Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Carnavales Navarra

Ituren y Zubieta suspenden los carnavales por la crisis sanitaria

Los ayuntamientos piden esos días evitar celebraciones y no acudir a los pueblos

Foto de los joaldunak de Aurtitz y Zubieta en el puente de Latsaga, en la edición pasada.
Los joaldunak de Aurtitz y Zubieta atraviesan el puente de Latsaga, en la edición pasada.
Actualizada 01/12/2020 a las 06:00

Los plenos de los ayuntamientos de Ituren y Zubieta coincidieron la semana pasada en su decisión de suspender los carnavales de finales de enero como medida preventiva para atajar la propagación de la pandemia. Lo hicieron con ajuste al criterio que motivó la cancelación de las fiestas patronales y otras celebraciones, como informan en un comunicado conjunto: “Vista la situación sanitaria actual se ha visto necesario suspender una celebración que atrae y junta a tanta gente”.

El anuncio de suspensión es dirigido de manera expresa a los habitantes de ambos términos, incluido el barrio de Aurtitz que participa en la expresión sonora de los joaldunak el último lunes y martes de enero, así como a las personas que tenían previsto acudir esos días en condición de visitantes. El mensaje elaborado busca la complicidad del vecindario para abstenerse de celebraciones así como de los foráneos desde la conveniencia de evitar esos días acercarse a sus núcleos urbanos. La doble petición está unida por el mismo fin de la prevención de aglomeraciones, que acaben convirtiéndose en foco propagador de la pandemia.

Los carnavales de Ituren y Zubieta transforman a finales de enero ambas poblaciones en centros de admiración de multitud por la atracción que despierta la manifestación sonora de los joaldunak. La acústica de los cencerros colgados a sus espaldas produce un efecto hipnótico en las dos jornadas de hermandad, a orillas del río Ezkurra. A medio camino en los poco menos de 4 kilómetros de recorrido, el barrio de Aurtitz se erige en parada obligada en la que reponer fuerzas para continuar el camino. Las huellas de la historia orientan a los joaldunak. El puente de Latsaga de 1744 conduce su paso.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE