Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Deuda

Nano de Tudela presenta concurso de acreedores

Se debe a problemas entre sus accionistas, pero ha comunicado a la plantilla (125 personas) que no le va a afectar

NANO AutomotiveE.S.
Actualizado el 15/07/2021 a las 20:06
La empresa Nano de Tudela, dedicada a la fabricación de aros para rodamientos de vehículos, ha presentado concurso de acreedores y ahora está pendiente de si es aceptado o no, algo que se espera confirmar a lo largo de la semana que viene.
Lo que sí ha trasladado la dirección a la plantilla, formada por unas 125 personas, es que este tema no les va a afectar a su situación laboral, ya que, además, según fuentes consultadas, tienen mucha carga de trabajo actualmente. Nano sirve toda su producción al grupo SKF, en concreto a su fábrica de Tudela y a otra ubicada en Italia.
Las mismas fuentes explicaron a este periódico que el origen del concurso de acreedores son los problemas que han surgido entre los accionistas.
Por un lado están los dueños coreanos, que adquirieron la empresa hacia 2015 a KPF tras entrar en proceso de liquidación. Y, por otro, un grupo inversor japonés que entró en el accionariado para aportar liquidez a la compañía, y que, ahora, ha decidido abandonar la empresa y quiere recuperar su inversión.
Ahora queda por saber cómo se resolverá este conflicto y si, finalmente, no tiene consecuencias para la plantilla, en la que, por ahora, hay tranquilidad después de lo que les ha trasladado la empresa, aunque también cierta incertidumbre por si les puede afectar de alguna manera.
“Nos dicen que no nos afecta en nada, que sigamos seguimos trabajando y cobrando porque hay pedidos y mucho trabajo, incluso trabajamos en fin de semana”, comentó una fuente de la plantilla consultada por este periódico.
DESDE 2015
Como se recordará, el origen de esta empresa se remonta a 2011. Entonces, SKF Tudela decidió vender su línea de aros de rodamientos a la firma coreana KPF. Empezó a trabajar en las mismas instalaciones de SKF, aunque luego construyó las suyas propias junto a la anterior.
Sin embargo, KPF presentó concurso de acreedores y entró en proceso de liquidación al no conseguirse que tuviera solvencia económica.
Salió a la venta hacia el año 2015 y de las cinco ofertas que se presentaron, la de Nano fue la mejor. Ofreció 3,5 millones de euros y, además, se comprometió a mantener a prácticamente toda la plantilla. En los últimos años los trabajadores no solo se han mantenido, sino que han ido en aumento hasta alcanzar entre los 120 o 125 que tiene actualmente.
volver arriba

Activar Notificaciones