x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
Exkal

Alfonso Antoñanzas: “Es absolutamente injusto despedir por bajas médicas”

La vinculación profesional de Alfonso Antoñanzas, director general de Exkal, con la eficiencia energética le han convertido en un referente sobre sostenibilidad medioambiental, aunque también de la responsabilidad social

Foto de Antoñanzas hace gala de su compromiso con la sostenibilidad.

Antoñanzas hace gala de su compromiso con la sostenibilidad.

13/11/2019 a las 06:00
  • Diario de Navarra
A+ A-

No puede decirse que Alfonso Antoñanzas Aranguren (Funes, 1951) haya sido timorato en relación con la sostenibilidad medioambiental y el compromiso de Exkal, de la que es director general, con la mejora de la eficiencia energética de sus productos. Esta empresa dedicada a la fabricación de armarios refrigerados para superficies comerciales es una de las sesenta que hay en todo el mundo con la certificación SR10 de AENOR sobre responsabilidad social, que valida que su sistema de gestión tiene en cuenta no sólo a los accionistas, sino también a clientes, empleados, proveedores y demás grupos de interés con los que se relaciona la compañía. En Navarra sólo dos empresas tienen reconocida esta certificación, lo que supone un motivo de orgullo para Antoñanzas y también avala el compromiso de Exkal con la sostenibilidad social.

¿Cuándo comenzó su preocupación por el medioambiente?
Desde el inicio de mi carrera profesional, todos mis esfuerzos se han dirigido a la mejora de la eficiencia energética. He estado al frente de decenas de proyectos de innovación relacionados. En el ADN de Exkal siempre ha estado la mejora del ciclo vida de nuestros productos lo que tiene relación directa con la reducción del consumo de energía.

¿Es la eficiencia sinónimo de sostenibilidad medioambiental?
En realidad fue a partir de 1987 cuando comenzó a utilizarse el concepto de sostenibilidad medioambiental, que por entonces resultaba equivalente a la eficiencia energética. Hubo que esperar hasta 1992 para que se ligaran los conceptos ecológicos y sociales.

¿Qué ha hecho Exkal por mejorar la sostenibilidad?
Nuestros diseños partieron de un estudio de la Universidad de Bristol de 2005 que analizaba los siete mejores armarios refrigerantes en el mercado. Nuestra apuesta por la sostenibilidad estuvo en comercializar productos que rebajaban más de un 50% la media de los armarios reflejados en aquel estudio, que en algunos casos llegan al 80%. Este compromiso estaba vinculado a que en un plazo de tres años se recuperaba el coste extra de nuestros armarios gracias al ahorro en la factura eléctrica.

¿Hasta qué punto el compromiso medioambiental de las empresas es real y no algo cosmético?
Es cierto que mucha gente habla del medioambiente como una moda. Por eso Exkal tiene la certificación SR 10 de AENOR sobre responsabilidad social que valida nuestro sistema de gestión. Sólo hay once en toda España con este certificado y sesenta en todo el mundo, por no mencionar que en Navarra sólo otra empresa lo tiene. Ahora acabamos de dar un nuevo paso adelante con la firma del pacto global de Naciones Unidas hace dos semanas.

¿Qué puede decirme entonces de los grupos de influencia que trabajan para frenar los avances en normativa medioambiental?
No puede negarse que se produzcan esos comportamientos, que he vivido en primera persona. Formo parte desde 1996 de los grupos de desarrollo normativo en varios comités europeos ISO y he visto cómo muchos fabricantes se han opuesto a la entrada en vigor del Ecolabel, que tendría que estar en marcha desde 2015. Con mucho esfuerzo, hemos logrado que finalmente sea obligatorio en 2021, lo que ha supuesto un retraso de seis años.

¿Es una buena práctica de responsabilidad empresarial dedicar fondos a temas sociales?
El problema es cuando esas contribuciones están disociadas de la gestión diaria. La verdadera responsabilidad social llega cuando una empresa paga a sus proveedores puntualmente, como hacemos nosotros.

¿Es socialmente sostenible despedir a un trabajador que encadena bajas médicas tal como ha sentenciado el Constitucional?
Me parece algo absolutamente injusto y es una práctica a la que nosotros nunca recurriremos. Forma parte de aquellos elementos que habría que retocar de la reforma laboral, como también la limitación de horas extraordinarias sin que se acote, al mismo tiempo, el multiempleo. Es necesario hacer una revisión de la reforma laboral en ambas direcciones.

¿Puede ser competitiva globalmente una empresa comprometida con la sostenibilidad medioambiental y social?
El equilibrio entre los grupos de interés en torno a la empresa es beneficioso para todas las partes. Sin embargo, debo decir que tampoco soy partidario de la radicalidad, que sólo genera frenos y reticencias. Es lo que pasa con la prohibición de los alogenados o la demonización del gasóleo. No se trata de un todo o nada, sino de dar pasos hacia la mejora continua porque hay que actuar con urgencia ante el cambio climático, cuyos efectos ya podemos ver pero que van a sufrir en toda su magnitud nuestros nietos. Por eso es importante generar aliados en vez de detractores que frenen los avances.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra