Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
Presidente CEN

José Antonio Sarría: “Estamos poniendo en peligro el desarrollo industrial de Navarra; hay que bajar impuestos”

El presidente de los empresarios de Navarra está a punto de cerrar su segundo mandato al frente de la CEN. José Antonio Sarría todavía no desvela si optará o no a la reelección. En su análisis, censura a las formaciones que han roto el diálogo social

José Antonio Sarría Terrón ha estado dos mandatos (ocho años) al frente de la Confederación de Empresarios de Navarra.

José Antonio Sarría Terrón ha estado dos mandatos (ocho años) al frente de la Confederación de Empresarios de Navarra.

Actualizada 03/01/2019 a las 17:25
A+ A-

José Antonio Sarría Terrón apura los últimos días de su segundo mandato como presidente de los empresarios navarros preocupado por la deriva fiscal de la Comunidad foral. “Estamos poniendo en peligro el desarrollo industrial de Navarra; hay que bajar impuestos”, advierte. Afable y buen conversador, Sarría hace gala del espíritu conciliador que ha marcado toda su trayectoria profesional, desde que los gobiernos le llamaban para liderar reconversiones de todo tipo, como la de Papelera Navarra. Confiesa que lo más gratificante de los ocho años al frente de CEN ha sido poder ayudar a las empresas. Del actual Gobierno habla “con lealtad”, pero sin ocultar el malestar que le provoca el soporte parlamentario que le sustenta y al que responsabiliza del fracaso del diálogo social y de que el plan de empleo que prometía la creación de 20.000 empleos hasta 2019 no saliera finalmente adelante.


Había un mandato parlamentario para negociar el plan de empleo. ¿Cómo explica el fracaso?
Ni Podemos ni Bildu son partidarios de la concertación social y tampoco ELA y LAB la quieren. No es ninguna sorpresa. Todos han estado en contra del Consejo de Diálogo Social que no es un invento de Navarra y está en prácticamente todas las comunidades, también en el País Vasco.

El secretario general de UGT, Jesús Santos, llegó a manifestar que el cuatripartito se había comportado con ‘ambigüedad calculada’ en el ámbito del diálogo social. ¿Lo piensa también usted?
El Gobierno no ha tenido demasiado interés en enfrentarse con su soporte parlamentario y ha ido dando largas.

Entiendo que en CEN ya han tirado la toalla.
Las elecciones son en mayo. Sí, lo damos por perdido.

Para un hombre como usted, acostumbrado a llegar a acuerdos, ha debido ser frustrante.
Tanto como frustrante... Pero hubiera sido bueno haber contado con ese plan.

El plan prometía la creación de 20.000 empleos hasta 2019. ¿Hubiera cambiado en algo la situación del empleo de haberse firmado?
El plan hubiera obligado a destinar determinadas partidas a aspectos como las políticas activas de empleo y eso hubiera sido positivo. A lo largo del tiempo hemos venido desarrollando unos itinerarios de cualificación que ahora en el Servicio Navarro de Empleo no se van a llevar a cabo.

Tras el fracaso de ese plan, el Acuerdo Intersectorial de Navarra sobre Relaciones Laborales que renovaron en octubre con UGT y CC OO es lo único que queda en materia de concertación social.
Ese acuerdo procede del año 1995 y dio lugar a acciones muy importantes como el Tribunal Laboral. En su día participaron ELA y LAB, pero se fueron dando un portazo y en las sucesivas revisiones no les avisamos. La última se había hecho en 2013. Ahora lo hemos actualizado con muchos de los retos que tenemos: conciliación, salud laboral, productividad, competitividad, formación, que es fundamental.

¿Y la negociación colectiva?

La ponemos en valor y le damos mucho contenido porque consideramos que, tal y como la conocemos, salario, jornada y flecos, está muerta. Hay que nutrir, modernizar, actualizar, enriquecer esa negociación colectiva con temas nuevos. Las empresas de Navarra deben ganar en competitividad. ¿Cómo? Mejorando su capacidad de innovación, su creatividad y aumentando su productividad. Queremos convertirlas en lugares amables para trabajar. Desarrollar el orgullo de pertenencia. Tenemos que ser flexibles para que cuando vengan las vacas flacas no tengamos que despedir a gente sino utilizar la flexibilidad interna.

Uno de los sindicatos a los que antes hacía referencia, ELA, habla del acuerdo intersectorial como ejemplo de un modelo de concertación agotado.
Si es agotado hablar de conciliación, productividad, prevención de riesgos laborales y salud laboral… De agotado, nada.

Pero no deja de ser una declaración de intenciones…
Eso es cierto, pero también lo es la AENC.

¿Le preocupa que el Gobierno esté negociando con los sindicatos y al margen de la CEOE la reforma laboral?

Me preocupa y me parece inaceptable una reforma laboral que no tenga en cuenta a la CEOE. Pero lo que ha salido en prensa es más una filtración de CC OO que otra cosa.

Se habla de recuperar la ultraactividad de los convenios.
Estoy en contra de la ultraactividad.

¿Y la prevalencia de los convenios de empresa? ¿Qué le parece?

Nosotros somos partidarios de los convenios sectoriales, pero que se ofrezca a los negociadores la oportunidad de decidir hacer un convenio de empresa no me parece mal.

Como presidente de la comisión de formación de CEOE, ¿por qué no se está formando adecuadamente a los trabajadores?
La ley 30/2015 de formación para el empleo no funciona. Su objetivo era controlar para evitar irregularidades. Se puso en marcha como respuesta a ciertas incidencias que se habían producido en temas de formación que luego no se han demostrado. Pero esa ley ha sido un fracaso. En tres años han sobrado 1.500 millones del dinero procedente de la cuota empresarial.

Y no será porque no se necesite.
Desde luego que no. Nos estamos adentrando en una importante revolución cultural. Los trabajos repetitivos van a desaparecer porque los van a hacer máquinas que hay que aprender a manejar. La formación es fundamental y no se ha hecho. Los organismos internacionales, desde la ONT a la UE, están diciéndole a España que tiene que hacer formación.

Un informe de BBVA Research advertía hace unos días sobre el elevado número de vacantes en Navarra. ¿Es tan grave la situación?
A nivel nacional, el 55% de las empresas tienen trabajadores que no encuentran y, en Navarra, probablemente el porcentaje sea mayor más porque tiene una especialización industrial más alta. Hace unos días vinieron a la CEN 15 empresas, grandes y pequeñas, porque necesitan matriceros y no los encuentran. Los electricistas me dicen lo mismo.

Algo se habrá hecho mal.
No se ha orientado bien la formación profesional. Hay un estudio de la UE que dice que de aquí al año 2025 la gran mayoría de los trabajos que se van a necesitar van a provenir de las escuelas de formación profesional. Si analizamos el desglose de jóvenes con titulación superior, con FP o con grado elemental, vemos que en grado superior estamos al nivel de Alemania, pero, sin embargo, tenemos muchos trabajadores en grados elementales que debemos sustituir por gente de FP.

¿Ha sabido Navarra aprovechar los años de bonanza económica?
No lo suficiente. Tenemos un sistema tributario que perjudica la llegada de empresas. Las compañías han crecido y están en mejor situación, pero ha sido fundamentalmente por su esfuerzo y por los vientos de cola que han llegado: la bajada de precios de las materias primas, los bajos tipos de interés… Si hubiéramos hecho una política fiscal más adecuada, las empresas que se han ido de Cataluña hubieran venido aquí. Pero no lo tenemos y ahora es mejor irse a Madrid que venir aquí.

Desde Hacienda foral aseguran que los cambios que se han llevado a cabo apenas han elevado la presión fiscal.

Los informes de Hacienda foral dicen que se ha perdido patrimonio. Las empresas no tienen ruedas. Es difícil que se marchen, pero no vienen y, si piensan en ampliar, a lo mejor resulta que amplían en otro sitio. Pero los patrimonios sí se van. Y, cuando lo hacen, se va también el IRPF y se va la posibilidad de más impuestos municipales.

¿No está de acuerdo entonces con que no se haya elevado apenas la presión fiscal?
Navarra tiene uno de los peores sistemas tributarios de España. Vamos a decirlo claro. ¿No ha notado todo el mundo que está pagando más IRPF?

¿Cree que el acuerdo programático le pasará factura al Gobierno?
Eso depende de cada uno. El padre de familia al que le han subido los impuestos dirá que se lo tiene que pensar. La señora a la que le están diciendo que no le van a devolver lo tributado por las prestaciones de maternidad también se lo pensará dos veces. Hay mucha gente afectada y cada uno hará lo que considere conveniente.

¿Se esperaba más del actual Gobierno?
Es que tiene un soporte parlamentario muy complicado. Si un gobierno con cuatro partidos ya es difícil, si además son partidos radicales de izquierda, no el PNV pero si los demás, todavía más. Y si también se suman demandas nacionalistas… Cuando hablo con ellos me dicen ¡y lo que he tenido que parar! Volviendo a lo de antes, fiscalmente somos un desastre

¿Es lo que más preocupa a los empresarios, entiendo?
Es que no vienen empresas y se van patrimonios. Con los PPI (planes de promoción industrial), Navarra consiguió p asar de ser una comunidad agrícola, de funcionarios, de curas… a ser una comunidad próspera y con un importante desarrollo industrial. Lo fue construyendo poco a poco, pero también se pierde. Estamos poniendo en peligro el desarrollo industrial de Navarra. Tenemos que bajar los impuestos

¿Y las infraestructuras?
Más de lo mismo. Hay que generar primero para luego repartir. Si solo repartimos, secamos la fuente y no habrá generación, como les ha ocurrido a todos los países radicales de izquierdas. ¿Qué pasó en Venezuela? ¿Qué pasa en Cuba? La izquierda radical a lo largo de la historia nunca ha sido capaz de sacar un país rico. ¿Qué hacen los chinos? Todos los sistemas son imperfectos, pero hay unos más imperfectos que otros.

¿Cómo es su relación con el Gobierno?
Tengo que tener buena relación con el gobierno siempre. Represento a los empresarios. Tengo que ser leal y cortés, en la discrepancia y en el acuerdo. Intentar llegar a acuerdos, no tirar la toalla, seguir presionando. Es lo que hago. Algunas veces lo consigo y otras no.


Los presupuestos para 2019 no los han valorado con mucho agrado.

Nos parecen optimistas en el ingreso. La deuda sigue creciendo. Es una herencia que le estamos dejando a las generaciones futuras. El capítulo uno ya ha llegado a ser el 31,25% del presupuesto. Y, mientras tanto, el área de desarrollo económico no solo no crece sino que decrece, un 1,2%.

Cuando su nombre sonaba como futuro presidente de la CEN allá por el año 2009, decía que sería un orgullo. ¿Qué balance hace de estos años?
Me he pasado toda la vida en el mundo de la empresa, he vivido situaciones muy complejas y con esa experiencia adquirida a lo largo de los años, poder ayudar a los empresarios era una oportunidad magnífica. Ocho años después puedo asegurar que ha sido un orgullo estar aquí.

¿Con qué se queda?
Me quedo con haber podido ayudar a las empresas, con haber vivido con ilusión la recuperación económica y la generación empleo.

Tras el relevo en CEOE, en pocas semanas le tocará a la CEN. ¿Está ya en disposición de confirmar si optará, o no, a un tercer mandato?
Todavía estamos jugando con la fecha. Es posible que sea a principios del año que viene. Sobre mi relevo, no voy a dejar esto en manos de una persona que me parezca que no suscita consenso. Si la hay, estaré encantado de marcharme. Ya dije que quería estar solo ocho años.

¿Hay candidatos?
Hay candidatos no oficiales que tienen cierto interés, pero todavía no está claro.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra