Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiestas 2022

Primer encierro con toros de la corrida en Cintruénigo

Se trata de la primera vez que Cintruénigo acoge una carrera con este tipo de astados, que se saldó con dos heridos leves

Ampliar La manada toma la curva para dirigirse a la plaza de toros en el encierro del jueves en Cintruénigo
La manada toma la curva para dirigirse a la plaza de toros en el encierro del jueves en CintruénigoALFONSO RINCÓN
  • VICKY BLANCO
Publicado el 08/09/2022 a las 18:40
Fueron 2 minutos y 23 segundos para la historia. Ese fue el tiempo que duró ayer el primer encierro celebrado en Cintruénigo con toros de la corrida. 2 minutos y 23 segundos de pura adrenalina protagonizados por los astados de la ganadería La Castilleja, de Córdoba, que dejaron dos heridos leves: uno por una contusión en la rodilla y otro con una herida en la mano.
Numerosos vecinos y visitantes se apostaron por distintos puntos de un recorrido que, a lo largo de 600 metros, partió desde los corrales ubicados en la calle General Polavieja para pasar por Barón de la Torre, plaza Capuchinos y calle Frailes, antes de llegar a la plaza de toros.
El inicio de la carrera, previsto para las 8 horas, se retrasó 13 minutos para proceder al desalojo de algunos vallados privados y, de este modo, poder cumplir la normativa establecida para este tipo de encierros.
UN TORO REZAGADO
Los primeros en salir del corral fueron los 4 mansos, a los que siguieron de cerca los 6 toros cordobeses.
Pocos metros más adelante, las reses se unieron en manada a excepción de un bravo que quedó rezagado. Este fue el astado que mayores momentos de tensión generó en la carrera subiéndose en varias ocasiones a la acera del recorrido y poniendo en peligro a varios de los mozos participantes.
Afortunadamente, los intentos por alcanzar a algún corredor protagonizados tanto por este toro y como por algún otro de la manada se quedaron en embestidas y derrotes, ingresando las reses en los toriles del coso cirbonero sin mayores incidencias que los ya mencionados heridos leves.
Minutos antes del encierro tuvo lugar el encierrillo, en el que las reses completaron el recorrido a la inversa.
En él, uno de los toros fue protagonista en la calle Barón de la Torre, cuando se subió a la acera y su asta se enganchó en un vallado particular llegando a chocar contra la pared.
Durante unos segundo el toro quedó aturdido en el suelo para, posteriormente, levantarse y continuar a distancia de sus hermanos el trayecto de lado a lado de la calle.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE