Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

EMPRESAS

Danosa cierra su planta de Tudela y traslada su actividad a Guadalajara

Ha ofrecido el traslado a sus 22 empleados y alcanzado un acuerdo económico para el despido de quienes no se desplacen

Foto de la planta de Danosa en el polígono industrial de Las Labradas de Tudela.
Un imagen de la planta de Danosa en el polígono industrial de Las Labradas de Tudela.
Actualizada 16/10/2017 a las 10:27

La compañía Danosa, especializada en sistemas integrales para la construcción sostenible, cierra su planta de Tudela, dedicada a la fabricación de material de aislamiento térmico y que cuenta con una plantilla de 22 trabajadores, dos años después de su implantación en la capital ribera.

Miguel Muñoz, responsable de negocio de aislamiento de la compañía, explicó que se va a trasladar la actividad de esta planta a las instalaciones centrales de Danosa, situadas en Fontanar (Guadalajara) con “la estrategia de maximizar eficiencia”.

“Ha habido una caída en la producción y, cambiando de ubicación, buscamos sinergias en la zona central de la Península, en nuestras instalaciones centrales, donde se mejora la eficiencia”, señaló, al tiempo que añadió que el traslado definitivo se realizará hacia final de año. “Ahora está la producción prácticamente parada, aunque las instalaciones de Tudela siguen como central de suministro de material ya fabricado”, afirmó. Añadió que ahora, la idea de la empresa es poner a la venta la planta de la capital ribera, situada en el polígono industrial de Las Labradas y que cuenta con una extensión de 25.000 metros cuadrados.

Como se recordará, Danosa compró en julio de 2015 la fábrica de poliestireno extruído (XPS) -material para el aislamiento térmico- que la empresa química alemana Basf tenía en la planta que ahora ella ocupa. Una compra que se produjo tres meses después del cierre de Basf Tudela y del despido de sus 23 empleados. Como anunció entonces Danosa, la pretensión con esta adquisición era afianzar su posición de liderazgo en el sector en España y Portugal al triplicar su capacidad de producción en materiales para el aislamiento térmico, una de sus principales líneas de negocio, y seguir impulsando su estrategia de expansión.

“Desde el inicio ya se pensó que la planta de Tudela iba a ser temporal. Era una forma de aprovechar las instalaciones que había de Basf y de poner en marcha esta línea de negocio en España, que era la única porque hasta entonces sólo teníamos otra igual en Portugal. Ahora lo que se hace es centralizarla en las instalaciones de Guadalajara, que es algo más eficiente”, señaló Miguel Muñoz, al tiempo que consideró que “para nosotros no es una sensación de decepción cerrar dos años después de haber comprado Basf, sino una mejora para buscar la máxima eficiencia y rentabilidad”.

TRASLADOS O DESPIDOS

Por lo que se refiere a los 22 trabajadores -4 de ellos de la antigua Basf-, señaló que “se ha ofrecido a la plantilla el trasladado a Guadalajara, porque nos hubiera gustado seguir contando con toda al completo ya que su respuesta e implicación durante este tiempo ha sido absoluta”. Reconoció que será en este mes cuando se cierre definitivamente el número de personas que acepten el traslado. No obstante, indicó que “serán menos de la mitad”.

Para los restantes se ha negociado sus despidos. Muñoz comentó que se ha llegado a un acuerdo económico para la rescisión de los contratos “superior al mínimo que marca la ley, y prácticamente todos los que no van a ir a Guadalajara ya han encontrado otro empleo”. “Hemos llegado a un acuerdo con los despidos con una incentivación económica y ellos mismos han conseguido reubicarse en otros empleos. Además, al personal que teníamos temporal se le hizo fijo para que tuvieran mejores condiciones en el despido”, añadió.

Trabajadores consultados por este periódico explicaron que el acuerdo para los despidos ha sido de 20 días por año trabajado más una paga de un mes. Las mismas fuentes afirmaron tener constancia de que son dos las personas que han aceptado el traslado. Reconocieron que a algunos empleados les hicieron fijos para mejorar las condiciones del despido. Respecto a la afirmación de Muñoz de que desde el inicio se pensó que la planta de Tudela iba a ser temporal, indicaron que “al principio” se lo habían dicho por lo menos a algunos trabajadores.

 

Datos de interés

En Las Labradas. Basf inició su actividad en el polígono de Las Labradas de Tudela en 2003. Su plantilla, compuesta por 23 trabajadores, inició en diciembre de 2014 una serie de movilizaciones, quejándose de falta de información sobre la posible venta de la planta y pidiendo garantías de futuro, que desembocaron en una huelga indefinida. En marzo de 2015 dirección y plantilla llegaron a un acuerdo para el cierre de la planta y el despido de sus empleados.

Compra de Danosa. La compañía Danosa compró la fábrica tudelana de Basf en julio de 2015 -3 meses después de su cierre-. Como informó entonces esta empresa, la intención de esta operación era afianzar la posición de liderazgo de Danosa en su sector en España y Portugal al triplicar la capacidad de producción en materiales para el aislamiento térmico, una de sus principales líneas de negocio.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE