Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Carmelo Ezpeleta, consejero delegado en Dorna, organizador de Moto GP

“El Circuito de Navarra me parece un acierto, pero el impacto se lo come La Rioja”

La montesa junto a la que posa para la foto se la compró con 17 años. Cuenta que subió la moto en el ascensor a su casa de Barcelona y que la puso en marcha en el pasillo para que su padre le firmara el aval. Hoy, le saca brillo en el hall de la sede central de Dorna, la empresa desde la que Carmelo Ezpeleta ha gestionado durante los últimos veinticinco años el espectáculo del mundial de motociclismo. Le han llegado a comparar con Ecclestone, el singular inglés que gestiona la Formula 1, aunque sus personalidades parecen más bien antagónicas. Además, Ecclestone no es campeón de cesta punta (Jai Alai).

Carmelo Ezpeleta posa con la que fue su primera moto, una montesa, que hoy luce en el hall de las oficnas de Dorna en Madrid.

Carmelo Ezpeleta posa con la que fue su primera moto, una montesa, que hoy luce en el hall de las oficnas de Dorna en Madrid.

Modem Press
Actualizada 07/02/2018 a las 17:11

En pocas semanas se pondrá en marcha una nueva edición del mayor espectáculo del mundo. Al menos en lo que a motos se refiere. Cinco Boeing 747 esperan con sus bodegas abiertas para cargar más de un centenar de motocicletas y 300 toneladas de material y están listos para transportar a una ‘familia’ de casi cuatro mil personas.

Durante nueve meses recorrerán más de 83.000 kilómetros desde Qatar a Valencia y celebrarán 18 carreras en 15 países de cuatro continentes. Moto GP es la cima a la que todo piloto sueña con llegar, la competición en la que Marc Márquez, Pedrosa, Rossi, Lorenzo o Dovizioso, por citar solo algunos nombres, hacen vibrar a espectadores de más de 200 países. Y al frente de este evento mundial se encuentra desde hace 25 años un hombre tranquilo, pero apasionado de su trabajo.

Carmelo Ezpeleta rememora el día en que se enamoró de las motos, cuando con cinco años su padre lo llevó de la mano a la Avenida Diagonal de Barcelona para presenciar una carrera de motos. Antes de comenzar la entrevista, que se desarrolla por teléfono, es inevitable preguntarle por sus raíces, porque ‘el gran jefe’ como lo llama Marc Márquez, presume de sus orígenes navarros. Y un programa de la televisión pública vasca le ayudó a encontrarlos. “Mi padre -cuenta- era de Pedrola, provincia de Zaragoza. Hay que hilvanar muy fino hasta encontrar el eslabón con Navarra, allá por el siglo XVI. Un tal Juan de Ezpeleta, de Estella, se casó con una aragonesa de Magallón. Su nueva residencia le favorecía para comerciar la lana ya que como navarro no pagaba aranceles a la entrada del Reino”.

Al otro lado del Pirineo, más allá de donde se esconden las brujas de Zugarramurdi, está Espelette. ¿Conoce el pueblo?
Espelette es como los franceses han traducido Ezpeleta, porque eso era Navarra, ¿eh? (aclara por si acaso). Viajé en moto hace muchos años y después fui en coche con mis hijos y mi mujer. En los tiempos en los que jugaba a cesta punta también pasé muchas veces por Ezpeleta en torneos en el País Vasco francés.

¿No quiso ser siempre piloto? ¿Cómo le dio por jugar a cesta punta?
Nací y viví en Barcelona. En el colegio de los Jesuitas tenía un compañero, José María Mirapeix, que jugaba a cesta punta. Yo ni sabía qué era aquello. Tendríamos 16 años cuando José María y su hermano dejaron de venir al colegio una semana porque tenían el campeonato de España de cesta punta, precisamente en Pamplona, en el antiguo Euskal Jai. Ganaron el campeonato. Aquello salió en todos los periódicos de Cataluña. Me interesé y a los diecisiete años empecé a jugar estando siempre a la sombra de los hermanos Mirapeix, que me enseñaron a jugar. Fui un mediano amateur. En aquellos años, estando yo en la selección, Cataluña fue cinco veces campeona nacional.

¿Qué relación mantiene hoy con Navarra?
Mucha. Me siento muy en mi tierra cuando estoy en Navarra. Me identifico con la manera de ser, la gastronomía, el paisaje, el estilo de vida. Siempre que puedo voy. Desde hace unos años tengo la suerte de conocer a Carlos Mangado (profesional del marketing) porque fui a dar unas entrevistas hace seis o siete años. También mantengo el trato con un grupo antiguo de pelotaris de cesta, los cinco que jugábamos juntos, y nos solemos reunir y viajamos con nuestras mujeres a Roncal, Baztan...

DNI
Carmelo Ezpeleta (Barcelona, 1946). Está casado con María González y tiene dos hijos, Carlos y Ana que trabajan también en Dorna. Era un piloto aficionado de motocicletas y conductor de autos y se destacó como un jugador de pelota amateur (Jai Alai). Los estudios de ingeniería le dieron la oportunidad de supervisar la construcción y promoción del circuito de Calafat a principios de los años setenta. Fue diez años director del circuto del Jarama. En 1991 se unió a Dorna. En 1998 se convirtió en director general y accionista de la compañía.

¿Le provocan los Sanfermines?
Nos han invitado un par de veces y hemos disfrutado con la gente de Napardi. Vivir los Sanfermines desde dentro es maravilloso, lo que pasa es que siempre nos toca en plena época de carreras. De joven hice algún pinito de correr, pero muy lejos de los toros. Me hace mucha gracia la gente que dice que ha corrido el encierro en Sanfermines. La verdad es que lo corren muy poquitos, los demás no hemos visto los toros ni de lejos.

¿Conoce el Circuito de Navarra?
Nuestra empresa, Dorna, organiza también el campeonato del mundo júnior y hemos ido un par de años al Circuito de Navarra. Y la verdad, está muy bien. Pero claro, está muy bien en un país como España que tiene muchos circuitos y varios todavía de más nivel. Si el Circuito de Navarra estuviera ubicado en otro país sin esta oferta podría perfectamente acoger pruebas del campeonato del mundo con unas pocas modificaciones.

La inversión en el Circuito de Navarra ha sido muy discutida. ¿Le parece acertada o no?
Hombre, a mí me parece un acierto clarísimo. Para mi profesión, que haya circuitos es muy bueno. Lo que no se entiende es que siendo un circuito navarro, pagado por navarros, esté tan lejos del núcleo central, que es Pamplona. Los circuitos en sí, ninguno gana dinero, todos cuestan dinero a la comunidad autónoma y al país donde se sitúan. Pero eso queda justificado si hay un impacto económico en la región por la cantidad de veces que llenas hoteles, restaurantes... Pero claro, si el circuito está en el borde de la comunidad el impacto se lo come más la Rioja.

¿Le han pedido que mueva hilos para que alguna escudería entrene en Los Arcos?
Es muy difícil, porque por razones económicas los entrenamientos de Moto GP y Superbikes están controlados. Antes eran libres, de modo que quien contaba con más dinero es el que más entrenaba y eso obligaba al resto a hacer lo mismo y a aumentar mucho el presupuesto. Cada escudería puede escoger su circuito donde entrenar durante el año, pero, claro, todas eligen circuitos que forman parte del mundial. Pero hay otros usos que pueden llenar de vida un circuito.

Hoy, el fútbol, las motos, mueven cifras desorbitantes en derechos televisivos, sueldos... ¿Existe una burbuja como la del ladrillo que amenace con estallar?
Yo no creo que haya una burbuja. Desde luego no la hay en el motociclismo y en mi opinión, tampoco en el fútbol. Cuando se oye hablar de los sueldos que se pagan en el fútbol, son salarios que se generan. Y el día que no se puedan generar se dejarán de pagar. Sí que es cierto que hay equipos que dejan de tener capacidad competitiva, incluso ligas como la italiana. Hace cinco o seis años se discutía si la liga italiana era la más importante del mundo junto a la inglesa o la española. Hoy, claramente la liga italiana ha perdido competitividad puesto que los mejores jugadores no están allí. Es así porque la liga italiana no genera dinero para retenerlos.

¿Y usted qué hace para que el negocio de las motos no se le vaya de las manos?
Lo primero es hacer carreras interesantes para que generen interés en televisión. De este modo, te pagan dinero por ello y ese dinero lo puedes repartir entre los equipos y las escuderías. Luego, intentas reducir los costes, como lo que apuntaba antes de controlar los entrenamientos, para que no sea tan importante el dinero de cada uno en las posibilidades de victoria. Eso hace que no haya una burbuja, que vivas en la realidad.

¿Cuál ha sido su secreto para llegar a controlar el mundial de motociclismo?
Nunca me propuse llegar aquí. Lo que quería desde muy joven era ser profesional del motor. En motos fue muy difícil y en coches tuve algo más de éxito, pero me di cuenta de que no iba a llegar a nada. Surgió una posibilidad de construir un circuito al sur de Tarragona y me puse a ello. A partir de ahí vino todo, me llamaron para el Jarama y en 1991 me uní a Dorna. Siempre me ha gustado mi trabajo y le he podido dedicar todas las horas que he querido. Seguramente he tenido la suerte de estar en el sitio adecuado y en el momento adecuado.

Debe ser también muy listo... Hasta le han comparado con Ecclestone.
Supongo que es un caso parecido al mío, pero Ecclestone es mucho más listo. Para triunfar en esto tienes que ser apasionado y trabajador. En eso coincidimos ambos.

De Ecclestone se dice que sólo se relaciona con jefes de Estado. ¿Y usted?
A mí siempre me ha interesado más el deporte. Tuve la suerte de conocer a Seve Ballesteros, una persona espectacular, y junto a él, a Michael Jordan. Jugamos a golf.

¿Es cierto que Dorna está valorada hoy en más de 1.200 millones de euros?
Lo de las valoraciones ya sabe como funciona... pero sí, creo que son ya bastante más que esos 1.200 millones. Pero esto es algo que hemos hecho entre todos. Es el resultado de trabajar juntos durante 25 años con la federación, los equipos y los pilotos. Si algo creo que hemos hecho bien en Dorna es entender la postura del otro, perdiendo todos un poco para ganar todos mucho.

A Hacienda no le gusta perder. Ha reclamado 25 millones de euros a su empresa y se impuso una multa de 6,6 millones a sus directivos. ¿Recuerda que su antepasado navarro también tuvo problemas con Comptos por el contrabando de lana?
Bueno, en la investigación sobre mis antepasados se dijo que Juan Ezpeleta era un contrabandista, pero yo no lo veo así. Lo que parece que hizo fue casarse con una mujer de Magallón (Zaragoza) y desde allí, como navarro, no pagaba aranceles en la aduana cuando entraba con lana a Navarra. Hizo lo que hacen muchas empresas hoy.

¿Y sobre el dinero que le pide Hacienda?
Todas las operaciones las hemos hecho siempre con una asesoría acreditada que nos ha indicado como había que hacer las cosas. Evidentemente no lo debimos hacer bien. Nosotros tenemos una opinión y los tribunales hasta ahora han sostenido lo contrario. Lo que sí puedo decirle es que ni yo, ni mucho menos Dorna, hemos ocultado nada de nuestras ganancias. Luego, si las pones en un epígrafe o en otro es discutible.

¿Entiende la sensibilidad que hay en España con todo lo que suene a evasión?
¡Claro! Pero, a mí lo que me parece mal es no cumplir la ley. Intentar pagar menos a Hacienda, dentro de la Ley, no me parece criticable. Para eso están los asesores fiscales. Es como si vas a un supermercado, donde tienes la posibilidad de elegir la leche que quieres comprar. Si quieres comprar la más barata nadie te puede decir por qué quieres comprar la leche más barata.

¿Va a ser el Moto GP 2018 tan reñido como el del año pasado, en el que hasta el último suspiro no se decidió el triunfo de Marc Márquez sobre Andrea Dovizioso?
Eso esperamos, que las carreras sean competidas y divertidas. Lo que sí pedimos al inicio de cada año es que los grandes premios sean seguros, que no tengamos desgracias, ni accidentes. Este año pasado fue bueno en lo deportivo, pero ha tenido dos espinas que han sido el accidente mortal de Nicky Hayden y la pérdida también en accidente de Ángel Nieto. A la familia de Moto GP nos ha impactado muchísimo.

¿Qué recuerda de Ángel Nieto?
Muchísimo. He tenido con él una relación muy cerrada. El motociclismo en el mundo sería distinto si Ángel Nieto no hubiera estado aquí. Dorna difícilmente hubiera optado a tener los derechos del mundial. Y si Dorna no hubiera estado, el mundial sería mejor o peor, pero desde luego sería diferente.

¿Da más espectáculo a la Moto GP situaciones como la patada en carrera de Rossi a Márquez?
Yo no necesito para nada ese tipo de situaciones. Algunas personas dijeron que eso era fenomenal para las audiencias, pero ese tipo de popularidad no la deseo.

¿Tuvo que mediar entre ambos?
Entre los tres, porque Lorenzo estaba también metido. Hablamos antes del Gran Premio de Valencia y hubo un compromiso de todos de no encender más los ánimos.

Son deportistas, jóvenes y algunos de ellos ganan entre 10 y 15 millones de euros al año. ¿Le toca gestionar egos?
Para ser deportista de elite en una especialidad hay que ser un tipo muy ambicioso. Nadie es número uno si no es muy ambicioso. Todos los pilotos de las tres categorías que llegan al mundial son gente que ha estado ganando en sus respectivos campeonatos anteriores. Son líderes. Niños que desde muy pequeños están ganando y eso conlleva una manera de ser. Niños que han abandonado el colegio, algunos antes de acabar el bachillerato, pero que con 15 o 16 años están conociendo el mundo, otras culturas, y que también están sufriendo, no hay que olvidarlo, las caídas. Eso te da otra característica de persona. Evidentemente, son personas con ambición y cada uno la gestiona como puede.

¿Ha tenido que ponerle los pies en el suelo a algún piloto?
Hablo mucho con ellos y no es problema si hay que poner a alguien los pies en el suelo. Ahora bien, motu propio yo no digo nada a nadie. Si me piden consejo, humildemente lo doy.

2018, ¿año de Dovizioso, de Márquez o de algún otro piloto?
No me he mojado nunca. No estaría bien que señalara como favorito a nadie.

TEST
¿Qué flota tiene en el garaje? Ocho vehículos entre coches y motos.
¿Música para escuchar de viaje? Los Beatles. También Serrat.
¿La persona que más le ha influido en el mundo del motor? Mi padre.
¿El personaje más relevante de la España del siglo XX? Juan Carlos I
¿Quién es Messi? El mejor de jugador de la historia y eso que he visto jugar a Pelé y Di Stefano.

 

“Si no hago pronósticos sobre motos, menos aún de Puigdemont”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vive en Madrid pero tendrá puesto un ojo en su Cataluña natal. ¿Teme que la crisis independentista vaya para largo?
Espero que no. Soy catalán, pero me siento muy español. No estoy nada a favor de que Cataluña se separe porque es imposible, haría un daño terrible, que ya lo está haciendo, y por lo tanto espero que la gente encuentre la cordura suficiente para arreglar ese problema, pero no es fácil.

¿Ve posibilidades de que Puigdemont sea nombrado otra vez presidente?
Si no me atrevo a pronosticar sobre las motos, ¡cómo lo voy a hacer sobre este tema! No tengo ni idea de lo que puede pasar. Lo único que tengo claro es que la Ley te puede gustar o no, pero hay que cumplirla. Es mala señal que los políticos, que deberían ser los primeros en este sentido, hagan su interpretación de la Ley y no la cumplan. Si quieres cambiar la Ley, reúnes a gente que quiera hacerlo y la cambias. Lo que no puedes hacer es acatar sólo lo que te viene bien.

¿Cree que desde Madrid no se ha entendido bien el problema catalán?
Siempre se carga sobre Madrid y Madrid no tiene ningún problema, prefiero hablar del Gobierno de España y si este hubiera podido tener una sensibilidad mayor por los problemas de Cataluña. Haciendo una lectura de lo que ha ocurrido, creo que entre los catalanes apenas superan el 50% los partidarios de la no independencia. Y si dos millones de catalanes están descontentos yo no te digo que haya que darles la razón, pero intentaría saber si puedo hacer algo para que en vez de dos millones sean un millón los descontentos o 250.000. Y ahí creo que sí se podía haber hecho algo más desde el Gobierno de España.

¿No se ha planteado en esta crisis trasladar fuera de Cataluña la filial que Dorna tiene en Barcelona?
No, en ningún caso, de momento. La sede central de Dorna está desde 1992 en Madrid. Evidentemente, y aunque estoy seguro de que nunca llegará a suceder, una Cataluña independiente quedaría fuera de España y de Europa y nosotros no podríamos continuar en Barcelona porque inmediatamente la agencia tributaria catalana nos pediría que tributáramos allí. Y no vamos a tributar en dos sitios a la vez. Pero estoy convencido de que hasta los propios independentistas piensan que es imposible la independencia.

¿Qué le parece la ocurrencia de Tabarnia?
Como argumentos utilizan los mismos que los independentistas... pero no soy muy de bromas con las cosas serias.

Tiene la vida resuelta (Ezpeleta y un puñado de directivos poseen el 20% del capital de Dorna). ¿No le pide el cuerpo cogerse una moto y hacer la ruta 66?
Es que ya hago lo que más me gusta. Pero Dorna está muy bien preparada para que un día no pueda estar yo. No mucha gente sabe que los dos accionistas mayoritarios, que suman el 80% del capital, son dos compañías super prestigiosas como el fondo de inversiones Bridgepoint Capital y el fondo de pensiones de Canadá.

¿Una empresa española está ayudando a pagar las pensiones de los canadienses?
Sí, en parte sí.

¿Le recomendaría a Rajoy que invierta los 8.000 millones de nuestra magra hucha de las pensiones en Dorna?
Hombre, eso es política macroeconómica de la que entiendo poco y de la que quiero entender menos.

Tampoco le preocupa su pensión, claro.
Como español me preocupan las pensiones de todo el mundo, como a cualquiera.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra