Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Mancomunidad

La tasa de basura en la Ribera subirá un 6,76%, llegando a los 152,45 €

Ferrer dijo que el aumento es de la parte de la factura del Consorcio de Residuos e impuesto del Gobierno foral, ya que la de la Mancomunidad se congela

Ampliar Asistentes a la asamblea de la Mancomunidad de la Ribera celebrada ayer en Tudela
Asistentes a la asamblea de la Mancomunidad de la Ribera celebrada este lunes en Tudelablanca aldanondo
  • Diario de Navarra
Publicado el 20/12/2022 a las 06:00
Los vecinos de la Ribera pagarán un 6,76% más en 2023 de la tasa de recogida de basura, que pasará de los 142,80 euros abonados este año a 152,45. Un incremento que se produce en las partes del recibo correspondientes al Consorcio de Residuos -tratamiento de residuos- y del impuesto de eliminación de vertidos del Gobierno de Navarra, toda vez que la de la Mancomunidad de la Ribera no se incrementa, al igual que ocurriera el año pasado. De este modo, la parte de la tasa de la entidad, correspondiente a la recogida, se mantiene en 63,09 euros, mientras que la del consorcio asciende de 71,04 a 77,63 euros, y la de eliminación de vertidos de 8,67 a 11,73 euros.
El presidente de la Mancomunidad de la Ribera, Fernando Ferrer, defendió este lunes la congelación de la parte de esta tasa de la entidad “porque creemos que es el momento de hacer este esfuerzo”. Consideró que “el recibo se debería partir en tres partes, porque la Mancomunidad solo controla la de la recogida, pero tiene la obligación de poner los incrementos de las otras dos, que no dependen de la entidad”. En este sentido expuso que de 2006 a 2023, el aumento de la parte de la tasa de la entidad que dirige ha sido del 5,15%, mientras que la del Consorcio de Residuos ha subido un 343,6% y la del impuesto de eliminación del Gobierno foral un 169,04%.
Ferrer realizó estas afirmaciones en la asamblea que celebró la Mancomunidad de la Ribera en la que aprobó, con los votos a favor de NA+ , la abstención de PSN y ACI y en contra de I-E e IU, su presupuesto para el próximo ejercicio, que asciende a 17.663.625 euros lo que supone una subida de un 10% respecto a los 16.009.725 euros de 2022. Unas cuentas que destinan a inversiones 195.000 euros, un 27, 09% menos que este año. Algo que atribuyó a que “hemos invertido bastante este año, como 750.000 euros en compra de contenedores de materia orgánica y estamos con el concurso para la compra de 7 nuevos camiones”, con un coste de 1,9 millones y que, una vez adjudicados, serían entregados “en un plazo de 450 días como máximo, aunque me gustaría que fuera antes”.
Añadió que algunas inversiones de 2022 “pasarán a 2023”. Citó, además de los camiones, una nave para tratamiento de materia orgánica, dos básculas de pesaje, o una solera de hormigón en el vertedero El Culebrete, entre otras.
Por otra parte dijo que Ablitas se ha adherido al servicio de limpieza mancomunado y que se va ampliar el mismo en Ribaforada y Fustiñana.
INVERSIONES "ESCASAS"
La edil de Ribaforada Elena Sancho (PSN) justificó la abstención de su grupo al presupuesto en la “falta de participación” en el mismo, ya que “informar no es participar”. Añadió que las inversiones “son necesarias porque llevamos tres años que no tenemos contenedores y este verano nos han tenido que dejar otras mancomunidades”, algo de lo que, según dijo, no se habían enterado por Ferrer. Añadió que “se ha perdido una subvención este año” para el centro de recogida de animales (lazareto) de la Mancomunidad. Y criticó que no haya partida para “por lo menos, elaborar el pliego del servicio de recogida y selección de tratamiento de basuras”.
El alcalde de Castejón, David Álvarez, consideró “insuficientes y muy escasas” las inversiones y calificó de “nula” la participación en el presupuesto. “Hay que mejorar la limpieza de las paradas de los contenedores y de los propios contenedores”, expuso.
Félix Bienzobas, edil de ACI de Corella, consideró que “si no subimos tasas, no creo que nos den el mismo servicio por menos dinero”, algo que compartió Álvarez porque “con ello se pierde capacidad de inversión”. “No me suele gustar el acto populista de no subir tasas porque hay que seguir prestando y mejorando el servicio”, dijo Bienzobas, y señaló que hay “un número demasiado importante de contenedores rotos, lo que repercute en la imagen que se da de la recogida de basuras, que es penosa”. Respecto al lazareto, consideró que “no funciona, por lo menos cuando más falta hace”. Pidió, respecto al servicio que se va a implantar en Tudela de retirar durante el día los contenedores del Casco Antiguo, “que esa oferta se debe a hacer a todos los municipios de la Mancomunidad porque Corella está interesado”.
Olga Risueño, edil de I-E en Tudela, también echó de menos en estas cuentas una inversión en el centro comarcal de atención de animales y las “pocas inversiones” recogidas. Señaló que “se ha pasado una legislatura sin abordar un tema muy serio como el nuevo pliego del sistema de recogida de basura”.
Respecto al centro de animales, Ferrer esperó tener “buenas noticias del Gobierno de Navarra” sobre el mismo tras Navidad. Sobre la menor cuantía de inversiones insistió en que “la Mancomunidad hace el esfuerzo en no subir la tasa de basura y el servicio va a seguir siendo similar”. Consideró que sería “muy buena idea” que el remanente del Consorcio de Residuos, que cifró en más de 11,7 millones de euros, “llegue a las Mancomunidades”. Y sobre el servicio del Casco Antiguo de Tudela dijo que “hemos atendido a una solicitud y lo ofrezco a las localidades”.
Álvarez y Bienzobas preguntaron si se han solucionado las quejas con el servicio de recogida de vidrio. El gerente, Fermín Corella, dijo que “algo ha mejorado” después de que Ecovidrio, que tenía subcontratada a una empresa, haya cambiado a otra.

Un total de 100.000 euros para la compra de nuevos contenedores

El capítulo de inversiones del presupuesto de la Mancomunidad de la Ribera aprobado ayer para el próximo año asciende a un total de 195.000 euros, frente a los 267.451 del actual ejercicio, lo que supone un descenso del 27,09%. Son para la mejora de instalaciones de los vestuarios del vertedero de El Culebrete (5.000 euros); maquinaria, instalaciones técnicas y utillaje (9.000); implantación de herramientas de gestión administrativa (40.000); mejora de la gestión de los residuos mediante la instalación de sistemas de gestión de posicionamiento (10.000); equipamiento informático (25.000); inversiones en áreas de aportación (6.000); y, la más elevada, para la adquisición de contenedores, a lo que se destinarán 100.000 euros con el fin de renovar el parque actual, que en estos momentos se encuentra muy deteriorado, y para cubrir los eventuales siniestros que se vienen produciendo (quemas y roturas).

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora