Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tráfico

Arantza restringe el paso de vehículos hasta la cascada de Putzu Beltz

Se permite el tránsito, de unos 5 kilómetros, a los coches de vecinos o que lleven menores de 6 años o mayores de 70

Imagen de la cascada de Putzu Beltz, en el término municipal de Arantza
Imagen de la cascada de Putzu Beltz, en el término municipal de ArantzaCedida
Publicado el 16/09/2021 a las 06:00
La localidad de Arantza se une a la nómina de municipios navarros con medidas de control al tráfico rodado en las proximidades de puntos de atracción turística. Desde este miércoles, con la entrada en vigor de una ordenanza, se prohíbe el tránsito de vehículos a motor por los senderos que desembocan en la cascada de Putzu Beltz. La distancia de algo más de 5 kilómetros deberá realizarse a pie desde el casco urbano donde se dispone de aparcamiento.
La ordenanza reguladora del los pasos a la cascada - desde el cruce de Osiña Karrika con Larreta Karrika (situado al lado del albergue “Aterpe”) dirección al barrio de Azkilarrea y Aientsa; y el camino vecinal desde el cruce de Salbatore Karrika con el edificio del Consultorio Médico, dirección barrio de Azkilarrea- admite excepciones.
Estará permitida la circulación a empadronados o con vivienda habitual en la localidad, así como a los hospedados en alguna de las casas rurales de los barrios de Azkilarrea o Aientsa. Los propietarios de terrenos o bienes en ambos tendrán expedito el camino. No habrá inconveniente alguno para aquellos vehículos que transporten a menores de 6 años o mayores de 70. “Tener una discapacidad acreditada superior al 33% o demás causas justificadas, tales como motivos laborales, salud, etc”, es otro justificante válido.
Los casos que no se adapten a ninguna de las excepciones e incumplan la medida establecida serán objeto de sanción, variable entre 50 y 300 euros. Si el pago se efectúa en un plazo no superior a quince días, la multa se reducirá a la mitad.
LAS RAZONES DE LA REGULACIÓN
Tal y como explicó ayer el alcalde, David Iturria (EH Bildu), “han comenzado a verse algunos días coches en los caminos. Y hemos visto que se aparcaba en parcelas privadas sin que hayamos tenido quejas de los baserritarras”. El primer edil señala el interés del Ayuntamiento de anticiparse a una saturación en los accesos a un rincón natural atractivo. “Queremos adelantarnos para favorecer un tipo de turismo sostenible y respetuoso con el medio ambiente”, señaló. Para que se pueda cumplir tal propósito recuerda la existencia de un aparcamiento en la entrada del pueblo en el que los turistas pueden aparcar para luego ir caminando hasta su destino de interés. Con tal planteamiento, el consistorio pretende reducir la circulación rodada por el casco urbano de calles angostas en algunos tramos. En segundo lugar, la solución puede redundar en beneficio del consumo local en la hostelería y comercio con los visitantes que se desplacen a pie.
La regulación establecida en el pueblo de Cinco Villas es similar a la aplicada en Erratzu o Amaiur, dentro del valle de Baztan. En ambos casos, con una experiencia en Semana Santa repetida en verano, los visitantes han de aparcar en los parkings de entrada a su núcleo residencial. La novedad introducida este verano vino dada por la reserva a través de una plataforma de internet para asegurarse una plaza donde dejar el coche.
Así como el pueblo de Amaiur, con su castillo y centro de interpretación habilitado, es punto de interés, Erratzu ofrece en su barrio de Gorostapolo el atractivo de la cascada de Xorroxin.
En este caso en concreto, responsables locales consensuaron el Ayuntamiento de Baztan un mecanismo de control ante los problemas que hallaban vecinos a la hora de acceder a sus viviendas.
Coches aparcados junto a su puerta bloqueaban su salida con la imposibilidad de recurrir a sus propios vehículos para desplazarse.
volver arriba

Activar Notificaciones