x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Volkswagen

VW Navarra aspira a fabricar coches eléctricos antes de 2030 para garantizar su futuro

El presidente de la empresa, Emilio Sáenz, pretende compatibilizar su producción con vehículos convencionales

Foto de Emilio Sáenz señaló en Baluarte que las nuevas tendencias de la industria 4.0 están muy presentes en la logística.

Emilio Sáenz señaló en Baluarte que las nuevas tendencias de la industria 4.0 están muy presentes en la logística.

Actualizada 04/10/2019 a las 07:44
Etiquetas
  • C.L. Pamplona
A+ A-

El presidente de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz, no se anduvo el jueves con rodeos respecto al horizonte de la factoría automovilística de Landaben. “Con los tres modelos, tenemos el futuro garantizado para los próximos seis o siete años, pero vamos a vivir un periodo complicadísimo. Otras fábricas van a tener que despedir a un montón de gente, incluso del grupo Volkswagen. Y hablo de magnitudes superiores a mil personas por planta”, expuso durante su intervención en el XXIV Congreso de Calidad en la Automoción que se celebró en Baluarte. En un innegable contexto de “transición” hacia el coche eléctrico, Sáenz reclamó que se dejase “respirar” al sector para evitar que caiga en una espiral destructiva.

A medio plazo, el máximo responsable de Volkswagen Navarra manifestó su intención de convertir a Landaben en una “fábrica mixta”, concepto en referencia a la capacidad para producir simultáneamente coches con motor de combustión y eléctricos en las mismas instalaciones. Un objetivo que debería materializarse hacia 2028 o 2030, ya que, en caso de no lograrse, el futuro de la planta “sí estará en peligro”.

Sáenz, que se describió ante los asistentes al congreso como un directivo “de la vieja escuela” por su afán de supervisar a pie de cadena la calidad de la producción, explicó que uno de los retos inmediatos para las fábricas de automóviles en cuanto a la digitalización es conseguir que “todas las instalaciones hablen unas con otras”. En ese sentido, reconoció que las tendencias 4.0 se están aplicando en Landaben especialmente en la logística, un área clave para una factoría encargada de ensamblar tres coches diferentes en la misma línea. También mencionó el gran papel que está jugando el nuevo túnel de “visión artificial”, que saca 8.000 fotografías de cada carrocería tras la fase de pintado, para la detección y corrección de pequeñas imperfecciones. Un trabajo que antes se hacía “a ojo” y que variaba según el nivel de concentración de los operarios conforme transcurría la jornada. Gracias a este cambio, los defectos que pueden ser percibidos por los clientes “han desaparecido”.

EN CONTRA DE “LOS FIGURAS”

El presidente de Volkswagen Navarra calificó de “excelente” la cooperación establecida con el Gobierno foral “tanto en la anterior legislatura como en la actual”, un buen clima que extendió a su relación con Sodena, entidad pública con la que se está colaborando “de manera muy estrecha”, y con el centro tecnológico Naitec, con quienes están trabajando en “varios proyectos”. Durante su intervención en el XXIV Congreso de Calidad en la Automoción 4.0, Sáenz también destacó la importancia de cuidar el factor humano en el seno de las empresas y el cambio que ha supuesto en la relación con las plantillas: “El ordeno y mando pasó a la historia”.

Por ello, aseguró que Volkswagen Navarra busca que sus nuevos directivos y responsables de planta conjuguen la capacidad de trabajar en equipo y de desarrollar el orgullo de pertenencia a la empresa con la humildad en el trato personal. “Nunca me han gustado los figuras. Eso de dar gritos a un proveedor cuando ha cometido un fallo es inaceptable. Hay que abordar cualquier error que se detecte con el ánimo de buscar soluciones y ayudar”, afirmó ante los asistentes.

Una “zona de testeo” para coches autónomos y una fábrica de baterías

Dentro de los planes futuros para asegurar el futuro de Volkswagen Navarra expuestos por su presidente, Emilio Sáenz, mencionó que estaban trabajando en “acercar lo máximo posible” las baterías de cara a la fabricación de un futuro coche eléctrico. El máximo responsable de la factoría de Landaben planteó este objetivo tras desvelar que entre sus proyectos a medio plazo está convertir a la planta navarra hacia 2028 o 2030 en una “fábrica mixta” , es decir, adaptar sus instalaciones para compatibilizar la producción de coches con motor de combustión y eléctricos al mismo tiempo. Aunque en ningún momento concretó textualmente ese acercamiento de las baterías como una nueva fábrica, todos los presentes entendieron que se refería precisamente a eso. Sáenz no fue más allá sobre la ubicación de estas nuevas instalaciones, si podrían situarse en Navarra o una comunidad limítrofe, aunque expresó su deseo de que pudiera estar “aquí en Pamplona”. Casualidad o no, el consejero de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, mencionó el pasado 18 de septiembre ante el Parlamento de Navarra que el Ejecutivo foral estaba trabajando “para impulsar una iniciativa industrial en torno a las baterías”.

Por otra parte, Sáenz también adelantó que estaban trabajando con el Gobierno foral en el desarrollo del proyecto “Navarra, zona de testeo” en la que se pondrían a prueba los coches fabricados en Landaben y su conectividad. Asimismo, “en un futuro” esta “zona de testeo” también serviría para experimentar con los coches autónomos. En ese sentido, confesó que uno de sus “sueños” consistiría en lograr que “todos los vehículos autónomos del grupo Volkswagen” se probaran precisamente en Navarra. Este proyecto intentaría lograr los permisos legales que facilitaran la circulación de vehículos sin conductor experimentales por determinadas rutas de la red de carreteras de la Comunidad foral, algo que ya se está haciendo en otros lugares de Europa, Estados Unidos y Asia. En cualquier caso, lo que quedó claro de la exposición de Sáenz es que Landaben tendrá que acostumbrarse a los continuos cambios en la fabricación de coches. Así, frente a un pasado en el que sólo había que gestionar un cambio de modelo cada siete u ocho años, la factoría tendrá que lidiar en adelante con continuos lanzamientos de nuevos modelos y sus lavados de cara.
 

Te puede interesar

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra