Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Transporte

Las empresas de autobús de Navarra han perdido la mitad de su facturación con la covid

El transporte interurbano, con una flota de 502 vehículos, ha perdido en un año más de 1,5 millones de viajeros

Ampliar Las empresas de autobús de Navarra han perdido la mitad de su facturación con la covid
Las empresas de autobús de Navarra han perdido la mitad de su facturación con la covid
Actualizado el 23/05/2021 a las 06:00
Las 36 empresas dedicadas en Navarra al transporte interurbano de viajeros tratan de mantenerse a flote tras haber perdido en un año de pandemia más de la mitad de su facturación y alrededor de 1,5 millones de viajeros. El desplome de la actividad ha sido total y ha afectado con especial virulencia a las compañías cuyos ingresos dependen de los servicios discrecionales, vinculados a celebraciones y al ocio o turismo, donde la caída de viajeros en los últimos doce meses (abril de 2020 y abril de 2021) ha llegado hasta el 86%. La facturación de Autobuses Sánchez, con sede en el polígono La Vergalada de Falces, fue el año pasado de apenas 20.000 euros entre abril y junio -la temporada fuerte para la empresa- cuando un año antes llegaron a ingresar 450.000 euros. Autocares EDSA, también muy dependiente de los servicios discrecionales, facturó el año pasado un 65% menos que en 2019. La empresa cuenta con una flota de 50 vehículos y 80 trabajadores en plantilla que han ido entrando y saliendo del ERTE de forma intermitente. Para algunas empresas, el transporte escolar, que aunque con menos usuarios se ha mantenido a lo largo de todo el curso, y el laboral ha servido de salvavidas ante el parón de los eventos y la actividad turística.
Con la apertura de fronteras, las empresas de autobuses, sin apenas liquidez y que sobreviven gracias a los créditos ICO, han empezado a ver algo de luz. Aunque de forma lenta, las líneas regulares, que en 2019 aportaron el 54% de la facturación del sector del transporte de viajeros en Navarra, empiezan a recuperar lentamente usuarios tras un pésimo arranque de año. El incremento de la demanda empieza a ser notable sobre todo los fines de semana en los recorridos más atractivos como el que realiza la empresa Conda -la que tiene más líneas adjudicadas en la comunidad (13)- a San Sebastián por autovía, con refuerzo ya para el trayecto de primera hora, o Zaragoza. El primero, con un recorrido de 1.274.000 kilómetros/ año es el que aglutina el mayor número de viajeros aunque en 2020 la caída de la ocupación llegó a ser en esa línea durante varios días del 100%. Durante el primer estado de alarma, entre el 6 y el 12 de abril, únicamente transportó a 30 viajeros, frente a los 4.834 del mismo periodo de 2019.
La pandemia supuso un duro golpe para un sector que empezaba a recuperarse de la anterior crisis económica que había recortado de forma muy notable la cifra de viajeros. Entre 2008 y 2014 se llegaron a perder casi 600.000 viajeros, un 19%.
De hecho hasta la irrupción de la covid, la evolución de viajeros durante los primeros meses de 2020 había sido positiva con incrementos superiores al 7% con respecto a 2019, según apunta la directora de Transportes del Ejecutivo autonómico, Berta Miranda. Pero desde la segunda mitad de marzo y hasta mayo se produjo una caída en la demanda de viajeros de casi el 98% como consecuencia de las restricciones impuestas para frenar la expansión del virus.
En conjunto, frente a los 2,6 millones de pasajeros que utilizaron las líneas regulares de autobuses interurbanos en 2019, el año pasado ni siquiera se llegó a los 1,2 millones. La titularidad del transporte interurbano de viajeros corresponde al Gobierno de Navarra y la gestión se realiza mediante 38 concesiones adjudicadas a veinte empresas de transporte público entre las que se encuentran Conda, La Burundesa, La Estellesa, Alberto Elcarte, La Baztanesa o La Pamplonesa.
Hasta ahora, el Ejecutivo foral ha venido aplicando un mecanismo de compensación en función del recorrido a las líneas deficitarias para sufragar el déficit que generan y próximamente abonará la parte pendiente del déficit de 2020 para tratar de aliviar, al menos en parte, la falta de liquidez de las empresas.
Pese a todo, desde la Asociación Navarra de Empresarios de Transporte por Carretera y Logística, ANET, echan en falta un mayor apoyo por parte de la administración a su sector. Reprochan que no se les haya incluido en las ayudas relacionadas con la paralización del Turismo del que se sienten parte. “Las empresas llevan más de un año sin reservas para bodas, eventos, excursiones, conciertos... que movían a gran cantidad de compañías, servicios, organizaciones, artistas, vida y alegría”. ANET asegura que este tipo de reservas aportaron en 2019 más del 45% de la facturación global de las empresas dedicadas al transporte interurbano de viajeros.
Un sector que pese a haber iniciado la recuperación sigue afrontando una situación complicada. Son muchos los vehículos que permanecen en las cocheras preparados para arrancar. Ninguna empresa ha cerrado y pese a la merma de viajes y viajeros, con una ocupación que en las líneas regulares llegó a caer hasta el 5% y fue inexistente en las discrecionales, mantienen una flota de 502 vehículos con los gastos que eso conlleva.
Tras el fin de curso en junio, las esperanzas de las empresas están puestas en el mes de septiembre cuando muchas aspiran reanudar la actividad “con cierta normalidad”.
EL SECTOR EN NAVARRA

6 EMPRESAS Son las que se dedican en Navarra al transporte interurbano de viajeros. Muchas de ellas realizan los tres servicios: líneas regulares, transporte escolar y discrecional.

502 VEHÍCULOS Es la flota con la que las compañías prestan el servicio. La ocupación de las líneas regulares llegó a caer hasta el 5% con la pandemia.

86% VIAJEROS Fue el recorte de usuarios que ha experimentado el ámbito discrecional en los últimos doce meses.

1,2 MILLONES de pasajeros utilizaron las líneas regulares de autobuses interurbanos el año pasado lo que arroja una caída del 55% con respecto a 2020. Entre marzo y mayo de ese año el descenso de viajeros llegó a ser del 98% con respecto al ejercicio anterior.

Adaptación a la covid. El uso de la mascarilla en los autobuses es obligatorio y los vehículos cuentan con un sistema de ventilación que renueva el aire al 100% cada tres minutos.
Reservas de ocio turísticas. En 2019, las bodas, eventos, viajes de fin de curso, IMSERSO... aportaron el 45,36% de la facturación del sector.
Ayudas. Las empresas reprochan que su sector no haya sido incluido en la convocatoria de ayudas relacionadas con la paralización del turismo. Confía en poder asumir el coste del mantenimiento de los autobuses con medidas extraordinarias de apoyo para el año 2020 y 2021.
volver arriba

Activar Notificaciones