Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Economía

Navarra entra en recesión tras un desplome histórico del PIB del 18,5%

El descenso interanual registrado en el segundo trimestre fue inferior en tres décimas al esperado

Navarra entra en recesión tras un desplome histórico del PIB del 18,5%
PIB de Navarra y España.
DN
Actualizada 24/09/2020 a las 07:34

Con la fuerte contracción que experimentó el PIB navarro en el segundo trimestre del año, un periodo que coincide prácticamente con la vigencia del estado de alarma por la crisis sanitaria, Navarra ha entrado de nuevo en recesión técnica al sumar dos trimestres consecutivos en negativo. La caída, del 18,5% en términos interanuales, fue finalmente tres décimas inferior al avance estimado el 31 de julio y también menor a la registrada en España, del 21,55%, pero superior a la de la UE de los 27 donde el PIB se redujo en un 13,9%, según los datos difundidos ayer por el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat). El segundo trimestre del año se vio afectado de lleno por la paralización de numerosas actividades económicas como consecuencia de la declaración del estado de alarma, lo que provocó un retroceso de la economía navarra sin precedentes en la historia reciente. Se trata de la tercera vez en el siglo XXI en la que afronta una recesión. Durante la crisis de 2008 entró en ella en dos ocasiones, la primera vez en el segundo trimestre de 2009 y la segunda, más larga, en el segundo trimestre de 2012.


En esta ocasión ha sido el coronavirus el que ha puesto patas arriba un indicador que refleja, en términos trimestrales, la producción de bienes y servicios y cuya variación indica si la economía crece o decrece. En el segundo trimestre del año, decreció un 18,5% en términos interanuales y un 15,3% en relación al primer trimestre del año.


Desde la óptica de la oferta, casi todas las ramas presentaron en el segundo trimestre un peor comportamiento interanual que en el trimestre anterior, destacando la industria, cuyo valor añadido bruto se hundió un 23,5% (frente al -1,7% del trimestre anterior) y los servicios de mercado, especialmente comercio, hostelería y transporte con una contracción del 22,9%, frente al -4,3% del trimestre anterior. Le siguieron los servicios (-17,3%) y la construcción (-15,1%). La agricultura, aunque también en términos negativos (-2,2%), fue el sector que menos sufrió. También en la demanda el comportamiento fue negativo. Sólo el gasto en consumo final de las administraciones públicas o consumo público presentó un crecimiento del 4,5% en términos interanuales. Por el contrario, el consumo privado se contrajo un 16,4% con respecto al segundo trimestre de 2019 debido al freno que la crisis asociada al estado de alarma supuso tanto en el consumo de los hogares en bienes duraderos como a los asociados a servicios como la hostelería y el ocio que se vieron compensados, aunque sólo en parte, por el mayor consumo de productos alimentarios y sanitarios.
Las exportaciones retrocedieron un 31,8% con respecto al segundo trimestre del año debido al descenso de la actividad industrial mientras que las importaciones se contrajeron un 28%.


La situación epidemiológica preocupa a las autoridades y hace que persistan altas dosis de incertidumbre e importantes riesgos a la baja que han llevado al Ejecutivo foral a empeorar sus previsiones macroeconómicas para este año con una aguda caída del PIB de entre el 9 y el 10,2% y una recuperación, no tan vigorosa como la caída, de entre el 6,5 y el 7,2% en 2021. Lo que eso significa es que los niveles de PIB previos a la pandemia no se alcanzarían hasta dentro de algunos años y alejan la recuperación en ‘V’ simétrica de la que tanto se habló en un principio. En mayo, en el escenario más desfavorable se proyectaba una caída para la economía este año del 9%. Los dos escenarios de previsión planteados ahora por Navarra cuentan ya con el aval de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal que los ve “razonables” al encontrarse “próximos” al rango elaborado por otros organismos e instituciones.

Te puede interesar

Por lo tanto, la demanda externa, que es la diferencia entre exportaciones e importaciones, ha descendido debido a la evolución de sus dos componentes y la aportación al PIB pasa a ser negativa.

En cuanto a las rentas, la remuneración de asalariados registra una contracción (-14,3%) menor que la del excedente bruto de explotación (-20,1%), formado por la remuneración de las personas autónomas y los beneficios empresariales.

En relación al empleo, ha retrocedido interanualmente en un 16,3% en Navarra, comunidad con una menor dependencia del turismo y la hostelería que otras regiones, por lo que el impacto ha sido menor.

Los puestos de trabajo de las personas asalariadas han descendido un 15,6%, por lo que el impacto negativo ha sido más fuerte en términos de empleo no asalariado.

Al respecto, precisa que las personas que están en ERTE forman parte como ocupadas en las estadísticas de empleo, pero según el Sistema Europeo de Cuentas no computan como puestos de trabajo en las Cuentas Nacionales, anuales y trimestrales.

El sector Primario ha presentado un descenso del empleo del 0,3% en relación al primer trimestre del año 2019 y los mayores descensos se encuentran en la construcción, con una disminución del 2,8%, y en el sector de los servicios de mercado, con una reducción del 2,1%.

En el lado contrario, se sitúa el sector servicios de no mercado que ha experimentado un crecimiento del 2,6%, el único que ha crecido.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE