Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Jóvenes Empresarios de Navarra

Alberto Alonso: “Las condiciones del empleo joven no incentivan a querer trabajar”

La juventud ha sido el colectivo más afectado por la destrucción de empleo en la pandemia alimentando eso su frustración y rabia. Quizás es momento de mirar al futuro y de creer que el emprendimiento puede hacer posibles los sueños

Alberto Alonso, pte Jóvenes Empresarios ( AJE)
Alberto Alonso, pte Jóvenes Empresarios ( AJE)EDUARDO BUXENS
Publicado el 03/10/2021 a las 06:00
Alberto Alonso Navarro (Pamplona, 1993) se acaba de estrenar como presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Navarra (AJE) de la mano de una renovada junta cuya media de edad apenas roza la treintena. Él es director comercial en Alme Correduría de Seguros, una compañía familiar en la que pronto tomará las riendas como consecuencia de la jubilación de su padre. A lo largo de esta entrevista pone sobre la mesa su visión sobre la economía y los problemas de la juventud. Su apuesta es que los más noveles consigan que todo su talento y potencial se convierta en su forma de vida, impulsando no solo sus proyectos emprendedores sino generando también empleo que refuerce el tejido empresarial navarro.
Empezamos a respirar y parece cercano ya el momento de dejar atrás la pesadilla de la pandemia. ¿Cómo le ha afectado esta en lo personal y lo profesional?
Nadie sabía que iba a llegar la pandemia y tampoco podíamos intuir que iba a durar tanto tiempo. Pero ante un hecho que cambia completamente la visión y la actitud de las personas no puedes quedarte paralizado. Te obliga a desarrollar acciones a nivel personal y profesional para que la vida continúe y eso es lo que creo que hemos intentado hacer todos. Por otra parte, creo que las restricciones han sido necesarias y personalmente las he llevado bastante bien.
Fíjese en estos datos que publicó UGT en un reciente estudio. Los menores de 31 años han absorbido el 60% del incremento de paro en la pandemia y representan ya sólo un 22% de la población ocupada cuando en 2008 eran el 36%. ¿Qué lectura hace?
Me pongo en la piel de cualquier chico o chica que acaba de terminar sus estudios y lo que quiere es ponerse a trabajar. Sin embargo, en la mayoría de los casos los sueldos y las condiciones que encuentran no son buenas, por lo que muchos deciden seguir formándose o yéndose fuera a trabajar. Es necesario generar empleo joven, pero mejorando sus condiciones de modo que estas incentiven a querer trabajar. Debemos evitar a toda costa la pérdida de talento y una forma de hacerlo es apoyando a los jóvenes a crear sus negocios.
Con los estragos que ha hecho la pandemia entre autónomos y empresarios, ¿cómo animar hoy a los jóvenes a iniciar su negocio?
Pienso que puede haber muchos jóvenes con ideas, pero que quizás no saben como ponerlas en marcha. Emprender implica coger la idea que tu tienes y llevarla a cabo. Pero si tú no tienes una persona detrás que te ayude y que se implique contigo a llevar esa idea a cabo, no vas a ningún lado. Además es imprescindible contar con una financiación. Pero nada de esto sirve si luego no hay una consolidación del proyecto. El 80% de las empresas que nacen mueren antes de los cinco años. Por eso desde la AJE queremos hacer un esfuerzo para apoyar esa continuidad de los proyectos.
Según el Observatorio de Emancipación Juvenil solo un 14,4% de los menores de 30 años están independizados. ¿Cómo se va a lanzar uno a emprender si ni siquiera tiene medios para salir de casa de sus padres?
Está claro que en la mayoría de los casos los jóvenes que trabajan no tienen acceso a unos sueldos que les permitan independizarse. Los jóvenes prefieren seguir viviendo en casa de sus padres e intentar ahorrar de lo poco que ganan para acabar comprándose una casa con más de treinta años. Y si ya uno quiere emprender, pues imagínese, complicado.
¿Explica esa frustración los brotes violentos que estamos viendo en algunos jóvenes asociados a los botellones y el ocio nocturno?
Me puedo poner en la piel de esos jóvenes que están haciendo botellones, que necesitaban una válvula de escape en esta pandemia, lo que no puedo entender de ninguna forma es que provoquen altercados que luego afectan a todos. Hay que pensar en los demás.
¿El teletrabajo va a ser un logro de la pandemia o se diluirá con ella?
Ha venido, como se dice, para quedarse. Pero si tú no eres una persona a la que le guste su trabajo, no va a servir. El teletrabajo es una herramienta que se ha puesto a disposición de los trabajadores para que desempeñen su trabajo desde casa. Lo que no se puede hacer es que a la vez que estás trabajando te dediques a realizar otras labores.
¿Se puede confundir teletrabajo con conciliación familiar?
Eso es. Por otra parte, y sin hablar de ningún sector específico, parece que el teletrabajo también ha podido bajar la eficacia y motivar una menor calidad del servicio bien sea porque el trato personal desaparece con la telellamada o por otras razones. Son aspectos que deben estudiarse.
¿Cómo ve la economía navarra?
Tenemos un tejido muy dinámico y repartido por toda la geografía, aunque se centre sobre todo en Pamplona y su Comarca. Somos una Comunidad privilegiada en muchos aspectos y tenemos que apoyarnos todos para seguir impulsando el crecimiento.
¿Le preocupa la incertidumbre en la mayor empresa navarra, Volkswagen, ligada a la fabricación del coche eléctrico?
Todas las empresas buscan crecer y desarrollarse. Ninguna quiere lo contrario. El coche eléctrico va a suponer un cambio importante que implicará y afectará a Navarra. Veremos cómo lo afrontamos. También es un reto todo lo referido a la digitalización, que no sólo comporta la adquisición de las nuevas tecnologías sino el desarrollo y formación de los equipos de personas que forman parte de las empresas.
¿Qué opina de la fiscalidad navarra? ¿Cree que es necesario aflojar la soga para que las empresas creen más empleo?
Que suba uno o dos puntos este impuesto o el otro te puede gustar más o menos, pero al final el que está arriba es el que manda. Sí echo en falta más ayudas a los autónomos . Una persona que quiere emprender se tiene que dar como alta de autónomo y ahora con el nuevo régimen del RETA paga una cuota de 60 euros al mes durante todo un año entero. Pero después de ese año en el que igual no has llegado a desarrollar tu negocio ya son 300 euros. Por eso es necesario apoyarles más.

AJE Navarra, una gran familia con 150 asociados

En el mes de noviembre de 2001, hace casi 20 años, se constituyó la Asociación de Jóvenes Empresarios de Navarra (AJE), una gran familia de empresas asentadas en la Comunidad foral cuyos líderes se encuentran en edades comprendidas entre los 18 y 41 años. AJE trabaja con el fin de potenciar los intereses de jóvenes empresarios y empresarias y apoyar la creación de nuevas empresas, sumando los esfuerzos y experiencia de todos los asociados.
AJE Navarra cuenta con cerca de 150 empresas asociadas. Según la Encuesta de población activa del segundo trimestre de 2021 del INE, Navarra cuenta ahora mismo con 13.000 jóvenes empresarios y empresarias entre 18 y 41 años. Esto supone un 4% de la población activa. De esas 13.000 personas, un 68% son hombres y un 32% mujeres.
AJE ha renovado recientemente su junta con perfiles de las diferentes zonas de Navarra y representando a los distintos sectores. Junto a Alberto Alonso, presidente, forman parte de ella, Arantxa Blanco (vicepresidenta), Asier Rebollo (secretario) y Noelia Moreno (Tesorera). La gerente de la Asociación es Adriana Eransus y la técnica de proyectos, Oihane Larrañegi. “Sentimos -dicen- gran orgullo de haber formado un grupo de trabajo con mucho talento y potencial, de entornos, empresas, edad y personalidades muy plurales, pero que en conjunto, sumamos mucho”.

DNI
​Alberto Alonso Navarro (Pamplona, 24 de julio 1993). Es el segundo de cuatro hermanos. Ha estudiado en los colegios de Jesuitas y Luis Amigó. Después cursó en Vitoria el grado de Administración y Finanzas. Posteriormente se ha formado con distintos másteres relacionados con el área de los seguros y se ha sacado el título oficial de corredor. Comenzó a trabajar a los 23 años junto a su padre en el negocio familiar, Alme Correduría de Seguros, donde hoy es director comercial. Tiene previsto darle el relevo generacional a su padre próximamente. Es un gran aficionado al deporte y practica el pádel y el esquí entre otros. Acaba de ser nombrado presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Navarra (AJE) donde ha cogido el testigo de Eduardo Luquin.

“Desconecto en la huerta, entre tomates y calabacines”

Imagínese que esto es una entrevista de trabajo. ¿Cuáles diría que son sus puntos fuertes?
Me considero una persona sencilla a la que le gusta su día a día. Soy muy inquieto y tengo muchos hobbies.
¿Por ejemplo?
Me apasiona el deporte; practico el esquí y el pádel y me gusta mucho la bicicleta y la montaña. Disfruto en compañía de mis amigos y mi tiempo de desconexión diaria es la huerta.
¿La huerta dice?
Sí, llevo más de ocho años con una huerta en el concejo de Olaz. La cogió la madre de un amigo y nos dejó un trozo. Cuando salgo de trabajar a las siete u ocho de la tarde o bien voy a hacer deporte o me bajo a la huerta a desconectar. Tengo tomates, cebollas, calabacines, calabazas... El tema de la huerta supone estar también con los amigos, hacer alguna barbacoa de vez en cuando, pero sin olvidar de sacar el producto.
¿Y si le pregunto por sus puntos débiles?
(Se lo piensa mucho) Puntos débiles... igual el tema de la confianza, que quizás confío demasiado en las personas. Por otra parte, soy joven y todavía tengo recorrido por delante para crecer y ganar en experiencia.
Trabaja en los seguros porque es el negocio familiar, pero ¿disfruta con lo que hace?
Hay una frase que me repite mi padre: “Alberto, esto te tiene que gustar”. Me parece que es la esencia del sector de los seguros. Yo empecé ayudándole a mi padre en la oficina algunos veranos y luego, cuando terminé de estudiar, decidí probar. El tema de los seguros requiere de mucha labor comercial y es algo que tengo desarrollado.
Hoy venden seguros hasta los bancos. ¿Les pone difícil la tarea esta competencia?
Sí, con los bancos está más complicado el sector. Con los tipos de interés por los suelos su modo de hacer negocio es vender seguros, televisores, lavavajillas y móviles. Y en un seguro particular igual la gente no valora tanto lo que contrata o no, pero un seguro de empresa, cuando te estás jugando tu negocio, el de los trabajadores y sus familias, igual ahí si que aprecias más tener un buen seguro y contratarlo con una persona que esté especializada.
Hay más de 13.000 empresarios navarros con edades entre 18 y 41 años. ¿En esta categoría entra desde el que tiene una fábrica de quesos o una vaquería al que diseña videojuegos?
Empresario es el que monta una empresa o negocio, ya sea sector primario, secundario o terciario. Es cierto que de las 46.000 empresas que hay en Navarra, el 56% están formadas una sola persona. Y aunque se asocia al empresario con la persona que genera empleo, no podemos olvidar a todos esos autónomos que se autoemplean.
¿Qué objetivos se pone la nueva junta de AJE para ayudar a los jóvenes emprendedores?
Queremos que esta sea una Asociación con la que se identifiquen y que los jóvenes puedan buscar inspiración y apoyo entre los que formamos parte. Una vez que un joven decide apostar por un proyecto intentamos facilitarle el camino. Ahora acaba de finalizar un proyecto de seguimiento que iba de la mano del Gobierno de Navarra y que permitía diez horas de asesoramiento en cualquier tipo de servicio que necesitaran. Esperamos reanudarlo el próximo año. También estamos trabajando en nuevos proyectos siempre pensando en la consolidación de los negocios.
Ideas hay miles, pero pensando en Mark Zuckerberg y la red Facebook. ¿Cómo saber que uno está ante una idea que puede cambiar el mundo?
Va necesariamente de la mano de emprender. Tú puedes tener una idea, pero nadie sabe si va a funcionar o no hasta que la pone en marcha. Si no arriesgas a probarla no lo vas a saber. De ahí la importancia de buscar el apoyo necesario, ya sea una asociación como la nuestra o de otro tipo, que te puedan ayudar a reformular las ideas si es necesario. Y es que muchas veces las ideas no son malas, sino los viajes con los que se llevan a cabo. Es importante que las ideas sean líquidas, capaces de adaptarse a las circunstancias.
Uno de los mensajes de la película La Red Social, que aborda la vida del creador de Facebook, hace referencia a la importancia de elegir bien las personas que te acompañan en el viaje del emprendimiento. ¿Amigos y familiares pueden no ser la mejor compañía?
Dependerá de cada caso. Pero es muy importante elegir bien a los compañeros de viaje, igual que uno debe descubrir cuál es su don. En Navarra hay mucho talento y parte de este talento se va a otros lugares y otra parte tiene miedo a la hora de emprender porque no sabe cómo hacerlo o porque la sociedad igual tampoco pone facilidades para ello. De ahí la importancia de que trabajemos con ese talento, pero no en cadena. Cada persona es una historia y no hay ninguna igual a otra.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones