Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Directivo del Año

Floristán: “Con este premio veo reconocido el esfuerzo de más de 40 años de trabajo”

Abandonó hace un año la primera línea pero sigue trabajando como asesor de la empresa

Publicado el 16/09/2021 a las 10:03
Juan Miguel Floristán Floristán (Arguedas, 1955) mantiene intacto ese “espíritu navarro” que hace 33 años le llevó a seguir adelante con el proyecto de Vega Mayor que empezaba a suscitar críticas y dudas entre los empresarios de su propio sector. Había venido trabajando en empresas públicas del Gobierno de Navarra y lo de ser emprendedor no entraba dentro de sus planes. Pero eso fue hasta que José Javier Muerza le contara su idea. Le sonó bien y se involucró. Hasta el final. Tuvo claro desde el primero momento que las ensaladas en bolsa iban a ser un producto de futuro pero temió haberse adelantado en el tiempo y fracasar en el intento.
Lo recordaba este viernes tras recibir el I Premio al Directivo del Año que otorga DN Management, plataforma de Diario de Navarra, y la Asociación para el Progreso de la Dirección con el patrocinio del Gobierno de Navarra, Caixabank y Lexus. Sin perder ni un ápice de la sencillez y humildad de alguien que ha hecho de su profesión una escuela de vida. Abandonó hace ya casi un año la primera línea de Florette Ibérica, pero sigue trabajando diariamente a tiempo parcial como asesor de la empresa. “Con este premio veo reconocido el esfuerzo de más de 40 años”. Se acordó, primero, de todos los que le ayudaron en su viaje profesional. Primero sus padres, Fermín (agricultor) y María (ama de casa) “que tanto se esforzaron por mi educación y me transmitieron los valores que han marcado mi vida”. Y, más tarde, su mujer Marta y sus tres hijos: Miguel (1982), Pablo (1985) y Marta (1990). “Por su comprensión y apoyo. Nunca fueron una barrera para mi desarrollo y de ellos me siento especialmente orgulloso”, agradeció con la voz quebrada. Sus palabras fueron despúes para los que confiaron en él, como José Javier Muerza, que le dio la primera oportunidad laboral en la antigua UTECO (hoy AN) y tuvo la valentía de poner su proyecto en sus manos. Con él fue “osado y hasta inconsciente” y terminó compartiendo el viaje profesional más largo. No se olvidó de mostrar “su orgullo y agradecimiento hacia todos los equipos que contribuyeron al nacimiento y desarrollo de Vega Mayor y a la consolidación de Florette en España “Compañeros y excelentes profesionales con los que he aprendido mucho, humana y profesionalmente”. Finalizó recordando la apuesta de la compañía para la innovación, el servicio al cliente y la calidad del producto y su preocupación por tener motivados a los equipos, luchar por el crecimiento y adaptarse a los cambios.
volver arriba

Activar Notificaciones