Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Empresa

Máxima desconfianza en el inicio de la negociación del ERE en Kybse

El comité se reunirá mañana con los responsables de las áreas de finanzas y ventas de la empresa

Empleados de Kybse salían ayer al mediodía del recinto de la empresa en Ororbia.
Empleados de Kybse salían ayer al mediodía del recinto de la empresa en Ororbia.
  • C.L.
Actualizada 13/01/2021 a las 06:00

No tiene buena pinta. Los sindicatos con representación en Kybse, filial de la multinacional japonesa Kayaba que fabrica amortiguadores para automóviles en Ororbia, están con la mosca tras la oreja debido a los argumentos expuestos por la dirección para justificar los 103 despidos incluidos en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado este lunes. Las cifras de producción no encajan con la supuesta caída del 60% de la facturación que anuncia la empresa, ya que, ateniéndose a las cifras facilitadas para la negociación, la producción ha pasado de 12 millones de amortiguadores a 8,3 millones, un descenso en torno al 31%. Y las pérdidas proyectadas para los próximos meses, que se elevan a unos 3,6 millones de euros, se basan, según denuncian los sindicatos, en los resultados negativos del último trimestre, cuando la empresa registró unos beneficios de 2,6 millones de euros en 2019.

Tampoco contribuye a generar confianza el incumplimiento del compromiso para consolidar empleo que se pactó en el convenio de 2019, a cambio de lo cual la plantilla aceptó moderar sus aspiraciones de subidas salariales. Bien es cierto que, estrictamente hablando, esta promesa todavía podría cumplirse ya que la multinacional tiene de plazo todo este año para materializarla, pero también es verdad que el ajuste de personal ahora exigido convierte en papel mojado la palabra dada por la empresa al no respetarse el espíritu de lo acordado.

Tampoco se ha respetado, según añaden los sindicatos, los procedimientos pactados en el convenio para regular la plantilla, que especifican los pasos a dar por la empresa y las alternativas antes de tramitar una reducción de personal mediante un ERE. Muy lejos del idealizado concepto de la cultura nipona respecto a la solidez de las promesas firmadas y el valor de la palabra dada, los trabajadores de Kybse tienen la sensación de que la multinacional japonesa les trata con las mismas malas artes que un trilero tramposo.

CALENDARIO DE PROTESTAS

Con estos mimbres, mañana tendrá lugar el siguiente paso para la tramitación del ERE, cuya negociación comenzará formalmente el próximo lunes, un encuentro entre el comité (10 LAB, 5 UGT, 5 CC OO, 2 ELA, 1 Solidari y 1 Cuadros) y los máximos responsables de las áreas de finanzas y ventas de Kybse. Previamente a este encuentro, la representación social estudiará las posibles movilizaciones que se podrían convocar en los próximos días para intentar revertir o, al menos, minimizar cualquier medida traumática. La intención trasladada por la empresa a los sindicatos pasa por cubrir el sobrante de personal con bajas incentivadas y prejubilaciones. Según la propuesta de Kybse, sería necesario despedir a 55 empleados del taller y otros 48 de mano de obra indirecta, salidas que se programarían gradualmente hasta 2023.

El sindicato LAB reconocía que la pandemia de la covid había acelerado los problemas que venía registrando la planta de Ororbia, según les ha trasladado la empresa, debido a la pérdida de algunos contratos con clientes. En cualquier caso, desde LAB denunciaban que las medidas propuestas por la empresa no dejaban de ser “destrucción de empleo” que resultaba inaceptable. Por parte de UGT, se mostraban partidarios de convocar cuanto antes movilizaciones para denunciar la falta de fiabilidad de la empresa. Y la sección sindical de CC OO mostraba su total rechazo al ERE y criticaba el incumplimiento de la dirección del compromiso con el empleo pactado en el convenio de 2019.

 

Clima enrarecido por el precedente sentado en KSS

La plantilla de Kayaba Steering Spain (KSS), perteneciente al mismo grupo que Kybse, aceptó en 2012 un draconiano ajuste de personal y unas condiciones laborales a la baja con la promesa de la multinacional nipona de que traería nuevos productos para suplir la caída de la demanda de las direcciones hidráulicas que, hasta la fecha, venía fabricando la empresa ubicada en Orkoien. Unas promesas que nunca se cumplieron y que ahora abonan la desconfianza hacia cualquier propuesta que puedan ofrecer los representantes de Kayaba. No obstante, la situación en Kybse, cuyos amortiguadores siguen empleán

Te puede interesar

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE