Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Actuación

Vecinos del Casco Viejo de Tudela piden actuar urgentemente en edificios “ruinosos”

Alertan sobre la situación de muchos y recuerda un informe de 2019 que decía que 335 de los 1.230 que hay “agonizan”

Ampliar DERRIBO INMINENTE DEL EDIFICIO DE LA CALLE RÚA. El edificio de la calle Rúa, nº 14 sufrió un derrumbe hace unos 3 meses que obligó a desalojar a sus 6 residentes. El 25 de diciembre hubo dos más y, esta vez, se desalojó a 7 vecinos de edificios colindantes. Fue declarado en ruina y se espera que hoy comiencen los trabajos para su derribo
DERRIBO INMINENTE DEL EDIFICIO DE LA CALLE RÚA. El edificio de la calle Rúa, nº 14 sufrió un derrumbe hace unos 3 meses que obligó a desalojar a sus 6 residentes. El 25 de diciembre hubo dos más y, esta vez, se desalojó a 7 vecinos de edificios colindantes. Fue declarado en ruina y se espera que hoy comiencen los trabajos para su derriboARCHIVO
Publicado el 13/01/2022 a las 06:00
Una actuación urgente. Esto es lo que pide la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo de Tudela al Ayuntamiento ante el estado “ruinoso” de numerosos edificios de esta zona de la ciudad y que, en estos últimos meses, se ha hecho más visible, sobre todo, con el derrumbe parcial de uno de ellos entre la calle Rúa y la plaza Yehuda Ha Levi o desprendimientos en varios más.
Con esta intención, la entidad ha presentado una propuesta a los grupos municipales del Ayuntamiento, que lleva el formato de moción para que pueda ser debatida y aprobada en pleno.
Y es que los vecinos recuerdan precisamente los últimos problemas en varios edificios, algo que consideran que “evidencia” la necesidad urgente de actuar por parte del Ayuntamiento para evitar un mayor deterioro y el consiguiente peligro para las personas.
En su propuesta, la asociación hace referencia a un estudio de 2019 que concluyó que un 27% de los 1.230 edificios censados en el Casco Antiguo (335) “agonizan en una situación terminal”. “Se encuentran ruinosos , degradados o con necesidad de renovación”, dice citando el propio informe. “Añade que muchos de ellos ya estaban en esta misma situación de abandono hace 23 años (entorno del Huerto del Rey, calles Guerreros y Caldereros, San Miguel, Cortadores, fincas deterioradas en Yeseros, Cortes, entorno de Huerfanicos...), por lo que la degradación urbanística está extendida y generalizada. Y viene de 30 años de abandono, por lo menos”, asegura.
Al mismo tiempo, recuerda que de los 1.230 edificios existentes, 1.115 tienen una media de 167 años de antigüedad (de entre 1800 y 1940) y 114 están sin fecha de edificación.
La asociación también hace referencia a que en 2013 se acometió una campaña para acabar con una plaga de termitas que se detectó en 49 edificios, de los que 15 necesitaban actuaciones urgentes para mantener las vigas, 5 inmuebles municipales necesitaban ser derribados y otros 3 precisaban de una actuación integral para su mantenimiento y “salvarlos de la ruina total”.
DESCENSO DE POBLACIÓN
Pero la entidad no se limita al estado de los edificios, sino que incide en la situación de la población que reside en esta zona de la ciudad. Concreta que en 2019 vivían 4.075 personas, “400 menos que 10 años antes y 800 menos que en 2001”. “Estudios sociológicos distintos en el tiempo han coincidido también en la menor capacidad económica, formativa y laboral, al igual que de una edad media más alta que en otras zonas de Tudela en mejor situación habitacional”.
Y añade que ambos aspectos, el del estado de los edificios y el descenso de habitantes, están relacionados. “A menor población, menor mantenimiento de los edificios existentes. Si la Administración municipal no interviene con carácter de urgencia, de manera continuada e intensa, en 20 años habrá desaparecido la mitad de su población y declarada en ruina la mitad de las construcciones”, asevera.
CINCO PROPUESTAS
A partir de ahí, la asociación concreta las propuestas que ha presentado ya oficialmente en el Ayuntamiento. La primera reclama al consistorio que analice los estudios existentes sobre la situación de edificios y población para aprovechar sus conclusiones, ya que “la urgencia de la situación de deterioro exige actuaciones rápidas y continuas”.
Al mismo tiempo, incide en la realidad socioeconómica de la zona para que el Ayuntamiento facilite y apoye actuaciones privadas con subvenciones “más significativas y motivar así la rehabilitación”.
Un tercer punto reclama, precisamente, habilitar partidas económicas. “El Ayuntamiento deberá dedicar una cuantías importantes durante los próximos 5 años para conseguir la recuperación progresiva de las zonas más depauperadas”, dice, al tiempo que recuerda que en 2018 todos los grupos apoyaron una propuesta de la asociación por la que se comprometieron a destinar 500.000 € anuales a mejorar el Casco Antiguo.
Lo que también pide es un “trato preferente” para la zona al concentrar patrimonio, turismo, administración y ocio, e insiste en que el Ayuntamiento promueva actuaciones de rehabilitación urbana por su cuenta, no solo en colaboración con el Gobierno foral u otras instituciones.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE