Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Desescalada en Navarra

Las prisas desbordan los talleres de barrio

Los negocios de reparación no dejan de recibir llamadas y peticiones para atender “para ayer” el trabajo acumulado durante los últimos dos meses

Las prisas desbordan los talleres de barrio
Rubén López trabaja con uno de los coches que tiene en su taller.
  • C.L. Pamplona
Actualizada 14/05/2020 a las 06:00

Muchos talleres de barrio en Pamplona han seguido trabajando durante el estado de alarma a puerta cerrada para atender a quienes desempeñaban funciones esenciales. Pero el inicio del desconfinamiento ha desatado, según los testimonios recogidos, una fiebre por poner al día cuanto antes el mantenimiento y las averías de coches que llevaban casi dos meses parados. “Es una locura”, resume la encargada de un taller en la calle Tajonar que prefiere no identificarse. “Hay mucho cagaprisas”, indican desde otro local situado en el centro de la ciudad para criticar a quienes parecen no ser conscientes de que la situación está lejos de volver a la normalidad. Peor aún, son unánimes las protestas por el desparpajo que muestran algunos automovilistas que, pese a los carteles de advertencia y las indicaciones prohibiendo el paso, no dudan en colarse “hasta la cocina” para reclamar atención inmediata. Muchos, según cuentan los propietarios de negocios de reparación, lo hacen sin ningún tipo de mascarilla e incluso tocando los vehículos estacionados en el interior de las bajeras.

Rubén López Arístregui, propietario del taller Serviauto en el número 18 de la calle Aoiz que heredó de su padre hace 25 años, se muestra apesadumbrado por la situación y enfadado por la falta de conciencia cívica de muchos ciudadanos, que no respetan las medidas de seguridad o la distancia mínima. Su pequeño taller no ha parado durante el estado de alarma para atender las reparaciones de emergencia de profesionales esenciales. “Este pertenece a una enfermera”, explica señalando el primer coche, un Skoda Fabia azul marino, desde la puerta entreabierta y con la persiana prácticamente bajada. Desde el interior se oye el eco de la música que invita a pensar que hay más gente trabajando, pero Rubén está solo. Sus dos empleados, que normalmente estarían a tope para sacar adelante los coches que suelen acumularse en esta época del año, siguen en casa afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo sin fecha a la vista para su regreso.

Y no faltan encargos, ya que dentro del local hay esperando más de una docena de vehículos con distintos achaques. Por el momento, sus empleados no van a volver al taller ante la incertidumbre de cómo evolucionará la situación en los próximos meses. “Intento ser realista. Ahora mismo tenemos un boom, pero la gente no está andando el coche y ya se empieza a ver que se retrasa el cambio de ruedas o el mantenimiento. Son las mismas miserias que vimos en 2008”, explica Rubén. La acumulación de coches para reparar es fruto del ansia de muchos automovilistas por tener el coche a punto de cara al desconfinamiento, pero también por los problemas de suministro de repuestos, con piezas que tardan mucho tiempo en llegar y falta de existencias, que le impiden trabajar con “el ritmo normal”.

El propietario de Serviauto asegura que “la mayoría de quienes piden reparaciones urgentes realmente no las necesitan” y se muestra muy molesto cuando, pese a mantener la persiana casi totalmente bajada, pasan hasta el fondo del taller sin mascarilla y guantes. “Tengo que limpiarlo todo con lejía y desinfectar cada coche que llega, lo que me lleva mucho tiempo y esfuerzo, para que después alguien entre y se acerque sin respetar la distancia mínima”, se queja con frustración. Asegura que, si fuera por él, se hubiera quedado en casa sin abrir al no tener apuros económicos ni pagar un alquiler por el local, pero entiende que es su deber atender a quienes necesitan su coche para trabajar. En estas circunstancias tan complicadas, se muestra indignado con la reactivación de la zona azul y los problemas que ello le está causando dado el volumen de vehículos pendientes de mirar.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE