¿Están sabiendo las empresas incorporar tecnología y talento para abordar esa transformación?
Algunas sí y otras no. Las que han llegado a esa transformación por fuerza mayor sí. Pero lo bueno sería que la transformación se diera en procesos de expansión, globalización, desarrollo de negocio... porque ahí es donde existe más valor.
Los fondos Next Generation EU abren toda una ventana de oportunidades. ¿Le preocupa que no sepamos aprovecharla?
La clave es que se utilicen para digitalizar la administración, para mejorar la competitividad de las empresas y, fundamentalmente, en ámbitos de formación.
Hiberus es una de las tecnológicas españolas que más han crecido orgánicamente (sin tener en cuenta adquisiciones). ¿Cómo afrontan el nuevo escenario?
Somos de las pocas empresas de tamaño grande que no tienen la sede ni la mayor parte de su personal en Madrid y/o Barcelona. Estábamos de forma nativa acostumbrados a trabajar de forma descentralizada. Con la covid nos pusimos todos a teletrabajar pero en cuanto pudimos empezamos a abrir nuevas delegaciones para extender nuestro modelo de ecosistema en ciudades como Logroño, Valladolid, Almería, Valencia o Pamplona. El 80% de nueva actividad está repartida en áreas que se dedican o a producto propio o a tecnologías disruptivas. Hiberus se comporta como un cluster de áreas y tenemos a casi todas creciendo. Estamos muy diversificados y construimos soluciones para casi todos los mercados y generalmente para la gran empresa. Trabajamos para Madrid, Barcelona, Londres, Berlín... Allí donde hay grandes compañías. El año pasado crecimos un 20% y hemos creado tres áreas de negocio nuevas.
¿Siguen contratando, entiendo?
En los dos últimos meses hemos incorporado a 4-5 personas al día. El proyecto de Hiberus arrancó en 2012 con algo más de 200 empleados. Ahora somos 1.400.
¿Cómo ve al sector TIC en España?
Soy un poco pesimista. Cuando empecé en esto fui presidente del cluster TIC aragonés y secretario de CONETIC, la confederación nacional. Hasta 2015 el sector estaba muy atomizado y había muchas más empresas. En los últimos años se ha reducido el número de compañías. Ahora, en cada territorio hay muy poco sector y las empresas son más grandes, pero hay zonas como Levante o Cataluña que se han quedado sin grandes compañías. Que haya empresas españolas que aporten valor a los territorios es clave porque en la práctica se genera empleo cualificado y se construyen activos tecnológicos y productos que luego se puedan comercializar o distribuir por cualquier lugar del mundo. No es sólo un tema de prestar servicio a las empresas locales. Nosotros hemos intentado ser la empresa de referencia del Valle del Ebro.
Han vuelto a incluir a Navarra en su plan de expansión. ¿Qué objetivo de crecimiento se marcan?
Cuando arrancamos en 2012 el proyecto nuestra vocación ya era ser la empresa de referencia del Valle del Ebro (Aragón, Navarra y La Rioja) y poner el foco en los principales mercados (Madrid y Cataluña). Ahora queremos seguir creciendo, pero en Navarra estamos teniendo un problema a la hora de encontrar profesionales similar al de Aragón. Donde más estamos contratando es en La Rioja aunque Pamplona sea para nosotros un punto mucho más estratégico. También estamos creciendo mucho por ese mismo motivo en Almería y Málaga.
¿A cuántas personas tienen previsto incorporar en Pamplona?
Estábamos en el edificio de Telefónica en Monasterio de la Oliva, pero en septiembre inauguraremos nueva sede en Mutilva (Paseo Santxiki). Apostamos por un modelo de trabajo flexible para que la gente que lo necesite pueda teletrabajar pero manteniendo la cultura de oficina. La idea es incorporar este año a 40 ó 50 personas al equipo de Pamplona lo que supondrá llegar a las 100. Si no encontramos los perfiles que necesitamos, podríamos llevar a cabo una de nuestras iniciativas de reciclaje de personal a través de nuestra fundación formando a personas desempleadas de forma acelerada en el sector TIC.
¿Qué perfiles necesitan?
Fundamentalmente perfiles de profesionales tecnológicos de desarrollo de aplicaciones. Las áreas que más están creciendo, también en Hiberus, tienen que ver con la digitalización, comercio electrónico, Data, Inteligencia Artificial y todos los temas temas cloud (computación en nube) que tienen que ver con sistemas de desarrollo. Pero, como casi todas nuestras soluciones van al mercado y tienen un componente de negocio, también es una oportunidad para perfiles no tecnólogos. Buscamos a gente para trabajar en proyectos para Inditex, El Corte Inglés, Banco Santander y empresas internacionales.
¿Podría convertirse la comunidad en un centro de referencia tecnológico para Hiberus?
Sin duda. Tanto por su ubicación geográfica como por su potencialidad en cuanto a la captación de talento. Además de la nueva sede, estamos analizando la posibilidad de montar en Navarra alguna de nuestras sedes ‘Fauno’ que creamos en lugares no tan grandes pero que nos permiten crear equipos muy fidelizados en pueblos o ciudades que resulten atractivos por aspectos como la calidad de vida o las comunicaciones. Entre las opciones que tenemos sobre la mesa están Tudela y Bera de Bidasoa.
Pero por lo que comenta tienen dificultades para encontrar los profesionales que necesitan. ¿Qué se ha hecho mal?
La Universidad de La Rioja apostó por los grados informáticos y es lo que se debería hacer en Pamplona donde al igual que en otras ciudades no se han generado suficientes profesionales en carreras científico-tecnológicas. Es un problema para empresas como la nuestra a la hora de invertir o llevar a cabo proyectos tecnológicos. Pero en estos momentos creo que desde la administración sí se ha puesto el foco en el problema y se va por el buen camino.
¿Está desaprovechando Navarra las oportunidades que ofrece el sector TIC por esa falta de profesionales?
En el pasado los territorios han tenido determinados activos como el clima, tener playa o buenas comunicaciones. Pero el activo de los próximos años es el talento y la clave es formar profesionales tecnológicos porque eso lo que asegura es que vengan multinacionales y, aún más importante, que se puedan crear nuevas empresas y tengan un valor añadido con ese tipo de profesionales para todo el proceso de transformación digital.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones