Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Día de la Cueva de Ikaburu

Urdax sí celebra el día de sus cuevas

Este sábado tuvo lugar en Urdax el ya tradicional Día de la Cueva de Ikaburu, donde algo más de 200 personas visitaron las estalactitas y estalagmitas de las cuevas, para las que fue necesario apuntarse, en modo online, para acudir

Foto de un grupo de visitantes atiende las explicaciones del guía en las cuevas de Urdax.
Un grupo de visitantes atiende las explicaciones del guía en las cuevas de Urdax.
  • Xabier Pita
Actualizada 19/07/2020 a las 06:00

A causa de la crisis del coronavirus, la localidad navarra de Urdax se ha visto obligada a cancelar alguno de los actos que celebra el municipio y que congrega a gran número de visitantes. Es el caso del Día del Hierro o el universo de la pelota, que deberán cancelar sus próximas ediciones. No ocurrió lo mismo este sábado con el Día de las Cuevas, porque según el alcalde de Urdax, Ignacio Ariztia, era un entorno fácil de controlar y al aire libre. Sobre las demás citas que llenan el calendario, aseguró que deberán celebrarlas de un modo “más local”.

Ayer sábado este día celebró su sexta edición. Una jornada en la que el sol y la buena temperatura animó a decenas de familias y visitantes a acudir a esta sexta edición, para conocer en profundidad estas cuevas, y disfrutar de las actividades organizadas a lo largo del día.

Y como novedad este año, habían reforzado la seguridad del evento ante la situación sanitaria. Para ello pusieron en marcha la reserva digital de visitas a la cueva, que se completaron después de que se apuntasen a ellas alrededor de 200 personas. Y donde antes podían acceder 25, ahora son solo 15 las personas que pueden entrar en cada grupo, apuntaba el alcalde. Ariztia comentaba que el cierre de fronteras ha sido la parque que más ha afectado a la zona, pues Urdax se localiza justo en la frontera, y son los visitantes galos los principales clientes en comercio y hostelería de la zona. “En Urdax siempre tenemos algo que ofrecer, pero este año va a ser más modesto”, decía sobre esta temporada de verano algo “atípica”.

La cueva invitaba a los visitantes a descubrir las construcciones de estalactitas y estalagmitas, gestadas durante miles de años y escondidas en su interior. Esta era una de las curiosidades que más sorprendían a quienes salían de las galerías de la cueva. Carles Curt, natural de Badalona, acababa de disfrutar de una de las visitas organizadas: “Me ha parecido muy interesante, no me imaginaba que el agua pudiese hacer unas formas tan increíbles”. Y es que una estalagmita de dos metros puede tardar hasta 2.000 años en crearse. Curt se preguntaba curioso por cómo fue la experiencia de encontrarse estas formaciones para la primera persona que las descubrió, ya que ahora el camino estaba muy marcado y no era difícil seguirlo. De la misma forma, aseguró que le parecía muy interesante una de las explicaciones que daba el guía de la visita, pues contaba de unos pequeños seres, con pies de pato, que habitaban la cueva (una especie de espíritus) y que solo podías escuchar si estabas en suficiente silencio.

LOS VISITANTES

Junto a catalanes, los turistas procedentes de Madrid y Francia son los que más se acercan a visitar este enclave natural. Es el caso de Alicia Tercero, que tenía planteado visitar esa mañana Zugarramurdi. Con una semana por delante de vacaciones en el valle, ya les había dado tiempo a visitar la cascada de Xorroxín y Elizondo. Por la parte francesa, Sagreette, venida desde Pau, almorzaba junto a su marido en un merendero. Hospedados en Sara, explicaba que les había gustado mucho el sitio, aunque no había encontrado hueco para entrar a la cueva: “La próxima vez”, decía. Jose Ángel, que acudía junto a un grupo de amigos desde Vitoria, se sorprendía al enterarse de la celebración del Día de la Cueva, pesea que ya había reservado su entrada por internet. “Hemos venido a pasar el día, y queríamos conocer el sitio”, admitía. Durante la mañana Iñaki Líbano, presidente de Arqueología Elkartea, impartió un taller en el que demostraban las técnicas de vida prehistóricas. Extendido a lo largo del suelo, las diferentes herramientas que se empleaban en la prehistoria para cazar. Allí se podían encontrar desde bifaces, rocas o armas. Además, los asistentes pudieron disfrutar de una exhibición sobre cómo realizar fuego con dos rocas, tal y como se hacía antaño.Quienes se aceraron a la tarde, pudieron disfrutar de demostraciones de txalaparta, además de un taller de magia.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE